Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Diarrea bacteriana o viral, la diferencia está en el origen

Jueves 20 de marzo del 2014, 09:33 am, última actualización.

Caracterizada por un aumento en la frecuencia y disminución en la consistencia de las evacuaciones, la diarrea es un trastorno que la mayoría de las personas ha experimentado. Cuando el origen de esta alteración gastrointestinal es infeccioso puede ser viral, bacteriana o parasitaria y, de no atenderse, puede llevar a ladeshidratación y/o desnutrición.

Diarrea por Bacterias, Diarrea por Virus

Causas de la diarrea infecciosa

El problema comúnmente inicia al consumir agua o alimentos contaminados con heces fecales o estar en contacto con alguna persona que tiene diarrea y no se lava bien las manos tras una evacuación puede ser causa de contagio.

El manejo de la diarrea va encaminado a prevenir la deshidratación del paciente, donde tienen un papel importante el consumo de líquidos acompañado de un antidiarreico como LOMOTIL®, el cual, disminuye la pérdida de líquidos, para que el cuerpo pueda recuperarse con mayor rapidez.

Diarrea viral, de la mano de la gastroenteritis

La gastroenteritis viral es ocasionada por un virus; el paciente presenta heces líquidas, en general abundantes, sin sangre, moco o pus, y no hay presencia de fiebre.

En general, los síntomas empiezan 1 a 2 días después del ingreso del virus al organismo, y puede durar 1 a 10 días, dependiendo del agente infeccioso que la originó, entre los que destacan:

  • Rotavirus. Agente más común causante de diarrea en infantes, también puede infectar a adultos expuestos a niños con el virus, y a personas que viven en asilos de ancianos. Causa diarrea explosiva y acuosa; generalmente afecta durante el invierno y los primeros meses de la primavera.
  • Norovirus (antes virus de Norwalk). Responsable de aproximadamente 90% de los brotes de gastroenteritis en el mundo, es común entre niños en edad escolar.
  • Astrovirus. Es una de las principales causas de gastroenteritis a nivel global; normalmente origina síntomas no graves que duran entre 3 y 4 días, y no requieren hospitalización.

Para la mayoría de personas, la gastroenteritis viral no es peligrosa, casi siempre se recuperan completamente, sin problemas a largo plazo. No obstante, constituye enfermedad grave si el paciente (especialmente bebés, niños y/o adultos mayores) no bebe suficientes líquidos para restablecer los que ha perdido por vómito y diarrea; esta es la razón por la cual atender la deshidratación se vuelve asunto de vital importancia en este tipo de infecciones. LOMOTIL® ayuda a prevenir el riesgo de deshidratación, ya que estabiliza el movimiento intestinal y evita la pérdida de líquidos permitiendo al organismo la recuperación, y debido a que el agente causal es un virus no se requiere administración de antibióticos evitando el riesgo de resistencia bacteriana.

Diarrea bacteriana, afecta más a niños pequeños

Dentro del grupo de bacterias causantes de diarrea se encuentran:

  • Escherichia coli. Se contrae a través de agua o alimentos contaminados. Generalmente afecta a los niños durante sus primeros años de vida. Asimismo, puede desencadenar colitis hemorrágica que causa diarrea súbita con sangre, retortijones abdominales intensos y de comienzo repentino (en ocasiones, tiene graves complicaciones).
  • Salmonella enteritidis. Presente en carne de aves mal cocida y huevos; también puede adquirirse al tocar reptiles (tortugas o iguanas) y luego llevarse los dedos a la boca.
  • Campylobacter. Infantes y jóvenes son los más afectados por este microorganismo (sobre todo, en verano) que suele encontrarse en el pollo crudo o a medio cocer.
  • Shigella. Se contagia en las familias, hospitales y centros de cuidado infantil; niños entre 2 y 4 años de edad se infectan más fácilmente.
  • Clostridium difficile. Aunque vive en los intestinos de muchas personas como parte de su flora bacteriana normal, en algunas crece descontroladamente causando diarrea acuosa (al menos tres deposiciones diarias por dos o más días), fiebre, pérdida de apetito, náuseas y dolor o molestia abdominal. El manejo de la diarrea bacteriana consiste, principalmente, en ingerir suficientes líquidos para reponer los que se han perdido y seguir dieta blanda; temporalmente deben suspenderse los productos lácteos y alimentos con alto contenido de fibra (frutas, leguminosas y granos, por ejemplo).

Cabe señalar que este tipo de infecciones se resuelven normalmente en 5 a 7 días, y a menudo no requieren manejo especial, el tratamiento antibiótico debe reservarse para casos específicos de diarrea con sangre, cólera y situaciones de invasión bacteriana.

Consulta a tu médico.

SyM - Cecilia Jiménez

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Diarrea / Deshidratación

Lactobacilos: aliados contra infecciones del sistema digestivo


Ver más...

La función del cerumen es proteger al oído; posee sustancias amargas para evitar la entrada de insectos o bacterias.

Logo Comscore