Prevé incontinencia fecal por diarrea con ejercicios de Kegel - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

25 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Diarrea y "pérdidas frecuentes", pesadilla a evitar

Miércoles 21 de junio del 2017, 08:45 pm, última actualización

La diarrea es un molesto trastorno estomacal cuya incomodidad se agrava ante la presencia de gases intestinales (flatulencias), pues el temor a sufrir pérdidas frecuentes de desechos se puede convertir en pesadilla. Por fortuna, es posible prevenir esta situación practicando ejercicios de Kegel para el fortalecimiento y control de esfínteres.

Diarrea, Incontinencia fecal, Flatulencias, Ejercicios de Kegel

Dichos ejercicios ayudan a fortalecer el músculo pubocoxígeo (situado en el suelo de la pelvis, el cual está unido a través de ligamentos con la vejiga, el útero y el recto), mejorando la función rectal y uretral, por lo que previenen incontinencia fecal y urinaria. 

Ejercicios de Kegel, cómo realizarlos

Básicamente, consisten en contraer y relajar los músculos pélvicos y del perineo en pequeñas series a lo largo del día, comenzando poco a poco y aumentando el tiempo conforme se vaya adquiriendo práctica y más fuerza, a fin de lograr el control adecuado de esfínteres y con el objetivo de prevenir la incontinencia fecal o urinaria.

Los pasos básicos para comenzar la rutina de los ejercicios de Kegel son: 

  1. Localiza los músculos pélvicos y perineales. Para esto, basta con detener el flujo de la orina y sentir los músculos que se contraen. Una manera más eficaz de contraer los músculos de la base de la pelvis es mediante la contracción del esfínter anal como si se estuviera cerrando el paso a una flatulencia.
  2. Contrae tales músculos durante 10 segundos, luego relaja y repite este paso 10 veces.
  3. Aprieta y relaja la zona pélvica y perineal tan rápido como te sea posible, de 10 a 25 veces. Repite 10 veces.
  4. Contrae fuertemente como si trataras de sostener algo con tu ano o vagina. Mantente así por tres segundos, y luego relaja. Repite 10 veces.
  5. Realiza esta serie de ejercicios tres veces al día. Según expertos, para comenzar a obtener resultados deberán practicarse durante al menos tres semanas.

Cabe mencionar que la gran ventaja de este tipo de ejercicios es que se pueden realizar en cualquier momento y lugar sin que nadie se de cuenta de que lo estás haciendo. Además, no se requiere vestimenta especial.

Las siguientes son otras variantes de los ejercicios de Kegel, por si prefieres incluirlos en tu rutina de ejercicio habitual, por ejemplo, si practicas yoga o al final de tus aeróbicos, durante la etapa de relajación:

Danza pélvica de Kegel

  • Siéntate en el piso, con las piernas y los pies extendidos hacia delante.
  • Coloca las manos sobre las caderas y trata de tocar el piso con la espalda (muy lentamente), pero sin llegar a recostarte en ningún momento. Para ello tendrás que apretar la zona pélvica.
  • Regresa a la posición inicial.
  • Repite esta rutina entre 5 y 6 veces. 

A gatas

  • Colócate en posición a gatas.
  • Tus muslos deben formar un ángulo recto con respecto al piso.
  • Balancea los glúteos hacia arriba y hacia abajo, contrayendo los músculos del abdomen y, especialmente, los músculos de los muslos y vejiga.
  • Haz 10 repeticiones. 

Ejercicios de Kegel en la pared

  • De pie, recárgate en un muro liso. Tus pies deberán estar juntos, a unos 15 cm de la pared.
  • Ahora, intenta tocar la pared con la parte final de la espalda, moviendo la pelvis hacia atrás y luego hacia delante, tratando de contraer. Repite 10 veces.

Recuerda que cuando se padece diarrea, la materia fecal líquida es más difícil de retener que las heces sólidas, de ahí la importancia de fortalecer y mantener adecuado control de esfínteres mediante los ejercicios de Kegel.

Asimismo, para controlar la diarrea y los gases intestinales evita ingerir gran cantidad de fibra y productos lácteos, en especial, quesos maduros y leche entera, ya que favorecen la producción de flatulencias, así como la inflamación y dolor abdominal. 

Consumir alimentos con alto contenido de pectina, como manzana cocida y sin cáscara, papas al horno, vapor o hervidas, plátano maduro y arroz, te ayudarán a controlar la diarrea por su efecto astringente, asimismo, tomar un medicamento antidiarreico permite disminuir los movimientos intestinales, condición que puede favorecer las desagradables pérdidas frecuentes de heces. 

Consulta a tu médico para prevenir complicaciones, considera que este tipo de trastorno estomacal puede ser causado por diversos factores, como infección gastrointestinal, intolerancia alimentaria y estrés, entre otros, los cuales requieren tratamiento específico.

Fuentes 

  • Bravo Martínez, F. Manejo Higiénico de los Alimentos: Guía para la Obtención del Distintivo H. México: Limusa, 2007.
  • Conti, P, et al. El Poder Curativo del Aloe Vera. Argentina: Pluma y Papel Ediciones, 2006.
  • Crooks, R, et al. Nuestra Sexualidad. México: International Thomson, 2000.
  • Davis, P. Aromaterapia de la A a la Z. México: EDAF, 1993.
  • Encinas Martínez, M. de J. La Aromaterapia en Mi Vida. Estados Unidos: Palibrio, 2012.
  • Guerrant, Richard l, et al. Enfermedades Infecciosas Tropicales. España: Elsevier-Harcourt, 2002.
  • Lescault, AM. Enfermedades del Amor. Digital Publications, Inc., 2001.
  • Lezaeta Acharán, M. La Medicina Natural al Alcance de Todos. Argentina: Editorial Kier, 2007.
  • Lichtenstein, GR, Wu, GD. Intestino Grueso y Delgado. España: Elsevier, 2005.
  • Mariden, K, Saloni Marmimón, G. ¡Cure ya su Dolor de Estómago! España: Robinbook, 2009.
  • Pamplona RJ. Salud por los Alimentos. España: Safeliz, 2003.
  • Parra Mahecha, N. Manejo Adecuado de los Alimentos. Colombia: Editorial San Pablo, 2004.
  • Pitchford, P. Sanando con Alimentos Integrales: tradiciones asiáticas y nutrición moderna. Estados Unidos: North Atlantic Books, 2007.
  • Romero Caballero, R, Herrera Benavente, IF. Síndrome Diarreico Infeccioso. México: Médica Panamericana, 2002.
  • Ronald Morales, A. Frutoterapia, Nutrición y Salud: El Poder Curativo de las Frutas, Hortalizas, Verduras, Cereales, Legumbres y Plantas. Volumen, 197. México: EDAF y Morales, 2007.
  • Sanidad. Características y Necesidades de Atención Higiénico-Sanitaria de las Personas Dependientes. España: Editorial Vértice, 2008.
  • Yeager, S. La Guía Médica de Remedios Alimenticios. España: Emmaus, Pa.I Rodale, 2001.
  • American Congress of Obstetricians and Gynecologists. Problemas de Control Intestinal. SP139. (May 2008). (Fecha de última consulta: 17 de junio 2013). Disponible en:  http://www.acog.org/ForPatients/SearchPatientEducationPamphlets- Spanish/Problemasdecontrolintestinal
  • Secretaría de Salud del Estado de Morelos. Prevención de las Enfermedades Diarreicas Agudas y Cólera: Manejo Higiénico de los Alimentos y Agua para Beber. Dirección de Servicios a la Comunidad- SSM, México, 2010. (Fecha de última consulta: 18 de junio, 2013). Disponible en: http://www.ssm.gob.mx/portal/page/colera/prevenciones.pdf
  • Universidad Nutrición (en línea). ¿Cómo se Alivia el Dolor de Estómago? (Fecha de última consulta: 1 de julio 2013). Disponible en: http://www.universidadnutricion.org/temas/como-se-alivia-el-dolor-de-estomago.php

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Diarrea / Deshidratación

Evita los productos milagro


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore