Gastroenteritis, más que simple diarrea

  • SyM - Dr. Eduardo Ramírez J.
Gastroenteritis, Inflamación de estómago e intestinos, Diarrea
Existen diferentes factores detonantes de gastroenteritis.

En México, 6 de cada 10 consultas diarias son por enfermedades intestinales de las cuales casi un 60% corresponde a alteraciones que inflaman estómago e intestinos, conocidas como gastroenteritis. Niños y adultos mayores son los más afectados.

Infecciones del tracto digestivo

La diarrea por gastroenteritis es de los principales signos y causa gran número de decesos por complicaciones, mala atención o falta de tratamiento oportuno. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que se producen aproximadamente mil 700 millones de casos de enfermedades diarreicas cada año, mismas que constituyen la segunda mayor causa de muerte en niños menores de 5 años.

Factores como no lavarse las manos o ingerir alimentos en puestos callejeros, detonan la aparición de gastroenteritis, la cual engloba a diversos tipos de infecciones e irritaciones en el tracto digestivo que se clasifican según su origen:

  • Infecciosas: causadas por bacterias, virus y hongos.
  • No infecciosas: provocadas por alergia a alimentos como gluten del trigo, fresas o duraznos, lácteos e irritantes.
  • Vinculadas a las emociones: se originan por estrés, depresión o angustia.

Causas de gastroenteritis

La gastroenteritis infecciosa es la más común por virus que se propagan rápidamente a través del agua, alimentos contaminados o de persona a persona.

Los más frecuentes son rotavirus y adenovirus, microorganismos que se multiplican en la superficie del intestino delgado. Generalmente los niños tienen problemas para digerir la lactosa o azúcar en la leche.

El diagnóstico de gastroenteritis infecciosa se realiza por medio de estudios que determinan las características y tipo de virus; el tratamiento incluye únicamente medicamentos que controlen los síntomas, ya que poco a poco el padecimiento cede y es importante el suministro constante de alimento y suero oral para evitar deshidratación.

Por otro lado, las bacterias también son responsables de otros tipos de gastroenteritis, siendo las más populares los géneros Salmonella, Escherichia, Shigella y Campylobacter. Los mecanismos de transmisión son similares a los de los virus (aunque su forma de infección en ocasiones llega a ser más agresiva).

La gastroenteritis parasitaria es causada, principalmente, por Entamoeba histolytica (amiba) y se caracteriza por presentar diarrea sanguinolenta con trozos de materia fecal y presencia de moco en las heces.

Los síntomas de gastroenteritis incluyen diarrea asociada a fiebre, vómito y dolor abdominal, así como constante sensación de defecar.

La probabilidad de contraer una infección gastrointestinal depende de la cantidad de agentes dañinos que se hayan ingerido, así como su capacidad para hacer daño. También influyen factores del individuo invadido como menor secreción de ácidos gástricos, alteración de la flora intestinal habitual o disminución de las defensas naturales del organismo.

En casos no infecciosos, sucede que los alimentos que causan alergia actúan como agente agresor de la mucosa que protege al intestino.

Diagnóstico de gastroenteritis

Diversos estudios ayudan al diagnóstico de esta enfermedad:

¿Qué hacer ante las infecciones del tracto digestivo?

Es primordial tener hábitos de higiene que ayuden a mantener el organismo libre de bacterias que pudieran contraerse en los diferentes ambientes a los que estamos expuestos.

La hidratación es clave, ya que la deshidratación empeoraría la situación del paciente, por ello es recomendable el consumo constante de suero oral.

Ante cualquier señal, acude inmediatamente al médico.

descarga este artículo en PDF