Acromegalia, crecimiento anormal - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Acromegalia, crecimiento anormal

Miércoles 19 de abril del 2017, 12:24 pm, última actualización

Parecen gigantes extraídos de cuentos de hadas con manos, pies y labios notoriamente más grandes que lo que corresponde a su talla normal, pero en realidad son personas que padecen acromegalia, enfermedad que puede llevarlos a la muerte siendo aun jóvenes; afortunadamente, la Medicina ofrece alentadoras terapias.

Acromegalia, crecimiento anormal

La glándula hipófisis es la encargada de generar la llamada hormona del crecimiento, cuya función principal es regular la evolución en altura en niños y adolescentes. Pese a que esta sustancia se produce durante toda la vida, con el paso del tiempo disminuye su concentración en sangre.

No obstante, la producción de la hormona puede verse alterada debido a mal funcionamiento de dicha glándula, haciendo que se genere poca o demasiada sustancia, y con ello acarrear problemas a la salud de quien lo padezca. El que así suceda es considerado un caso extraordinario, pues gigantismo o acromegalia (exceso de hormona) se presentan en 1 o 2 casos en 40 millones de habitantes, y en el lado opuesto, es decir, enanismo (disminución en los niveles) la incidencia es 1 de cada 10 mil nacimientos.

Es importante hacer notar que gigantismo y acromegalia tienen el mismo origen pero no son sinónimos: el primero se presenta en personas que no han culminado su crecimiento normal (18 años en mujeres y 21 en hombres), haciendo que los huesos crezcan a lo largo, mientras que el segundo surge cuando los centros de crecimiento han cerrado (después de las edades antes mencionadas) provocando incremento en los huesos a lo ancho.

Sobre la causa de que la hipófisis funcione de manera inadecuada, el Dr. Moisés Mercado, jefe de Endocrinología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, señala que "99% de los casos se debe a la presencia de un tumor no canceroso (benigno) en la glándula hipófisis. Ahora bien, dado que la hormona induce el crecimiento de las células, motiva el aumento de tamaño de importantes órganos, como hígado y corazón, con consecuentes problemas como hipertensión o diabetes, comprometiendo con ello la esperanza de vida de un paciente acromegálico, en otras palabras, mueren más jóvenes, y generalmente por enfermedades cardiovasculares".

Crecen… los riesgos de morir

De acuerdo al Dr. Mercado, el hombre más alto del que se tiene registro llegó a medir 2.70 metros y murió a los 29 años de edad. "Si la acromegalia es muy poco frecuente, lo es más el gigantismo, pudiéndose decir que por cada 200 casos del primero hay 1 o 2 del segundo".

Los principales signos físicos de acromegalia son: crecimiento desproporcionado de nariz, orejas y los senos frontales (a la altura de la frente) y de los arcos superciliares (que rodean a los globos oculares), los cuales suelen acompañarse de aumento en la presión arterial (hipertensión) y riesgos de aterosclerosis (taponamiento de venas y arterias que impide la libre circulación de la sangre).

Aunque no en todos los casos, también pueden presentarse las siguientes manifestaciones:

  • Hinchazón de labios, lengua, manos y pies.
  • Crecimiento excesivo de la mandíbula.
  • Protusión (salida) del mentón.
  • Separación de los dientes entre sí (diastema).
  • Dolor y dificultad en la masticación.
  • Piel engrosada, oscurecida y sudorosa.
  • Voz ronca.
  • Engrosamiento de las costillas (pecho en forma de barril).
  • Dolor en las articulaciones.
  • Agrandamiento del corazón (cardiomegalia).
  • Debilidad y sensaciones extrañas en brazos y piernas.
  • Ronquidos.
  • Fatiga y debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Disminución de la visión.

Particularmente en mujeres los ciclos menstruales se tornan irregulares y hay producción de leche fuera del periodo de lactancia, mientras que en hombres es común la disfunción eréctil.

Cabe destacar que aproximadamente 20% de los pacientes acromegálicos sufre diabetes, debido a que la hormona del crecimiento inhibe la acción de la insulina, provocando con ello incremento de azúcar en la sangre.

Todavía puede hacerse algo

La acromegalia no tiene preferencia por raza o sexo, pero dado que se manifiesta en el rango de edad en que el paciente es económicamente activo (entre los 20 y 50 años), debe darse atención oportuna para que no pierda la oportunidad de ser importante aporte para su familia.

El neuroendocrinólogo refiere que debido a que la causa en alto porcentaje es un tumor hipofisiario el tratamiento de elección es la cirugía para acabar con él. "La intervención es vía endoscópica (a través de pequeñísima cámara que muestra la condición del tumor), que se introduce a través del paladar y en dirección al sitio en el cerebro donde se aloja la glándula, llamado silla turca. Lo lamentable es que no en todos los casos puede retirarse del todo el tumor por estar rodeado de estructuras cerebrales muy delicadas, teniendo que hacerlo sólo en parte, por lo que el problema no se acaba por completo".

Una forma alternativa es la aplicación individual o en forma complementaria de radioterapia o la prescripción de medicamentos que logren bloquear los efectos de la hormona de crecimiento en sus sitios de acción.

"En este tipo de anomalías hipofisiarias se han empleado medicamentos que han comprobado su eficacia en otro tipo de tumores, como octreotida, con resultados alentadores. Es muy difícil acabar por completo con la acromegalia, pero hemos conseguido controlar con el medicamento los niveles de hormona de crecimiento hasta un punto en que se reducen los riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Finalmente, el Dr. Moisés Mercado reitera sobre la trascendencia de brindar atención al acromegálico: "La esperanza de vida de estos pacientes es, en promedio, 15 años menos que cualquier individuo en condiciones normales, por lo cual es importante que reciban el tratamiento oportuno, ahora que hay más oportunidades de terapia, a diferencia de otro tiempo en que la única opción era la intervención quirúrgica".

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Disfunción Eréctil

Enfermedades del pene


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore