En plenitud a los 40 - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

En plenitud a los 40

Lunes 03 de abril del 2017, 03:53 pm, última actualización

Es referencia obligada hablar de crisis masculina cuando se alcanza la célebre edad de 40 años, etapa en la que son más notorios los cambios en la salud física y mental del hombre. En este contexto, uno de los aspectos de mayor preocupación es la sexualidad.

En plenitud a los 40

Especialistas de diversas áreas médicas coinciden en que la cuarta década es etapa que marca cambios fundamentales en la vida de los hombres, lo cual se explica por la aparición de varias enfermedades o malestares físicos y mentales, y el decremento de la producción de testosterona, hormona clave en el deseo sexual masculino, con lo que inicia, según algunos expertos, el periodo de la andropausia, el cual se equipara con la menopausia femenina.

Sea como sea, llegar a los 40 significa un alto en el camino, ya que el hombre empieza a resentir la falta de cuidado y los excesos que tuvo en la llamada primera juventud, lo que provoca que el riesgo de sufrir algunas enfermedades aumente considerablemente. Así lo señalan las estadísticas, pues a partir de esta edad los hombres pueden ser diagnosticados con algún tipo de padecimiento crónico, como diabetes mellitus, hipertensión arterial o problemas cardiovasculares, por citar algunos de las más frecuentes.

No se puede dejar de lado, por supuesto, el temible fantasma de la disfunción eréctil, condición que en la mayoría de las ocasiones se debe a causas orgánicas que se relacionan con tabaquismo, obesidad, trastornos neuróticos, así como estrés y consumo excesivo de anfetaminas, alcohol o drogas, además de los citados con anterioridad.

Autoestima a la baja

Aunque muchos "cuarentones" tienen especial encanto, la mayoría busca fortalecer su imagen cortejando a mujeres más jóvenes, lo cual los hace sentirse satisfechos y seguros de su potencia sexual.

Sin embargo, no todos pueden conseguir este objetivo (que de cualquier manera llegará algún día a su fin), por lo que se verán inmersos en una avalancha de estrés que se complementa con las preocupaciones por el futuro, las tensiones en el trabajo y la aparición de malestares físicos que, en conjunto, reducen su deseo sexual.

Por otra parte, es regla no escrita que si no se ha triunfado profesionalmente a los 40 años difícilmente se podrá hacerlo más adelante, hecho que empuja al hombre a una carrera desenfrenada por conseguir un ascenso laboral y una posición tal que le permita asegurar su futuro, situación en donde aparecen varios obstáculos, como la dependencia al trabajo o miedo al desempleo y la presión de los jóvenes (incluidas las mujeres, por supuesto) que reclaman un lugar en el mundo laboral.

Por ello, hay muchos varones que deciden instalar su propio negocio para alcanzar la libertad y autonomía que no pueden tener en su situación de empleado, lo cual tiene que ver con la idea de que se trata de la "última oportunidad" para alcanzar sus sueños e ideales.

A ello hay que sumarle el hecho de que empiezan a sentirse viejos, ya que sus hijos se encuentran a estas alturas en posición de abandonar la casa paterna y emprender una vida en solitario o un proyecto en pareja.

La otra cara de la moneda

Aunque muchos compartirán lo dicho hasta el momento, existen otros que son más optimistas y se niegan a aceptar tales aseveraciones. Así lo muestra un estudio que realizó durante 10 años la fundación norteamericana MacArthur, la cual analizó el comportamiento de 3,000 hombres, concluyendo que lo que se dice sobre la crisis de los 40 son simples mitos sin base sociológica.

De acuerdo a la investigación, 9 de cada 10 norteamericanos entre los 40 y 60 años no habían abandonado a su pareja ni se habían marchado del hogar conyugal; tampoco habían optado por tener una amante 15 ó 20 años más joven. De igual modo, coincidieron en señalar que no les asustaba el futuro y que no tenían motivo alguno para sentirse angustiados.

Respecto a la salud, 70% consideró que se encontraba en inmejorable estado físico, y la gran mayoría no sabía lo que eran la artritis, dolores de espalda, hipertensión y otros males asociados al envejecimiento. En cuanto al estrés y la depresión, sólo 20% de los encuestados resultó afectado.

En líneas generales, los cuarentones americanos afirmaron sentirse más satisfechos consigo mismos que cuando tenían 30 y tantos, con mayor control de su vida personal y financiera, más preparados para afrontar situaciones de estrés y para saborear las recompensas emocionales, como el desarrollo de sus hijos, la llegada de sus nietos y el aprovechamiento de su tiempo libre.

De hecho, el estudio de la Fundación MacArthur detectó lo que se puede caracterizar como una sobredosis de optimismo entre los cuarentones norteamericanos, ello porque 7 de cada 10 reconocieron estar por encima de su peso ideal, la mayoría de los fumadores dijeron que no tenían la menor intención de dejar el tabaco y tan sólo 23% se preocuparon seriamente por su salud.

Quizá se podría pensar que las personas estudiadas son cuarentones que están completamente desconectados de la realidad, y que no están conscientes de las limitaciones y riesgos a los que se enfrentan aunque, aparentemente, han encontrado la manera de disfrutar de la vida sin ser esclavos de cremas y tintes rejuvenecedores, de la báscula y del gimnasio más cercano.

Tal vez lo mejor, después de considerar las dos posiciones, será encontrar un equilibrio tal que nos permita ver el futuro con optimismo moderado, con la suficiente conciencia de que nuestra salud física y mental requiere de cuidados mínimos que impidan la aparición de enfermedades crónicas degenerativas (incurables y que disminuyen gradualmente la calidad de vida), lo que será la base para emprender cualquier tipo de proyecto con el mejor de los ánimos.

De cualquier modo, siempre será mejor pensar que la vida empieza a los 40, sobre todo ahora que la expectativa de vida de los hombres mexicanos se encuentra por encima de los 70 años.

SyM - Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Disfunción Eréctil

Enfermedades del pene


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore