Diabetes en jóvenes y niños: cada vez más común - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Nadie está exento de padecer diabetes

Viernes 21 de abril del 2017, 11:56 am, última actualización.

No sólo la herencia es factor para desarrollar diabetes, también hay otros que influyen… ¡conócelos!

Diabetes en jóvenes, Obesidad, Estrés, Glucosa en sangre
Nadie está exento de padecer diabetes

México ocupó en el año 2000 el noveno lugar internacional en el número de pacientes con diabetes, y se contempla que para el año 2025 ascenderá al séptimo, con aproximadamente 11 millones de enfermos.

Si bien las autoridades en salud a nivel mundial han encendido las luces de alarma ante el incontrolable aumento de casos de diabetes, sus esfuerzos se han enfocado en hacer conciencia sobre la importancia de la prevención del problema entre la población en general, pero principalmente entre los jóvenes.

"A la generación a la que pertenecen nuestros abuelos se les diagnosticaba diabetes después de los 60 años de edad, a la de nuestros padres a los 40 años y en la actual cada vez son más los casos entre esa edad y los 20 años", afirma en entrevista el Dr. Javier Ismael Chavira López, jefe de Consulta Externa de Endocrinología, del Hospital General de México.

¿A qué se debe?

Es importante recordar que la diabetes se presenta cuando la cantidad de glucosa o azúcar en sangre rebasa los límites establecidos (126 miligramos), lo cual sucede cuando el páncreas deja de producir insulina (tipo 1), o bien, si dicha sustancia se genera en menor medida y la respuesta del organismo hacia ella se ve disminuida (tipo 2 o mellitus).

A su vez, la insulina es una hormona producida por las células beta del páncreas, la cual se encarga de que la glucosa (también denominada azúcar, glucemia o glicemia y que llega al torrente sanguíneo a través de los alimentos) ingrese al hígado, músculos y tejidos, que son sus medios para almacenar energía. Cuando esta hormona deja de producirse o el organismo se hace resistente a ella, la glucosa no puede aprovecharse y tiende a concentrarse en el flujo sanguíneo.

El Dr. Chavira López señala que actualmente cuando se hace la historia clínica del paciente se le pregunta si hay antecedentes de diabetes en la familia (abuelos, padres y hermanos), y la edad a la que les fue diagnosticado el padecimiento. "El factor hereditario es considerado el principal para desarrollar la enfermedad -indica-, y si a él se añaden otros de consideración, será casi ineludible que haya presencia de la afección".

El hecho de que la diabetes se detecte en sectores de población cada vez más jóvenes es justificado por el endocrinólogo de la Secretaría de Salud por malos hábitos alimenticios, lo que en muchos casos desata obesidad, convirtiéndose en el segundo factor de riesgo.

"Actualmente es muy común que formen parte de nuestra alimentación productos como azúcares y harinas refinadas que propician incremento de peso, el cual se manifiesta en forma de grasa, por lo regular en el abdomen, lo que hace que la insulina no cumpla con sus funciones adecuadamente", apunta el especialista.

Un factor más, y que la gente conoce poco, es el estrés, ya que éste genera hormonas como adrenalina, noradrenalina y cortisol que elevan los niveles de glucosa. Es así que los habitantes de las grandes ciudades, principalmente, y quienes llevan ritmo de vida agitado son propensos a sufrir nerviosismo y ansiedad, características del estrés.

Más acerca del peso

La diabetes en personas jóvenes ha llevado a que se realicen estudios exhaustivos para explicarlo y buscar soluciones. Gracias a ello se sabe que los recién nacidos con bajo peso (2.500 kg o menos) o sobrepeso (4 kg o más) tienen más riesgo de padecer diabetes a edades muy tempranas.

El endocrinólogo Chavira López explica que "el bajo peso se debe posiblemente a que la madre fumó durante el embarazo o tuvo mala nutrición y la transmitió al feto, de manera que la producción de células beta del páncreas es menor a la normal y, por tanto, la generación de insulina también lo será".

En el segundo caso, el embrión recibe la glucosa de la madre cuando es obesa o si ha desarrollado diabetes gestacional, la cual se presenta como consecuencia del desajuste que sufre su cuerpo, ya que el bebé utiliza sus órganos para obtener alimento (energía), oxígeno y eliminar sus desechos, y ello le genera producción anormal (generalmente a la baja) de insulina; este problema se presenta en 1% a 14% de las mujeres gestantes.

Es así que el páncreas del feto trabaja mucho más ante la presencia de glucosa de la madre, a fin de segregar abundante insulina y mantener la condición normal de su organismo. El problema no es que el bebé nazca con diabetes, sino que desarrolle la enfermedad a edad muy temprana, es decir, en la niñez o al inicio de la adolescencia. El Dr. Chavira López enfatiza que en esta etapa de la vida es importante tener muchos cuidados, pues se empiezan a secretar hormonas sexuales y de crecimiento que colaboran en la elevación de glucosa.

Por otra parte, los malos hábitos alimenticios son parte de gran número de mexicanos, quienes no saben que ello puede traerles graves consecuencias a su salud. Uno de los ejemplos más claros es hacer una comida al día, con el pretexto de tener demasiadas actividades. "Mucha gente no desayuna ni come y llega a su casa por la noche a hacer una comida abundante, y al poco rato se acuesta a dormir.

"El páncreas secreta pequeña cantidad de insulina en forma permanente, aun sin haber alimento en el estómago, y al hacer una comida regular produce una cantidad de insulina que compense lo ingerido; pero si se hace una comida vasta la producción de la hormona será igualmente cuantiosa, al grado que no cumplirá adecuadamente con su función de llevar glucosa a hígado, músculos y tejidos o definitivamente no será aprovechada (resistencia a la insulina)", puntualiza el endocrinólogo de la Secretaría de Salud.

Lo que se recomienda en la consulta al paciente con diabetes es que haga cinco comidas ligeras a lo largo del día y que practique algún deporte o realice ejercicio en forma moderada, lo que ha comprobado que ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre, a eliminar los excesos de grasa almacenada y el estrés. Igualmente se sugiere que se dejen de lado todas las bebidas alcohólicas, pues además de dañar al hígado afectan considerablemente la condición del páncreas; por si fuera poco, el alcohol se transforma en grasa y es la forma en que el organismo lo conserva.

Finalmente, Chavira López sugiere que cualquier persona que incurra en al menos uno de los factores de riesgo que se han mencionado acuda al endocrinólogo a revisión por lo menos una vez al año. La recomendación del especialista incluirá que el paciente se realice exámenes de glucosa en sangre en ayunas, y uno más dos horas después tras haber llevado a cabo una comida regular, a fin de apreciar el comportamiento de la insulina en el organismo.

"Una vez que se diagnostica diabetes, a cualquier edad, el páncreas irá perdiendo vitalidad de manera irremediable, pudiendo llegar a tener una vida útil de 20 años, siempre y cuando se tengan cuidados en la alimentación y hábitos cotidianos; pero de no tenerlos, el órgano no vivirá más de cinco años".

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Disfunción Eréctil

Enfermedades del pene


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore