Cómo combatió El Chapo su disfunción eréctil - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cómo combatió "El Chapo" su disfunción eréctil

Jueves 06 de abril del 2017, 09:35 am, última actualización

Tras revisiones realizadas al recientemente recapturado narcotraficante Joaquín Guzmán, se dio a conocer que "El Chapo" sufre disfunción eréctil (DE) y se habría sometido en meses pasados a una operación quirúrgica para combatirla y mejorar su rendimiento sexual. ¿A qué intervenciones pudo haber recurrido?, ¿cuáles son las opciones de tratamiento que tienen quienes presentan este problema sexual?

El Chapo Guzmán sufre disfunción eréctil

La historia que se presume…

Médicos legistas del Penal del Altiplano detectaron cicatrices en la zona genital, espalda y cadera de "El Chapo" Guzmán, por lo que se percataron de que se habría realizado una cirugía para colocarse una prótesis de pene.

Investigaciones de medios de comunicación mexicanos señalaron que dicho procedimiento se pudo haber llevado a cabo entre septiembre y octubre del año pasado y, debido a que forzosamente se requiere anestesia general, un quirófano (y al menos al médico titular, un ayudante, un anestesista y una enfermera), éste pudo haber sacado de su escondite el capo para asistir a algún hospital de Tijuana.

Versión que se complementa con el hallazgo de testosterona inyectable, jeringas, antibióticos, desinflamatorios y una nota de farmacia por más de 4 mil pesos en medicamentos para mejorar el rendimiento sexual en la última casa de seguridad del líder del Cártel de Sinaloa.

La operación a la que supuestamente se sometió "El Chapo" Guzmán para mejorar su desempeño sexual debió haber sido la opción final para tratar su disfunción eréctil, pues antes de llegar a este tratamiento es recomendable recurrir a opciones como medicamentos o recursos mecánicos, a fin de evitar las molestias generadas tras cualquier intervención, como reacciones a la anestesia, infecciones y dolor, entre otras complicaciones.

De acuerdo con Juvenal Pérez, urólogo mexicano experto en disfunción eréctil entrevistado por la agencia Efe, "El Chapo" pudo haber recurrido a la prótesis en el pene para mejorar su circulación sanguínea. Es probable que haya solicitado la implantación de una bomba en forma de burbuja dentro de la bolsa escrotal, mediante una incisión en el pene, para colocarle cilindros que se inflan gracias a un depósito de aire situado detrás de la sínfisis (articulación cartilaginosa entre las dos partes del pubis).

Disfunción eréctil no es exclusiva de "El Chapo"

Durante la excitación sexual del hombre, los nervios erectores que recorren los lados del pene estimulan los músculos para que se relajen, lo cual permite que la sangre entre rápidamente. Al mismo tiempo, unas pequeñas válvulas ubicadas en la base del pene se cierran, impidiendo que la sangre salga del pene, con lo cual éste se mantiene rígido.

Sin embargo, cuando existe incapacidad para lograr o mantener una erección o rigidez del pene durante el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales satisfactorias es cuando se habla de disfunción eréctil, la cual se asocia a problemas de sobrepeso y obesidad, colesterol elevado, diabetes, personalidad nerviosa y aprensiva, alcoholismo y farmacodependencia.

A sus 58 años, Joaquín Guzmán se une a los mexicanos con disfunción eréctil (la mayoría de ellos se encuentran entre los 40 y 60 años de edad y presentan distintos grados de DE, como carecer totalmente de erecciones, erecciones sin la adecuada rigidez del pene y pérdida de la erección antes del coito). Para que se determine la existencia de disfunción eréctil, esta afección debe prolongarse por un mínimo de tres meses.

Tratamiento de la disfunción eréctil

El tratamiento de la DE va en estrecha relación con el problema específico que la causa y debe tomar en cuenta:

  • Edad, estado general de salud e historial médico del paciente.
  • Avance del padecimiento.
  • Tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Opinión o elección que realice el paciente.
  • Estilo de vida del afectado y costos de los procedimientos.

Además de cambiar los hábitos de vida que puedan afectar el buen funcionamiento de venas y arterias, dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol y de grasas, hacer ejercicio y realizar técnicas de relajación, otros de los tratamientos disponibles son:

  • Medicamentos orales para la disfunción eréctil: relajan los músculos del pene y permiten que la sangre fluya rápidamente hacia su interior.
  • Dispositivos mecánicos como la bomba de vacío: crea una erección mecánicamente, al forzar la sangre al interior del pene utilizando un sello al vacío. Como la sangre comienza a fluir de vuelta hacia fuera una vez que se rompe el sello del vacío, se enrolla un anillo de caucho en la base del miembro masculino, el cual lo restringe lo suficiente como para que la sangre no escape (este anillo corta la circulación de sangre nueva, por lo que es crucial que se retire inmediatamente después del acto sexual o el tejido podría resultar dañado por falta de oxígeno).
  • Terapia de reemplazo hormonal: la terapia de reemplazo de testosterona puede mejorar la energía, estado de ánimo y densidad de los huesos, aumentar peso y masa muscular e intensificar el deseo sexual en hombres de edad avanzada que pueden tener niveles deficientes de testosterona. No se recomienda a quienes tengan niveles normales de testosterona para su edad, ya que existe el riesgo de agrandamiento de la próstata y otros efectos secundarios. Está disponible en forma oral y en parches para la piel.

Implantes de pene contra la disfunción eréctil

Hay distintos tipos de implantes para tratar la disfunción eréctil:

  • Bomba hidráulica. Se colocan una bomba y dos cilindros dentro de las cámaras de erección del pene, lo cual causa la erección descargando una solución salina; para bajar la erección la bomba también puede retirar la solución.
  • Prótesis de pene. Se colocan dos varillas semirrígidas pero moldeables dentro de las cámaras de erección del pene, las cuales permiten manipularlo en la posición de erección o de no erección.
  • Hormas plásticas blandas entrelazadas. Se colocan dentro de las cámaras de erección del pene y pueden inflarse o desinflarse utilizando un cable que pasa a través de ellas.
Prótesis de pene, Tratamientos contra la disfunción eréctil

Prótesis en el pene, el posible recurso de "El Chapo"

Existen diferentes vías y técnicas para la implantación de una prótesis peneana basadas según su funcionamiento, naturalidad de la erección y número de componentes implantados. Requieren un cierto grado de manipulación antes y después de la relación sexual para hacer que el pene vaya de estado erecto a flácido y viceversa:

Prótesis maleables. Consisten en dos cilindros que se implantan en los cuerpos cavernosos del pene. Estos cilindros pueden colocarse en posición para el coito (pene perpendicular al cuerpo) o bien hacia abajo el resto del tiempo (pene mirando hacia los pies).

Son fáciles de usar para quienes tienen poca habilidad manual), el procedimiento quirúrgico es el más sencillo y económico, ya que tiene menos componentes mecánicos. Sin embargo, tienen la desventaja de que el pene está permanentemente rígido (aunque no suele notarse al estar vestido).

Prótesis de pene hidráulica de tres componentes. Constan de un depósito, dos cilindros y una bomba o válvula de activación, conectados entre sí por medio de tubos. El depósito se implanta bajo los músculos abdominales y detrás del pubis, y está lleno de solución salina estéril. Los cilindros se implantan en los cuerpos cavernosos del pene, y la válvula se coloca en el escroto, entre los testículos.

Estos tipos de prótesis de pene proporciona erección más semejante a la natural, la erección es más firme y más completa que con las anteriores prótesis y, al vaciarse, el pene está más blando y más flácido que con otras prótesis. Tiene la desventaja de que es necesario poseer cierta habilidad manual para manipularla y existe la posibilidad de que ocurran erecciones involuntarias.

Existe la probabilidad de elegir unas prótesis recubiertas por un antibiótico para garantizar la disminución del riesgo de infección.

Debido a que cada uno de estos tipos de prótesis tiene sus propias características y a que vuelven imposible la posibilidad de tener erecciones naturales o espontáneas, es aconsejable consultar a un urólogo-andrólogo para elegir la más adecuada.

¿Todos pueden recurrir a las prótesis de pene?

Con los implantes de pene no hay pérdida de la sensibilidad durante el coito o en la capacidad de alcanzar un orgasmo (eyacular). No obstante, están contraindicadas para hombres:

  • Con infecciones urinarias o infecciones cutáneas activas en la región de la cirugía.
  • Con una hipersensibilidad o alergia al silicón o a otros antibióticos (rifampicina, minociclina, por ejemplo).
  • Con enfermedad renal.
  • Con lupus eritematoso.
  • Con terapia con warfarina (medicamento anticoagulante), tionamidas (fármacos con efecto inhibidor de la síntesis de las hormonas tiroideas), isoniazida (medicamento contra la tuberculosis) y halotano (vapor para inhalación usado en la anestesia general).

La elección de la prótesis de pene más adecuada dependerá de la anatomía del pene, de la patología que conduzca a implantar la prótesis y del tipo de actividades que el paciente realiza en su vida sexual.

Intervención quirúrgica en el pene

La inserción de un implante de pene puede durar de 55 minutos a 2 horas y se debe tener presente que el procedimiento quirúrgico se realiza bajo anestesia general.

El postoperatorio por la cirugía de prótesis de pene no requiere cuidados especiales más allá del reposo relativo y las curaciones de la herida quirúrgica. El paciente puede abandonar la clínica a las 24 horas después de la intervención, salvo en los casos con algún factor de riesgo específico a los que se les aconseja entre 24 y 48 horas de estancia.

Su cicatrización tarda una semana, aproximadamente y debe pasar un mes para que el paciente pueda retomar su vida sexual. Durante este mes, la persona requiere cuidado con analgésicos y antibióticos y una revisión semanal para confirmar que no haya rechazo del implante.

La causa más común de los fallos del implante del pene es la infección, la cual se trata con antibióticos. En algunos casos, el implante infectado deberá ser reemplazado por otro nuevo. Por lo general, los implantes no se consideran hasta que se agotaron otros métodos de tratamiento de la disfunción eréctil.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Disfunción Eréctil

Enfermedades del pene


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore