Vigorizantes sexuales, ¡productos milagro! - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

25 Febrero 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Vigorizantes sexuales

Lunes 28 de diciembre del 2015, 09:34 am, última actualización

Cuando un varón sufre disfunción eréctil (DE), es decir, incapacidad de tener una erección con la suficiente firmeza para disfrutar la relación sexual a pesar de recibir estimulación, puede pensar que los “productos milagro” resolverán su problema, ya que prometen incrementar la capacidad para tener un encuentro íntimo en cualquier momento. 

Disfunción eréctil y vigorizantes sexuales, Productos milagro

Sin embargo, los vigorizantes sexuales carecen de bases científicas, por ello, generalmente su compra resulta un fraude para el consumidor, pues no obtiene los beneficios en su intimidad por los que ha desembolsado cierta cantidad de dinero.

Además del gasto innecesario, recurrir a vigorizantes sexuales retrasa la atención de la disfunción eréctil, la cual sigue su curso y se complica, al grado de que el individuo consulta al médico cuando su abordaje resulta más difícil y costoso. Asimismo, ante la falta de control, no se puede saber si los efectos de estos "productos milagro" resultarán contraproducentes, por ejemplo, que alguien sea alérgico a determinada formulación y presente reacciones adversas, o bien, que contenga compuestos tóxicos (venenosos). Otra grave consecuencia es que, ante los falsos beneficios de esta clase de mercancía, el usuario tome la errónea decisión de suspender el tratamiento prescrito por el médico, el cual está respaldado por investigación científica confiable.

Desgraciadamente, en México se vende gran cantidad de fórmulas que prometen potenciar la sexualidad masculina cuando realmente no cumplen con los estándares básicos de seguridad. Ante esto, el consumidor puede: 

  • Utilizar su criterio y sentido común para desconfiar de productos que prometen maravillas frente a enfermedades como la DE, pues seguramente no cumplirán con la función terapéutica sobre la disfunción sexual que anuncian.
  • Tomar en cuenta que no son medicamentos.
  • No recurrir a alguna fórmula supuestamente benéfica para la salud sin consultar a su médico.
  • Desconfiar del “efecto placebo”, el cual consiste en tomar sustancias inactivas y creer que tienen virtudes terapéuticas, de manera que el usuario siente cierta mejoría, cuando en realidad no es así. 

La población masculina debe ser muy cuidadosa al elegir el producto que le ayude a cuidar de su sexualidad, considerando el principio activo, laboratorio que lo fabrica y, particularmente, la indicación del médico.

SyM - Psic. Comcepción Granados

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Directorio de medicinas, Medicamentos de libre venta
Hoy en Disfunción Eréctil

Enfermedades del pene


Ver más...

El estallido de un globo alcanza hasta 168 decibeles, ruido más alto que un disparo con arma calibre 12. El máximo nivel de ruido para una persona no debería exceder 140 decibeles.




Comscore