Síndrome de shock tóxico, ¡cuidado con los tampones! - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Síndrome de shock tóxico, ¡cuidado con los tampones!

Miércoles 19 de abril del 2017, 05:26 pm, última actualización

El síndrome de shock tóxico (SST) es una afección grave y, aunque es poco común, puede ser mortal, por lo que es importante conocerla a fondo y tomar las debidas precauciones, sobre todo después de la experiencia que vivió Lauren Wasser, modelo estadounidense de 27 años que perdió una pierna como consecuencia de esta enfermedad atribuida al uso de tampones. ¿Cómo evitar el síndrome de shock tóxico? ¡Sigue leyendo!

Síndrome de shock tóxico, Uso inadecuado de tampones
Síndrome de shock tóxico, ¡cuidado con los tampones!

Infecciones por estafilococos

Causado por unas toxinas (sustancias venenosas) producidas por la bacteria Staphylococcus aureus, el SST pueden afectar a cualquier persona (hombres, mujeres y niños); no obstante, los primeros casos de este tipo de infecciones por estafilococos se relacionaron con mujeres que habían utilizado tampones durante su menstruación, de ahí que el problema se describiera con más precisión como síndrome de shock tóxico menstrual. 

El estafilococo se encuentra de manera natural en el cuerpo de personas sanas (generalmente en la piel, nariz, axilas, ingles y vagina) sin representar un problema de salud. De hecho, sólo ciertos tipos de la bacteria producen las toxinas responsables del SST; además, su presencia no es suficiente para causar el problema, pues estudios han demostrado que la colonización por parte de estos microorganismos es muy común (puede ocurrir con infecciones cutáneas, quemaduras y después de una cirugía), mientras que los casos del síndrome de shock tóxico relacionado con el periodo menstrual son bastante raros.

Peligro para mujeres que usan tampones

Científicos aseguran que el desarrollo de esta enfermedad sistémica (afecta a todo el organismo) depende de la presencia (o ausencia) de las defensas para combatir las toxinas; la mayoría de mujeres posee un nivel de anticuerpos suficiente para "desarmarlas"; sin embargo, algunas condiciones pueden elevar el riesgo de sufrir síndrome de shock tóxico menstrual, como:

  • Uso inadecuado de tampones durante la menstruación (por ejemplo, usar un mismo tampón por más de ocho horas).
  • Haber dado a luz recientemente.
  • Infección estafilocócica.
  • Objetos extraños o tapones (como los que se utilizan para detener el sangrado nasal) dentro del cuerpo.
  • Cirugía reciente.
  • Infección de una herida después de cirugía.
  • En algunos casos el uso de métodos anticonceptivos como la esponja anticonceptiva y el diafragma se ha vinculado al SST.

Fiebre durante la menstruación y otras señales

Al detectar las toxinas, el sistema inmunitario de la mujer reacciona y, de manera repentina, desencadena diversos síntomas del síndrome de shock tóxico, entre ellos:

  • Fiebre alta (puede acompañarse de escalofríos).
  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Confusión.
  • Diarrea.
  • Rápida disminución de la presión sanguínea (puede haber desequilibrio o desmayo).
  • Dolores musculares o debilidad severa.
  • Náuseas y vómitos.
  • Insuficiencia en el funcionamiento de órganos (generalmente riñones e hígado).
  • Enrojecimiento de ojos, boca, garganta y vagina.
  • Convulsiones.
  • Erupción roja y generalizada.

Tratamiento del síndrome de shock tóxico

El SST es una emergencia que requiere atención inmediata. Si tú o alguna amiga experimentan alguno de los síntomas descritos, deben acudir al médico o al servicio de urgencias del hospital para ser evaluadas y recibir tratamiento adecuado.

Cuando los médicos sospechan que existe síndrome de shock tóxico menstrual, por lo general administran líquidos y antibióticos (inyectados) lo antes posible. Asimismo, toman una muestra del sitio sospechoso de la infección (la vagina) y alguna muestra de sangre para confirmar el problema. 

Igualmente, el personal médico retira tampones, gasas de heridas o dispositivos anticonceptivos; limpia cualquier herida y, si hay una cavidad de infección (llamada absceso), usualmente drena el área para eliminar pus.

Las personas con SST generalmente deben permanecer en el hospital varios días para que los especialistas puedan monitorear su presión sanguínea y respiración, y revisar si hay signos de otros problemas, como daños en los órganos.

Cómo evitar el síndrome de shock tóxico

Sufrir infecciones por tampones es algo que sucede en raras ocasiones y para ello se requiere que las defensas de tu organismo sean superadas por la acción de las bacterias en la menstruación.

De manera que si quieres saber cómo evitar el síndrome de shock tóxico, puedes tomar en cuenta los siguientes tips:

  • Prefiere o alterna el uso de toallas femeninas en lugar de tampones. Muchas mujeres utilizan tampones cuando su menstruación es abundante y conforme se suspende, se cambian a las toallas. O, bien, utilizan los tampones sólo en situaciones especiales (realización de actividades físicas, visita a la playa, uso de ropa ajustada). Si tu flujo menstrual es leve, usa una toalla femenina en vez de un tampón.
  • Evita el uso inadecuado de tampones. Lo ideal es utilizar aquellos de baja absorbencia (las investigaciones muestran que a mayor grado de absorción del tampón, mayor riesgo de contraer la enfermedad y viceversa) y cambiarlos cada 4 a 8 horas. Esto te ayudará a permanecer limpia y fresca, pero sobre todo, libre de bacterias en la menstruación.
  • Guarda los tampones lejos del calor y de la humedad (donde pueden crecer bacterias); por ejemplo, en el dormitorio en vez del botiquín en el baño.
  • Lávate bien las manos antes y después de introducirte un tampón (las bacterias a menudo se transmiten por las manos).
  • Los tampones están diseñados para absorber únicamente flujo menstrual, de manera que no deben utilizarse como método de protección antes de la llegada de la menstruación o para absorber flujo vaginal no menstrual.
  • Limpia y venda cualquier herida cutánea. Igualmente, cambia las vendas con frecuencia en vez de tenerlas puestas durante varios días.
  • Revisa las heridas en busca de signos de infección. Si una herida se vuelve roja, se inflama, te duele o está sensible, o si tienes fiebre, llama a tu médico inmediatamente.
  • Si has tenido un episodio de síndrome de shock tóxico o alguna infección estafilocócica grave, no uses tampones o dispositivos anticonceptivos que han sido asociados con el SST (como diafragmas y esponjas anticonceptivas).

Haber padecido el síndrome de shock tóxico una vez no significa que no volverá a presentarse, de manera que además de tomar precauciones para evitar infecciones por tampones, también debes consultar al médico antes de utilizar esta protección durante la menstruación, pues una de las principales razones por las que alguien padece esta enfermedad es su incapacidad de producir un nivel suficiente de defensas (anticuerpos).

SyM - Laura Ruiz

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore