Apendicitis, inflamación del apéndice que causa dolor - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Febrero 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Apendicitis, señal de alerta

Martes 27 de diciembre del 2016, 05:24 pm, última actualización

La inflamación del apéndice es una de las cirugías mayores que se practican con más frecuencia; se sabe que poco más de 60% de los afectados son hombres, que casi la mitad de los pacientes tiene entre 10 y 20 años y que es muy rara su aparición en menores de tres.

Apendicitis, Inflamación y dolor intenso del apéndice

El apéndice es un tubo parecido a un gusano que mide 1.5 cm de diámetro y tiene una longitud que oscila entre los 10 y 15 cm; se encuentra ubicado al inicio del colon o intestino grueso, exactamente al fondo del abdomen en la región llamada fosa ilíaca derecha.

Es importante conocer los detalles anatómicos descritos, porque el dolor que aparece cuando se inflama esta parte del órgano digestivo casi siempre ocurre en el bajo vientre, a la derecha, aunque en ocasiones puede extenderse hacia la ingle y descender hasta la pierna.

El mecanismo exacto por el cual se presenta apendicitis aguda no es del todo conocido, pero se ha demostrado que existe una obstrucción en el llamado lumen apendicular, es decir, en el hueco del tubo, generalmente provocada por restos de heces que forman una especie de piedra (por ello reciben el nombre fecalitos).

La obstrucción del lumen apendicular origina un proceso que se puede explicar de la siguiente manera:

1. Inicialmente, la inflamación del apéndice comprime algunos de los vasos sanguíneos y linfáticos, es decir, la carretera por donde circulan oxígeno, nutrientes y glóbulos blancos que defienden al organismo, hecho que genera inflamación y acumulación de moco y que éste sea transformado en pus por las bacterias, promoviendo con ello la aparición de úlceras (erosión) en la mucosa intestinal.

A esta parte de la afección se le denomina apendicitis focal, que se caracteriza clínicamente por síntomas que el paciente usualmente interpreta como "indigestión" y, más tarde, por un dolor en el mesogastrio (región localizada en la zona central del abdomen, alrededor del ombligo).

Esta etapa concluye cuando las bacterias colonizan y destruyen la pared apendicular, y el proceso inflamatorio alcanza la serosa (tejido que recubre a las vísceras) de la pared abdominal. En este momento se puede hablar de apendicitis aguda supurada (con pus), que se caracteriza porque el dolor se localiza en la fosa ilíaca derecha.

2. Como resultado de todo lo anterior, la pared del apéndice sufre necrosis (muerte celular) y gangrena, es decir, proceso de putrefacción. A esta etapa se le conoce como apendicitis aguda gangrenosa, en la que ocurre la migración de bacterias, las cuales perforan el apéndice y provocan la inflamación del peritoneo (membrana que recubre la pared abdominal) o peritonitis.

Señales de alarma

Para un diagnóstico certero se deben realizar varias pruebas, y un examen físico integral para detectar alguna otra enfermedad que se confunda con apendicitis aguda. Describir cada uno de los estudios sería un tanto complicado, por lo que mencionamos aquellos síntomas más frecuentes de esta enfermedad.

Los expertos coinciden en que la secuencia de la apendicitis se da así: primero hay dolor, después náuseas y vómito y, por último, fiebre. Específicamente, el dolor se inicia en el mesogastrio y continúa en la fosa ilíaca derecha; el vómito se presenta en más de 75% de los casos y la fiebre alcanza entre 38 y 38.5°C. Sin embargo, si el enfermo es un anciano o bebé la fiebre puede estar ausente o incluso sufrir hipotermia (disminución de la temperatura corporal).

Cuando se sospecha que una persona padece apendicitis se solicita al paciente que tosa e indique con un dedo el punto más doloroso; es común que éste se localice en la fosa ilíaca derecha, pero para ratificarlo el médico pondrá en práctica la técnica conocida como signo de Rovsing, que consiste en oprimir la fosa ilíaca izquierda y observar si la molestia aparece en la zona contraria.

Ahora bien, el especialista también recurre al signo de Blumberg (rebote positivo), método que se basa en presionar la región inferior derecha del abdomen para saber si el dolor que existe se hace más agudo al retirar la mano súbitamente. En lactantes y niños las molestias no sólo se localizan en la parte inferior derecha del abdomen, sino que aparecen en otras regiones del cuerpo.

Es importante mencionar que no debe confundirse el dolor que caracteriza a la apendicitis con el que ordinariamente se conoce como "dolor de caballo", pues éste se produce en el hígado cuando no tiene suficiente irrigación de sangre.

Cómo se realiza la apendicectomía

Ciertamente, la maquinaria del cuerpo humano es perfecta en su concepción original, y aunque cada una de sus partes tiene una misión que cumplir en ocasiones no se resiente la falta de alguna de ellas. Es el caso del apéndice, el cual participa en el sistema linfático, es decir, aquel que provee al organismo de glóbulos blancos (linfocitos) para defenderlo del ataque de bacterias. Sin embargo, su participación es mínima, y ocurre sobre todo durante el desarrollo embrionario, por lo que su extirpación no provoca cambios fundamentales en la salud.

Es por ello que cuando se sospecha que esta parte del intestino puede estar infectada se practica una intervención quirúrgica para retirarlo (apendicectomía de emergencia); con ello se prevé que la infección se extienda hacia toda la cavidad abdominal (peritonitis), lo cual pondría en riesgo la vida del paciente.

La operación consiste, en términos simples, en realizar pequeña incisión en la parte inferior derecha del abdomen del paciente y extirpar el apéndice, lo cual se hace bajo anestesia general. Ahora bien, si se ha formado una cavidad infectada (absceso), o si el órgano ha sufrido ruptura (perforación), se hará un lavado completo durante la cirugía, en cuyo caso se realizará la intervención por medio de laparotomía exploradora (incisión más amplia del abdomen).

La herida quedará abierta (a nivel de piel) si el cirujano considera que existe la posibilidad de que haya residuos infecciosos. En algunos casos, se coloca un tubo de drenaje. Cabe mencionar que el médico calificado para realizar esta operación es el cirujano general o cirujano gastroenterólogo.

Generalmente, la recuperación de una apendicectomía es rápida y la mayoría de los pacientes abandona el centro hospitalario al día siguiente de la operación; la convalecencia total tarda entre 1 y 2 semanas, periodo en el que se podrá reanudar la dieta regular y realizar las actividades habituales. En el caso de que el apéndice haya desarrollado un absceso o sufrido ruptura, el restablecimiento suele ser un poco más lento y más complicado, siendo necesario el uso de medicamentos (antibióticos) para tratar la infección.

Como puede observar, la apendicitis es una lesión que difícilmente puede pasar por alto, ya que el dolor característico de la enfermedad es muy intenso. Sin embargo, no esta de más insistir en que se debe actuar a tiempo para evitar daños mayores.

SyM - Fernando González G.

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Directorio de medicinas, Medicamentos de libre venta
Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

El estallido de un globo alcanza hasta 168 decibeles, ruido más alto que un disparo con arma calibre 12. El máximo nivel de ruido para una persona no debería exceder 140 decibeles.




Comscore