Tratamiento integral para el dolor crónico - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

25 Febrero 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cuando el dolor es crónico

Miércoles 22 de junio del 2016, 03:18 pm, última actualización

El dolor crónico es el que permanece durante tres meses. Quienes así lo viven, casi siempre adultos mayores, ven disminuida su calidad de vida y afectan a la gente que les rodea debido al sufrimiento que padecen.

Dolor Crónico

¿Cómo pueden medir los médicos el dolor? No obstante que los avances de la ciencia permiten hacerle frente, prácticamente sin importar cuál sea su procedencia, el dolor es todavía muy difícil de cuantificar. De manera que para que el médico especialista en su tratamiento (llamado algólogo) llegue a establecer un diagnóstico preciso, toma en cuenta factores que son parte esencial de cada paciente, como cultura, sociedad en que se desenvuelve e inclusive su salud mental.

Para algunas culturas el dolor tiene una acepción negativa, es símbolo de debilidad, y lo que se impone es la frase "aguántese como los machos". En otro tipo de sociedades genera que la comunidad se agrupe para ayudar a quien lo padece.

¿Qué es?

La Dra. Sara Bistre Cohen, coordinadora de la Clínica del Dolor del Hospital ABC, indica que el dolor es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, "es la alarma que nos avisa que algo mal está pasando. Se llama dolor crónico cuando es parte de la vida del paciente por más de tres meses, y se clasifica de acuerdo a la presencia o no de cáncer (denominado oncológico)".

En la primera categoría, los especialistas reconocen tres tipos de dolor: el llamado dolor visceral, originado en algún órgano del cuerpo, como hígado, páncreas y otros; uno más es el dolor somático, en músculos y articulaciones, y otro el dolor neuropático, el cual es originado por un nervio que ha sufrido daño.

La algóloga Bistre Cohen explica que los nervios se ven afectados y producen dolor porque la membrana que los cubre (mielina) se desgasta y el nervio queda expuesto. "Lo que sucede es que envía información de su condición al sistema nervioso central (cerebro) y éste genera una sustancia llamada glutamato que es la que produce sensaciones de descargas eléctricas, ardor y dolor extremo".

Diversas causas pueden afectar un nervio, por ejemplo, al dar mala atención a un paciente diabético se da pie a la neuropatía diabética, que en casos extremos llega a propiciar la amputación de algún miembro. Una más, y por la que más casos se atienden, es la compresión de los nervios de la columna lumbar. Asimismo, por causa de tumores cancerosos el paciente sufre dos tipos de dolor, el generado por el mismo tumor y otro por la opresión a los nervios cercanos. Algunos traumas o golpes también dañan ciertos nervios y generan difíciles cuadros de dolor. Un caso especial lo representa la neuralgia del trigémino, que aunque no se conoce sus causa, afecta a los nervios de la cara.

Lo que se indica entonces es prescribir medicamentos que reduzcan los niveles de glutamato y que se aumente la gaba, sustancia también del cerebro que inhibe el dolor. "El mejor ejemplo de ello es la gabapentina, un neuromodulador que ataca las cantidades de glutamato y bloquea la producción de dolor", señala la también secretaria de la Asociación Mexicana para el Estudio y Tratamiento del Dolor.

Una más de las causas de dolor se presenta cuando el organismo responde a cualquier lesión con inflamación, de manera que los tejidos afectados liberan ciertos químicos llamados prostaglandinas que tienen papel importante en la curación de la lesión. En los casos de dolor crónico estos químicos pierden control y producen dolor constantemente.

Varios recursos

De acuerdo a la Dra. Bistre Cohen, los algólogos deben en primera instancia distinguir el tipo de dolor (agudo, crónico y de origen canceroso), para a continuación atacar el origen y finalmente reconocer qué medicamentos ayudarán a la mejora del paciente.

Existe amplia variedad de medicamentos contra el dolor:

  • Analgésicos. Utilizados con frecuencia para tratar dolor agudo, y cuando éste es del tipo canceroso se utilizan combinados con narcóticos; es raro que se receten para dolor crónico.
  • Antiinflamatorios. Al reducir hinchazón e irritación alivian el dolor.
  • Antidepresivos. Se ha demostrado que estos medicamentos pueden aliviar el dolor en ciertas situaciones, además pueden ayudar al paciente a dormir en la noche.
  • Antiepilépticos. Indicados para reducir las descargas eléctricas anormales en nervios lesionados.
  • Cortisona. Anestésico local, generalmente inyectable alrededor de los nervios o dentro de las articulaciones, el cual reduce inflamación, irritación y espasmos musculares que causan el dolor.
  • Estimulación eléctrica. La forma más común es la llamada estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET); utiliza pequeño aparato (funciona con pilas) que puede estimular las fibras nerviosas a través de la piel para disminuir el dolor.
  • Terapia física. Ejercicio, hidromasaje, ultrasonido, masaje y manipulación son algunos de los tratamientos que el terapista físico ofrece.
  • Autorrelajación. El método más conocido es el llamado biofeedback, forma de terapia de relajación usado para reducir espasmos musculares, disminuir estrés y aliviar dolor.

Clínicas del Dolor

Es importante hacer hincapié que quien experimenta dolor por años ha creado todo su sistema de vida en torno a él. Por ello es conveniente que la prescripción de fármacos se complemente con terapias de ayuda psicológica y fisiológica, para que el paciente "aprenda" a vivir sin él. El hacerlo así recibe el nombre de enfoque multimodal, concepto creado por el científico mexicano Uriah Guevara López, jefe de la Clínica del Dolor del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, adscrito al Sector Salud y que es reconocido internacionalmente.

"Este tipo de tratamiento integral se lleva a cabo en las clínicas del dolor en el mundo", acota la Dra. Bistre Cohen, quien añade que estas instituciones se crearon durante la Segunda Guerra Mundial, debido a los graves problemas que presentaban los soldados heridos y amputados de los miembros que les generaban dolores fantasmas, es decir, ubicados en piernas y brazos que ya no existían. Actualmente, este tipo de centros de atención se ubican en los hospitales de especialidades de más alto nivel y son parte fundamental para mejorar la calidad de vida de quien padece dolor.

Ahora que sabes un poco más acerca del dolor, no menosprecies a quien te hace ver que siente malestar, tenga la edad que tenga, y ayúdalo a superar el mal rato.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Directorio de medicinas, Medicamentos de libre venta
Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

El estallido de un globo alcanza hasta 168 decibeles, ruido más alto que un disparo con arma calibre 12. El máximo nivel de ruido para una persona no debería exceder 140 decibeles.




Comscore