Ergonomía: postura correcta en el lugar de trabajo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Ergonomía: comodidad y eficiencia laboral

Martes 28 de marzo del 2017, 11:09 am, última actualización

La moda en muebles de oficina y hogar no es simple cuestión de formas caprichosas o modernistas; al contrario, todo diseño tiene un fin, por lo que crear este tipo de implementos bajo estrictas normas de seguridad, salud y comodidad es auténtica ciencia que se conoce como Ergonomía, palabra que se deriva del griego ergos , que significa "trabajo", y nomos o "leyes", es decir, "leyes del trabajo".

Ergonomía, Comodida y Eficiencia Laboral

¿Qué es?

La Ergonomía estudia las capacidades y habilidades del ser humano, de manera que su objetivo consiste en adaptar productos, tareas y herramientas a las necesidades y características de las personas, a fin de mejorar la eficiencia, seguridad y bienestar de usuarios y trabajadores.

Asimismo, como rama del Diseño Industrial directamente ligada a la salud ocupacional, busca adaptar todos los materiales del ambiente laboral (muebles, teclados de computadoras y pantallas, por ejemplo) a la postura más natural y cómoda para el cuerpo humano, los cuales son concebidos en forma tal que quienes los utilicen no tengan que asumir posturas que les traigan problemas de salud posteriores como dolores en el cuello o columna vertebral, lumbago (dolor de espalda) y síndrome del túnel del carpo (molestias en muñeca y codo por uso excesivo de la articulación de la mano).

Un experto en la materia, el ingeniero en Seguridad e Higiene Industrial, Roberto Ábrego Méndez, egresado de la Universidad Autónoma Veracruzana, explica a: "Históricamente esta disciplina se ha basado en la aplicación del conocimiento científico multidisciplinario (Ingeniería, Psicología, Medicina y Antropología) orientado a mejorar el rendimiento del individuo y a incrementar su seguridad y comodidad, reduciendo los riesgos de lesiones o accidentes, sobre todo de trabajo".

Así, al equipar el centro de labores no sólo debe tenerse en cuenta la armonía e impacto de colores y materiales, sino también la salud. Todo oficinista pasa más tiempo en su lugar de trabajo que en casa, y de las 16 horas de vigilia de cada día, por lo menos 8 las dedica a la actividad profesional; durante este lapso puede permanecer sentado en un despacho o sala de reuniones, anda de un lado a otro por diferentes departamentos o maneja algún vehículo, entre otras actividades.

Tanto tiempo en la misma postura no deja nada más que problemas físicos, de circulación, flacidez o reducción de la flexibilidad natural del cuerpo por falta de movimiento. Estos problemas se multiplican y agudizan cuando los equipos y condiciones del área de trabajo no están hechas pensando en la comodidad de quienes los usan. Por ello, en los últimos años la preocupación de diseñadores industriales y fabricantes de muebles para oficina es lograr que éstos sean ergonómicos.

Buen mobiliario

La mala postura al trabajar representa aproximadamente 75% de las lesiones generadas al usar computadora y, en gran medida, los dolores de espalda o cuello, así como problemas en la columna vertebral (derivados de lesiones en ligamentos, vértebras y discos) pueden deberse al uso de muebles inadecuados para labores de oficina y escolares.

Considerando lo anterior, existen sillas y mesas ergonómicas, es decir, creadas en armonía con la anatomía humana y especiales para trabajar con el equipo referido. Al respecto, se debe ser cuidadoso en la elección a fin de evitar adquirir muebles que no se adapten a las necesidades particulares; por ejemplo:

  • Mesa. Procura que sea resistente y estable, con altura de entre 65 y 75 cm, con suficiente espacio para colocar todo el material de trabajo requerido. Considera que también debe contar con amplitud interior suficiente (60 cm de ancho y 65 ó 70 de profundidad), lo que evitará que las rodillas choquen o que las piernas se encuentren limitadas en sus movimientos.
  • Silla. También debe aportar estabilidad; para ello, en vez de que tenga cuatro patas, elígela con cinco apoyos y ruedas antideslizantes; además, es importante que pueda graduarse la altura del asiento. Debe permitir que los pies se apoyen en el piso y, en el caso de personas de baja estatura o niños, es aconsejable utilizar las que cuentan con reposapiés, aditamento que impide que la circulación sanguínea en los muslos disminuya a causa de presión excesiva.
    El respaldo debe ser regulable en altura, profundidad e inclinación, así como tener suave forma de "S" para que se adapte a la estructura de la espalda. Los reposabrazos no son indispensables pero, de tenerlos, su altura no debe obstaculizar la movilidad. La base del asiento deberá ser flexible y firme a la vez, con distancia suficiente entre el borde del asiento y la articulación de la rodilla, a fin de no generar presión en la zona y facilitar la circulación.
  • Computadora. El monitor no debe situarse más alto del nivel de los ojos. Si se utiliza con frecuencia el "ratón", debe colocarse cerca del cuerpo, pues aquellas personas que deben estirarse para manipularlo, comúnmente desarrollan dolor en el brazo y hombro.
    En cuanto al teclado, no debe estar ubicado más arriba que los codos; de hecho, preferentemente hay que usarlo más abajo, ya que a nivel bajo es más cómodo y genera menos cansancio. Por el contrario, las muñecas dobladas pueden provocar presión sobre los nervios que comunican a la mano.

Postura del cuerpo

Muchos médicos coinciden en que es muy favorable que el diseño del lugar de trabajo y la posición corporal se conjuguen para disminuir sobreesfuerzos y laborar lo más relajado posible. Por ello, cabe destacar que toda persona que permanece sentada durante mucho tiempo, además de que debe hacer pausas en sus actividades para estirar las piernas, relajar los hombros y reducir la tensión del cuello, también debe aprender a aprovechar el soporte que brinda la silla, a fin de que los músculos inferiores de la espalda y la columna vertebral soporten el menor peso posible; esto previene dolencias y problemas en dicha parte del cuerpo.

Así pues, aunque cada individuo tiene preferencias y necesidades distintas, especialistas señalan que la mejor postura al sentarse es:

  • Muslos. Deben permanecer horizontales y las pantorrillas verticales, formando ángulo de 90 grados.
  • Rodillas. Es conveniente dejar distancia mínima de 10 cm entre éstas y el borde de la silla.
  • Brazos. Deben colocarse verticalmente, mientras los antebrazos se mantienen en forma horizontal, formando ángulo recto desde el codo.
  • Antebrazos y manos. Tienen que estar en línea recta, paralelos al piso.
  • Codos. Sólo deben tocar ligeramente el costado, sin oprimir el tronco.
  • Espalda. La columna vertebral debe mantenerse en posición recta; para lograrlo, el tronco no debe flexionarse (evite inclinarse demasiado hacia los costados, adelante o atrás), y la región baja de la espalda (lumbar) debe quedar cómodamente recargada.
  • Tórax. Nunca quedará aprisionado entre la silla y la mesa.

Además de las anteriores, existen otras recomendaciones que evitan riesgos en músculos y articulaciones:

  • Utilizar muñequeras y coderas especiales para proteger a los tendones de sobrecarga. Pueden ser de utilidad tanto en el trabajo como en la práctica deportiva.
  • Evitar la realización de tareas físicas repetitivas durante largo tiempo. Es importante tomar descansos para relajar músculos y articulaciones.
  • No doblar las muñecas en exceso. Es recomendable ejercitarlas o restarles presión periódicamente, y no apoyarlas sobre superficies duras por periodos prolongados.
  • Absténgase de adoptar posiciones incómodas. Por el bien de tu columna, manten postura erguida, ya sea al sentarte o mantenerte de pie.

Malos hábitos

Ergonomistas, fisioterapeutas y osteópatas consideran que los buenos o malos hábitos de postura se aprenden desde etapa muy temprana e, incluso, han llegado a la sorprendente conclusión de que muchas personas que sufren problemas recurrentes de espalda en etapas posteriores de su vida experimentaron las causas que los provocaron en sus primeros 20 años.

Para comprender esto con mayor claridad, bien vale hacer un repaso en cuatro conceptos básicos de Ergonomía que ayudan a definir y exponer los principales elementos que producen alguna lesión: 

  • Postura. Si la posición del cuerpo es forzada habrá, en consecuencia, mayor peligro de lesionarse.
  • Repetición. Se entiende como el número de acciones similares realizadas durante la tarea diaria; a medida que aumenta el número de repeticiones, también crece el grado de riesgo.
  • Riesgo. Este concepto es habitualmente concebido como la proporción de individuos "sanos" que contraerán determinada enfermedad o desarrollarán alguna lesión.
  • Vibración. Se aplica a la estructura mano/brazo a partir del uso de herramienta o equipo que en ocasiones puede interferir con la sensibilidad de las extremidades, llevando a ejercer fuerza de agarre excesiva para sostener el objeto referido, dando pie a lesiones.

Dicho lo anterior es más fácil dimensionar la importancia que tiene la prevención para contrarrestar la aparición de lesiones músculo-tendinosas, es decir, aquellas en que se generan cuando músculos, nervios, tendones, ligamentos, articulaciones, cartílagos y discos intervertebrales sufren tensión, sobreesfuerzo, inflamación o dificultades en el tránsito sanguíneo, todo asociado a técnicas incorrectas de entrenamiento, mala adaptación del lugar de trabajo y uso inadecuado de implementos para su desempeño, entre ellas:

  • Tendinitis y tenosinovitis. Consisten en la inflamación de los tendones, por lo que se consideran reumatismos de partes blandas. Se producen por sobrecarga mecánica continua o enfermedades reumáticas. Pueden aparecer de manera repentina o progresar lentamente (crónica).
  • Síndrome del túnel del carpo. Problema de la muñeca y mano que causa intenso dolor; es provocado por la presión ejercida sobre los nervios que se encuentran dentro del brazo y muñeca. Este trastorno es común en gente que usa dichas estructuras siempre de la misma manera, por ejemplo, carpinteros, pintores y quienes emplean constantemente el teclado y "ratón" de la computadora (también se le llama "codo de ratón").
  • Epicondilitis. Afecta a los tendones localizados en la parte externa del codo; su causa es la sobrecarga producida en situaciones de giros repetidos del antebrazo que tienen lugar en ciertos deportes, como el tenis (de ahí la denominación "codo de tenista"), o en algunas profesiones como carpintería, mecánica o carnicería, a causa de sobrecarga en posición o con instrumentos incorrectos.
  • Epitrocleítis. Daña tendones localizados en la parte interna del codo. La causa es también la excesiva carga en esta articulación, producida por movimientos repetitivos que afectan a los músculos de la cara interna del antebrazo; la mayor incidencia se observa al efectuar actividades laborales y deportivas como el golf, así como al recibir un golpe sobre la zona.
  • Tenosinovitis estenosante de Quervain. Influye sobre los dos tendones localizados en la parte externa de la muñeca, mismos que llegan al dedo pulgar por la parte posterior, haciendo que éste se separe del resto de la mano y se estire. La causa suele ser la realización de tareas manuales repetitivas, como trabajos con las manos.
  • Dedo en resorte. Altera los tendones flexores de los dedos de la mano. La causa es la realización de tareas manuales repetitivas.

Por último, cabe señalar que a pesar de que estos problemas no suelen ser graves y, por lo general, se solucionan sin uso de medicamentos, son muy molestos y pueden interferir en el desempeño de las actividades cotidianas. Pero no te aflijas por ello, ya que para evitar incomodidades basta con llevar a cabo algunos cambios en la postura, modificar hábitos y acondicionar el área de trabajo de manera adecuada.

SyM - Ricardo Chulín Hernández

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore