Tortícolis, dolor de cuello por dormir en posiciones incómodas - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Tortícolis, dolor de cuello que incapacita

Martes 28 de marzo del 2017, 11:02 am, última actualización.

Por cada 4 mujeres 1 hombre sufre tortícolis, enfermedad que puede incapacitarnos para realizar actividades cotidianas como trabajar, conducir el auto e incluso cargar a los hijos. Pero, ¿te imaginas estar confinado a padecer dolor de cuello toda la vida?

Tortícolis, dolor de cuello que incapacita
Tortícolis, dolor de cuello que incapacita

La tortícolis deriva su nombre del latín y significa "cuello deforme"; comprende rigidez de cuello y cabeza, la cual puede permanecer en posición lateral y ser llamada laterocolis, hacia adelante (anterocolis) o atrás (retrocolis). Es característico que haya dolor, inflamación y limitación en los movimientos de los músculos de esa parte del cuerpo (esternocleidomastoideo y trapecio, principalmente), que pude deberse a:

  • Tensión nerviosa, angustia o estrés.
  • Utilizar almohadas demasiado altas o muy delgadas al dormir, o dormir en posiciones incómodas.
  • Mantener la misma postura durante tiempo prolongado, como sentarse frente a una computadora, máquina de coser o al ver la televisión.
  • Práctica inadecuada de algún deporte o falta de calentamiento previo.
  • Golpes, torceduras o contusiones.
  • Daños en la médula espinal.
  • Infecciones virales.
  • Uso de mobiliario inadecuado en el que se adopten posturas incorrectas.

El tratamiento de tortícolis depende de la causa que origine el dolor, por ello es muy importante acudir al médico para que realice revisión física y solicite radiografías o exámenes de sangre, con el fin de comprobar que no exista lesión grave o algún proceso infeccioso. No resulta raro que se presente adormecimiento en los brazos o en la parte superior de la espalda, así como aumento en la temperatura corporal.

No obstante que puede recurrirse a analgésicos de libre venta para controlar la dolencia, puede ayudar a la recuperación seguir las siguientes recomendaciones:

  • Colocar sobre el cuello una bolsa con agua caliente envuelta en una toalla y cambiarla cuando se enfríe. Es conveniente realizar esta operación durante 30 o 45 minutos, y después estirar suavemente los músculos de esta zona.
  • Adoptar buenas posturas al realizar actividades prolongadas, procurando que la silla sea lo más anatómica posible y que le dé buen apoyo a la columna vertebral.
  • Al dormir, elegir almohadas que no sean muy altas o bajas y colchones firmes; es conveniente que cada dos meses los voltees para impedir que se deformen.
  • Tener cuidado al levantar objetos pesados; cuando lo hagas asegúrate de flexionar las rodillas y mantener la espalda recta.
  • Previo a realizar actividad física calentar los músculos.
  • Controla tus nervios.

Nacer con ella o desarrollar tics

Aunque muy rara, hay un tipo de tortícolis que se origina desde el nacimiento y que puede confinar al afectado a padecerla toda la vida. Se considera que se produce por una lesión del músculo esternocleidomastoideo durante el parto (sobre todo cuando en éste el feto se presenta de nalgas), que no crece como el resto de las estructuras del cuello. En los recién nacidos se puede observar deformidad mínima, y a las pocas semanas se produce aumento de tamaño en el músculo afectado, que luego se contrae, pero al paso de los años puede desarrollar anomalías en los músculos oculares o deformidades en la columna o musculatura cervical.

Por ello es importante que se inspeccione el cuello del recién nacido (aproximadamente un mes después del parto) para detectar si existe asimetría (cuando los costados no son iguales) y estructuras o masas anormales. También se deben hacer radiografías o resonancia magnética de la columna cervical si se sospecha algún problema.

Por otra parte, la tortícolis espasmódica (también conocida como distonía cervical) es la actividad anormal de los músculos del cuello que se manifiesta con contracciones repetitivas, lo que comúnmente conocemos como tics.

De manera normal, el ganglio basal (área del cerebro que coordina el movimiento) envía una señal al músculo elegido para que cambie de posición, mediante la producción de un compuesto químico llamado acetilocolina. Sin embargo, si el ganglio no funciona adecuadamente enviará esa sustancia en repetidas ocasiones sin que haya una orden de movimiento, generando con ello espasmos constantes.

Hay una serie de signos que pueden indicar que estamos ante una tortícolis de estas características, por ejemplo, si al hacer presión sobre los músculos del cuello se experimenta sensación dolorosa e, incluso, el equilibrio y la visión se ven alterados. Las dolencias en la zona se desarrollan gradualmente con el tiempo, tendiendo a complicarlas ciertas actividades físicas, como caminar, correr o cargar objetos pesados.

El mal funcionamiento del ganglio basal puede deberse a estrés o tensión nerviosa, por lo que se recomienda ejercicios de relajación, como yoga. La inyección de un medicamento obtenido de la toxina botulínica tipo A (comercializado con el nombre Botox) inhibe la producción local de acetilocolina, lo que permite que se relajen los hiperactivos músculos del cuello, disminuyendo con ello los síntomas. Es claro que la administración de este fármaco debe hacerse con sumo cuidado, bajo cuidado médico.

Aunque se puede padecer alguno de los tipos de tortícolis a cualquier edad, es más frecuente en adultos entre los 30 y 60 años de edad, siendo más frecuentes los casos femeninos (la proporción es de cuatro mujeres por cada hombre). 

SyM - Olga Silva

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore