Dolor muscular

    SyM
Dolor muscular

Los músculos están expuestos a inflamación, desgaste y lesiones, trastornos que son la causa principal de los dolores crónicos y de la discapacidad física. La mayoría de estas lesiones se alivian por completo, aunque pueden tener complicaciones a largo plazo.

Vale la pena recordar que los músculos están compuestos por fibras elásticas que tienen la propiedad de contraerse (se encogen). Son los responsables, entre otras cosas, de la postura y el movimiento del cuerpo, por ello están unidos a los huesos y acomodados alrededor de las articulaciones.

Causas

  • Esfuerzo excesivo.
  • Un tirón repentino.
  • Un fuerte golpe.
  • Tensión prolongada.
  • Falta de calentamiento al practicar ejercicio.

Síntomas

  • Sensación de ardor o pinchazo.
  • Inflamación.
  • Enrojecimiento en la zona.

Diagnóstico

  • La intensidad y forma del dolor muscular está relacionada con el número de fibras musculares afectadas. La más leve es la distensión muscular.
  • El esguince muscular es una forma de lesión de gravedad media, y en ella el dolor es agudo, es decir, fuerte y penetrante.
  • Cuando el número de fibras rotas es considerable, se presenta un desgarre muscular, que provoca dolor tan intenso que la zona afectada es incapaz de cumplir con sus funciones habituales.

Prevención

  • Adecuado calentamiento antes de practicar cualquier deporte.
  • Es recomendable la aplicación de bálsamos y ungüentos para el calentamiento, que contengan rubefacientes (agentes que proporcionan calor al contacto con la piel).

Tratamiento

  • Reposo.
  • Si el dolor muscular es moderado, se puede utilizar un analgésico o un antiinflamatorio de venta libre para acelerar la recuperación.
  • Los rubefacientes (agentes que proporcionan calor a la zona afectada), se utilizan también para aliviar las molestias.
  • Si el dolor es intenso y no desaparece después de 24 horas, acuda al médico.

Consulta a tu médico