Dolor reumático

    SyM
Dolor reumático, Articulaciones inflamadas

Sensación de malestar que se presenta principalmente en las articulaciones y, en ocasiones, en el tejido conjuntivo (formado por cartílagos y huesos). Las partes más afectadas son muñecas, nudillos, dedos de pies y manos, codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos. Con frecuencia, el dolor reumático impide que se realicen las actividades rutinarias o habituales.

Causas

  • Las articulaciones se inflaman y deforman cuando la membrana que las cubre (llamada sinovial), es afectada por células dañinas. Esto dificulta también su movimiento.
  • Se reconocen factores que colaboran para que las articulaciones se dañen, como los cambios bruscos de temperatura o la predisposición a heredar articulaciones débiles. 

Síntomas

  • En la medida en que avanza la enfermedad el dolor reumático aumenta.
  • En algunos casos puede presentarse fiebre.
  • En grado avanzado, se tiene la sensación de cristales en las articulaciones al momento de efectuar un movimiento. 

Diagnóstico

  • Los especialistas reconocen más de 150 enfermedades reumáticas que generan síntomas distintos, por lo que el médico puede valerse de radiografías y estudios para confirmar el diagnóstico, tales como un análisis del líquido que se extrae de las articulaciones (líquido sinovial) o examinar una muestra de tejido al microscopio.
  • De no controlar a tiempo las afecciones reumáticas, éstas pueden dañar los huesos, ligamentos y tendones que se encuentren cerca de la zona afectada. 

Prevención

  • El dolor reumático puede evitarse si las articulaciones no son expuestas a cambios bruscos de temperatura.
  • Ejercicio físico moderado. 

Tratamiento

  • El dolor e inflamación pueden aliviarse con medicamentos de venta libre, como los analgésicos y antirreumáticos.
  • En caso de que el dolor reumático no ceda, se debe acudir al médico. 

Consulta a tu médico

descarga este artículo en PDF