Lesiones en futbol amateur más frecuentes - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Futbol, tarjeta roja a las lesiones

Lunes 19 de junio del 2017, 09:36 am, última actualización

Quien tenga duda sobre la popularidad del futbol a nivel mundial, sólo tiene que saber que la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) tiene más miembros que la ONU. No obstante, es poca la información de las lesiones que causa el balompié a los no profesionales, de las cuales hablaremos a continuación.

Lesiones, Fútbol, Deportes

Cuenta la historia que en el siglo XVIII ya se practicaba en Inglaterra el soccer, antecedente inmediato de lo que hoy conocemos popularmente como futbol, el cual extendió sus redes mundialmente a los largo del siglo siguiente. En 1904 se creó la FIFA y con ella se establecieron reglas comunes para todos sus miembros.

Dado que los recursos para practicarlo son mínimos -un balón y dos equipos cuyo número de integrantes debe ser lo más parejo posible-, el futbol es el deporte más practicado en el mundo, sin que sean limitante edad, sexo y posición económica.

Ahora bien, la actividad corporal que se despliega en este juego trae tantos o más beneficios a la salud que otros deportes. Por ejemplo, corazón y pulmones trabajan para tomar oxigeno y llevarlo a través de la sangre a las células del cuerpo. Los músculos, casi todos, se fortalecen para poder aguantar el intenso ritmo de los 90 minutos reglamentarios de juego y a lo largo de los cuales se obliga a carreras rápidas e intermitentes, así como a movimientos de regateo y avance con el balón.

Sin embargo, ningún futbolista está exento de sufrir algún tipo de lesión, principalmente cuando las condiciones no son las normales, como jugar bajo la lluvia o sobre terreno resbaladizo o demasiado duro, entre otras circunstancias alejadas de lo habitual.

¡Foul!

Como es de suponer, la cantidad de lesiones en el futbol es mayor cuando el partido -se llama así porque el tiempo de juego se divide en dos tiempos de 45 minutos- se juega entre aficionados, quienes generalmente tienen escasa o inadecuada preparación física. También influye el mal estado en que suelen encontrarse los campos de futbol no profesionales.

Las partes del cuerpo más afectadas son aquellas expuestas a torceduras, tal es el caso de tobillos, y otras que son sometidas a movimientos circulares forzados, como los ligamentos cruzados (elemento de la articulación que permite el movimiento y que se ubica en la parte posterior de la rodilla). Estos últimos igualmente pueden verse sometidos a desgarres, es decir, sus tejidos se abren por efecto del esfuerzo físico, por encontronazos con el rival (50% de los casos) o por golpes propinados con la suela de los zapatos especiales (llamados comúnmente "tacos") para el juego.

Miembro importante de las rodillas son los meniscos, tejidos semicirculares responsables de la rotación de toda esa estructura que suelen partirse si se extralimita su elasticidad; una vez rotos difícilmente se recuperan y deberán ser extraídos por medios quirúrgicos. Este tipo de lesiones se presentan cuando se ha rotando el cuerpo a nivel de la rodilla y se mantiene fijo el pie en el piso, por lo que no resulta raro en otro tipo de deportistas, como patinadores y basquetbolistas.

Tarjeta roja 

Aunque no muy frecuentes, las fracturas suelen presentarse entre los practicantes del futbol no profesional. Son producidas por golpes o caídas muy fuertes que provocan la ruptura total o parcial de un hueso, aunque también es posible que se originen por contracción violenta de un músculo.

Existen dos tipos: las fracturas cerradas, en las que el hueso se rompe y la piel permanece intacta, y fracturas expuestas en las que la herida está abierta y el hueso fracturado se desplaza hacia el exterior. En ocasiones pueden ser múltiples, lo que significa que el hueso se rompe en varias fracciones.

El dolor que se presenta es excesivo, por lo que se indica no moverse ni tratar de colocar el hueso en su lugar, tampoco frotar la zona, ni aplicarse pomadas. Debe inmovilizarse el área lesionada, hasta que un médico reconozca la gravedad del problema; el mismo facultativo regularmente enyesará o entablillará la zona lesionada e indicará el medicamento que disminuirá las molestias. Se recomienda al afectado mantener la calma, pues la recuperación puede llevar varias semanas.

Autogol

Otro tipo de lesión habitual en futbolistas es la tendinitis (o bien tendonitis), y también una de las más molestas y reincidentes. Su nombre proviene de la inflamación de los tendones, que son como cuerdas mediante las cuales los músculos se insertan en los huesos; se presenta como consecuencia de los movimientos bruscos que realizan. Es común en codos, hombros, rodillas y tobillos, pero en los futbolistas profesionales el problema suele presentarse en los abductores (músculos que permiten elasticidad) de las piernas, debido a la constante acción de correr, frenar y volver a correr.

Uno de los tendones más castigados es el tendón de Aquiles, que va desde la pantorrilla hasta el talón y que al estar en pie mantiene el equilibrio y soporta el peso corporal. Lo singular del asunto es que este esfuerzo se triplica cuando el individuo camina y es aun mayor al correr o saltar, algo fundamental en el futbol.

La tendinitis no es una lesión grave mientras se controle, pero lo más importante es evitar que se haga crónica. De ser aguda produce intenso dolor que suele remitir por algunos días a reposo y antiinflamatorios. Para cuidar los tendones es aconsejable:

  • Además del calentamiento general, practica el siguiente ejercicio: apoya las manos en una pared, adelantando algo doblada una pierna y estirando la otra, haciendo énfasis varias veces en el tobillo.
  • Usa zapatos con el talón más levantado de lo normal, pero de no encontrarlos hay taloneras para elevarlos.
  • Una vez concluido el partido, aplica hielo (en una bolsa) durante 15 o 20 minutos, y por la noche aplica pomada antiinflamatoria.

Si la tendinitis persiste por largo tiempo puede incluso provocar la ruptura del tendón, siendo entonces necesaria la intervención quirúrgica.

Menos común es la bursitis, lesión que debe su nombre a la inflamación de la bolsa que evita el roce de tendones con hueso o ligamentos y en la que se alberga el llamado líquido sinovial. Al presentarse provoca la distensión de la estructura, dolor intenso y, en consecuencia, limitación de la movilidad.

Este problema se presenta como consecuencia de golpes violentos o repetidos, y por los continuos choques y movimientos bruscos del futbol, así como a exceso de esfuerzo o malas posturas de la articulación. A menudo, esta dolencia va unida a la tendinitis, ya que ambas se dan en la zona de las articulaciones, donde se localizan las molestias.

Las zonas más afectadas son los codos, hombros, pies, tobillos, caderas, muñecas y dedos, aunque normalmente la bursitis de los futbolistas se localiza en rodillas y el tendón de Aquiles. El tratamiento médico suele consistir en reposo y antiinflamatorios, pero lo mejor para volver a poner a punto la articulación es:

  • Hacer bicicleta fija en forma suave y continua. Si no cuenta con ella, puedes usar una normal de paseo, pero en zonas muy llanas y rodando suave.
  • Realizar estiramientos suaves de la articulación afectada, como los indicados líneas arriba.

De cabecita

Uno de los futbolistas mexicanos más conocidos es Carlos Hermosillo, quien se caracterizó siempre por su entrega en el campo de juego y por su remate de cabeza, habilidad por la que usted tal vez también sea identificado. Bien, pues la FIFA inició recientemente un estudio sobre los posibles daños neurológicos que puede producir el juego con la cabeza, entre los que se mencionan cefaleas (dolor de cabeza), dolor de cuello, mareo, confusión, falta de sensibilidad, visión borrosa y dificultad para concentrarse.

La investigación señala que aunque estas molestias desaparecen pronto, el efecto es acumulativo y puede generarse destrucción lenta de la reserva neuronal, debido a la cantidad de veces que el futbolista golpea el balón con la cabeza.

En tanto el estudio científico concluye, Hermosillo goza de estupenda salud, entre otras razones por haberse cuidado como un verdadero profesional. Aunque no lo seas, nunca está de más extremar precauciones para no dar motivo a la aparición de posibles lesiones; de manera que prepara playera, short y tacos, haz ejercicios de calentamiento y… ¡gooool!

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore