Método de relajación en fechas de entrega y época de exámenes - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Serenidad y paciencia en época de exámenes

Lunes 26 de junio del 2017, 01:11 pm, última actualización

Ansiedad y estrés son protagonistas en la comunidad estudiantil cuando se aproxima el fin de cursos, y pueden tornar irreconocibles a jóvenes y adolescentes: fumar, beber y comer se vuelven actos compulsivos que en vez de permitirles la concentración necesaria pueden ser contraproducentes.

Paciencia, Examenes

Es común escuchar que ante la angustia de no aprobar sus asignaturas, los estudiantes tomen café para mantenerse despiertos, sientan mucha hambre o fumen más, recursos que tienen un denominador común: la boca.

¿Por qué? Bueno, según las teorías psicoanalíticas, es una manera de desahogar la tensión a través de movimientos, y el hecho de que sea precisamente de esta forma tiene que ver con una reminiscencia de nuestra infancia: cuando un niño se chupa el dedo o sostiene el biberón se encuentra en una situación de confort; en otras palabras, el estudiante busca reencontrar tranquilidad a través de la comida o el cigarrillo en una época angustiante.

Aunque las prácticas bucales pueden producir cierto alivio, la verdad es que no atienden el problema real: ansiedad y estrés surgen porque en la imaginación nos anticipamos no sólo a un hecho, sino también a los resultados. Debido a la incertidumbre que genera lo que todavía no conocemos, la mente hace jugarretas y llena los espacios vacíos con pensamientos que muchas veces son negativos; surge la idea de que es imposible aprobar y aparece el estrés.

Malos hábitos

Muchos estudiantes beben grandes cantidades café para no quedarse dormidos mientras leen o repasan sus apuntes por la noche. Esta práctica es poco aconsejable, ya que le restan horas al sueño y, por tanto, al día siguiente disminuyen concentración y fortaleza del organismo; además, el consumo excesivo de esta bebida irrita al estómago. Lo mejor es organizar las actividades diurnas para no perder valiosas oportunidades de estudiar sin presión y con mayor lucidez que si se hace de madrugada.

Es buena práctica crear un horario que organice actividades y donde se respeten las horas de descanso; deben evitarse, asimismo, elementos que distraigan la atención (oír música a todo volumen, llamar por teléfono y consultar Internet cuando se está estudiando). Además, y ya que a largo plazo el consumo de café ocasiona dolor estomacal, se aconseja tomarlo sólo de vez en cuando o sustituirlo por agua o jugos.

Por otra parte, si hacer cuentas sobre la cantidad de dinero que se gasta en cigarrillos no es suficiente para crear conciencia de que se erradique este hábito, los estudiantes deben saber que fumar, en especial durante la mañana, le resta vitaminas y energía al cuerpo cuando lo que necesita es reponerlas para un mejor rendimiento tanto físico como intelectual. A fin de reducir el consumo, a algunas personas les funciona mascar chicle o chupar un caramelo.

Las ganas de comer compulsivamente no son por hambre, sino por ansiedad. Es mejor distribuir los alimentos en seis tandas moderadas al día y respetar los horarios de cada una. Si al repasar los apuntes o realizar un trabajo surge la idea de darse un gran atracón de chocolates, será mejor comer sólo uno, y mucho mejor sustituirlos (como a todos los productos con alto contenido de grasa) por frutas; téngase en cuenta que es difícil estudiar cuando se digieren alimentos pesados, los cuales también pueden producir sueño.

Directo al grano

Ya que el origen del problema es la ansiedad, es posible recurrir a algunas prácticas que la disminuyen y pueden realizarse con facilidad. En primer término, hay que considerar que la tensión se acumula en nuestros músculos, por lo que es indispensable levantarse de la silla de vez en cuando y despejar la mente.

Hay para quienes es mejor dejar de estudiar 10 minutos cada hora o 30 minutos cada dos horas; cuando se den estos descansos conviene cerrar los libros y salir de la habitación, incluso caminar o conversar con alguien. Lo ideal es dejar de pensar en labores, maquetas, trabajos y exámenes por completo.

Estudiar con algún compañero de grupo o grado que sea amigable y tenga un ritmo de estudio parecido es muy positivo, ya que permite el intercambio de comentarios, ideas, trucos para aprender y hasta bromas que ayudan a disminuir la tensión. Sólo debe procurarse no repetir los vicios antes descritos, y no abusar de los momentos de conversación o relajación.

Es prácticamente imposible aprenderse todo cuando quedan pocos días y no se ha aprovechado el curso, por lo que es preferible ir al corriente en todas las materias; el ritmo acelerado sólo genera frustración, desesperación y mayor ansiedad. Es mejor calendarizar desde antes de que se aproximen las fechas de entrega y exámenes, contemplando siempre las posibilidades personales.

Cuando presión, ansiedad y falta de concentración son muy intensas, el descanso es una buena opción. Lo mejor es interrumpir el estudio durante varios minutos, sentarse y respirar hondo y profundo, a un ritmo estable, inflando el vientre y no el pecho, evitando la tensión muscular por completo. Puede ser útil el siguiente método de relajación: con un ritmo que puede tomar como referencia el sonido de un reloj, se inhala aire despacio en cuatro segundos, se retiene durante dos, se exhala en otros cuatro y se permanece vacío por otros dos; el ejercicio se repite varias veces, hasta que se logre claridad y tranquilidad.

Este mismo ritmo respiratorio puede emplearse antes de dormir, una vez recostado en la cama y con los músculos laxos; es aconsejable porque el relajamiento permite conciliar el sueño con mayor facilidad y descansar con plenitud.

Con estos sencillos consejos es posible incrementar la concentración y disminuir la ansiedad sin costos a la salud debido a sacrificios poco efectivos y, por tanto, mejorar el rendimiento escolar.

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore