Fiebre reumática, inflamación de articulaciones y corazón - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Fiebre reumática

Martes 20 de junio del 2017, 12:30 pm, última actualización

La fiebre reumática es inflamación de las articulaciones (artritis) y/o del corazón (carditis) por bacterias llamadas estreptococos del grupo A, habitualmente de la garganta; afecta principalmente a niños entre 5 y 15 años de edad, y cuando se presenta lo hace aproximadamente 14 a 28 días después de una faringitis estreptocócica o escarlatina.

Fiebre reumática, Dolor, Fiebre

Es importante señalar que no es una infección propiamente dicha, sino reacción inflamatoria a dicha afección. La nutrición deficiente y el hacinamiento incrementan el riesgo de sufrirla, aunque también influyen factores hereditarios.

Síntomas

Los síntomas de fiebre reumática por lo general aparecen una o dos semanas después de haber ocurrido infección de la garganta por bacterias (faringitis, faringoamigdalitis estreptocócicas); varían dependiendo de la parte del cuerpo afectada. Con frecuencia los síntomas desaparecen en dos semanas (no duran más de un mes).

Los signos principales son:

  • Dolor articular (artritis).
  • Fiebre.
  • Dolor de pecho o palpitaciones causadas por la inflamación del corazón (carditis).
  • Tirones incontrolables (corea de Sydenham).
  • Erupción (eritema marginado).
  • Aparición de pequeñas protuberancias (nódulos) en la piel.

Al inicio, el dolor articular y la fiebre suelen ser las molestias más frecuentes; una o varias articulaciones pueden doler repentinamente y ser sensibles al tacto; podrían enrojecerse, estar calientes, inflamadas y tener mayor volumen al normal por aumento de la producción de líquido en la articulación. Tobillos, rodillas, codos y las muñecas pueden verse afectados, así como hombros, caderas y las articulaciones de manos o pies.

A medida que el dolor de una articulación mejora, comienza en otra, sobre todo si el paciente no guarda adecuado reposo ni ingiere medicamentos antiinflamatorios. La fiebre aparece repentinamente con el dolor articular y la temperatura puede variar durante el día; al mismo tiempo, puede experimentarse inflamación del corazón.

Al principio, la inflamación cardiaca no produce síntomas. El médico la detecta cuando, al auscultar el corazón con un estetoscopio, descubre un soplo; el órgano puede latir rápidamente. Asimismo, el saco que lo rodea puede inflamarse, causando dolor de pecho, y puede derivar en insuficiencia cardiaca.

Cabe señalar que tales síntomas son distintos en niños y adultos. Un pequeño, por ejemplo, puede padecer ahogo, náuseas, vómito, dolor de estómago y tos seca. La inflamación cardiaca puede cansar al menor fácilmente. Sin embargo, los signos a menudo son tan leves que el infante no es llevado al médico, por lo que la lesión cardiaca se detecta hasta mucho tiempo después de que los otros síntomas de la fiebre reumática han desaparecido.

La inflamación desaparece gradualmente, por lo general a los 5 meses. Sin embargo, puede dañar permanentemente las válvulas del corazón, provocando enfermedad reumática cardiaca.

La lesión de la válvula causa el característico soplo cardiaco que permite al médico diagnosticar la fiebre reumática. Tiempo después, comúnmente durante la madurez, la lesión puede provocar mal funcionamiento cardiaco, fibrilación atrial y arritmias.

Los tirones incontrolables (corea de Sydenham) pueden empezar gradualmente, pudiendo transcurrir un mes antes de que se intensifiquen lo suficiente como para que el niño sea llevado a la consulta con el médico. En ese momento, el niño padece movimientos rápidos, sin razón alguna, esporádicos, que desaparecen al dormir. Dichos movimientos pueden afectar a cualquier músculo, salvo a los de los ojos. Las muecas faciales son frecuentes. En casos leves, el niño puede parecer torpe y tener ligeras dificultades para vestirse y para comer. En ocasiones la corea desaparece en forma gradual después de 4 meses, pero podría durar entre 6 y 8 meses.

Un exantema llano indoloro con borde ondulado puede aparecer a medida que los otros síntomas disminuyen. Su duración es corta, a veces de menos de un día. Pueden formarse nódulos pequeños y duros en la piel, habitualmente en niños con inflamación cardiaca. Éstos son, por lo general, indoloros y desaparecen sin tratamiento alguno.

Diagnóstico

El médico lleva a cabo su diagnóstico basándose en una combinación característica de síntomas. Los análisis de sangre pueden detectar glóbulos blancos elevados y valores altos de sedimentación de eritrocitos. La mayoría de niños con fiebre reumática tienen anticuerpos contra los estreptococos, que pueden medirse con análisis de sangre. Las arritmias debidas a la inflamación cardiaca pueden observarse a través de electrocardiograma.

Asimismo, la ecocardiografía puede utilizarse para diagnosticar anomalías en las válvulas del corazón.

Prevención y Tratamiento

La mejor forma de prevenir fiebre reumática consiste en una buena nutrición acompañada del tratamiento oportuno de cualquier infección estreptocócica que se sospeche (éste es el motivo principal por el que se prescriben antibióticos para este tipo de trastornos).

El tratamiento tiene el propósito de curar la infección y evitar su recurrencia, reducir la inflamación (sobre todo, en corazón y articulaciones), y restringir la actividad física, ya que podría empeorar las estructuras inflamadas.

Asimismo, es importante el reposo en cama. La actividad del niño debe limitarse para evitar la tensión de las articulaciones inflamadas; cuando existe inflamación cardiaca, el descanso debe ser más prolongado.

Se sabe que hasta al menos los 18 años de edad, las personas que han tenido fiebre reumática deben tomar penicilina por vía oral o inyecciones mensuales (por vía intramuscular) para facilitar la prevención del trastorno.

Finalmente, conviene mencionar que si la fiebre reumática reaparece, el médico puede recomendar que el paciente tome dosis bajas de antibióticos en forma continua, especialmente durante los primeros 3 a 5 años después del primer episodio de la enfermedad. Las complicaciones cardiacas pueden ser graves, particularmente si hay compromiso de las válvulas del corazón.

Consulta a tu médico

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore