Fisioterapia y Reumatología, efectiva mancuerna - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Fisioterapia y Reumatología, efectiva mancuerna

Jueves 03 de agosto del 2017, 05:10 pm, última actualización

Los pacientes que ven afectada la funcionalidad de huesos, articulaciones, tendones, ligamentos y músculos a causa de trastornos reumáticos o lesiones, pueden mejorar su condición gracias a la Medicina Física.

Fisioterapia, Medicina Física, Articulaciones

Quienes padecen alguna enfermedad reumatológica o lesión, no sólo requieren revisiones mensuales y administración de medicamentos. Para que el tratamiento sea exitoso y pueda recuperarse la movilidad de las zonas afectadas es necesario que el paciente reciba fisioterapia.

“Esta área de la Medicina permite que articulaciones y tejidos musculoesqueléticos dañados recuperen su funcionalidad, ya que ayuda a disminuir dolor e inflamación en articulaciones”, explica el reumatólogo Adolfo Camargo Coronel, adscrito al Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social, en la capital del país. Y agrega que dicha disciplina se apoya en tratamientos no farmacológicos, los cuales incluyen la aplicación de calor, frío o energía radiada.

Para distintos problemas

Es importante considerar que el método fisioterapéutico a recomendar dependerá de la enfermedad o afección y su grado de avance. Por ejemplo, si un individuo padece daño en articulaciones de los dedos o muñeca, puede serle benéfica la práctica de ejercicios de contraste: consisten en tener contacto directo con agua caliente y luego fría.

“Cuando lo anterior se le indica al paciente, con frecuencia su primera reacción es de miedo e incredulidad, ya que asocian estos cambios de temperatura con la aparición de padecimientos articulares”, indica el entrevistado.

Cabe destacar que antes de canalizar a los afectados al área de Medicina Física es preciso tomar en cuenta algunos factores; por ejemplo, si padecen alguna enfermedad reumatológica y ésta se encuentra en estado activo, de momento no le será de mucha utilidad la fisioterapia porque tiene limitaciones para moverse. “En tales casos, lo más recomendable es controlarlo médicamente y disminuir la inflamación, porque de lo contrario la rehabilitación sería un martirio”, acota el reumatólogo.

¿Cómo ayuda?

Las técnicas usadas en fisioterapia son variadas y generan distintos beneficios a los pacientes. De acuerdo con el Dr. Camargo Coronel, entre ellas se encuentran:

Aplicación de calor. Produce alivio temporal de los estados inflamatorios y traumáticos agudos (corta duración) y crónicos (larga duración). Ello se debe a que incrementa el flujo sanguíneo y elasticidad del tejido conjuntivo (compuesto de fibras elásticas que sirve de sostén), disminuye rigidez articular, dolor y espasmo muscular. Su aplicación contempla las siguientes variantes:

  • Calor infrarrojo. Se requiere exponer la parte afectada a lámpara de que emite este tipo de energía.
  • Bolsas de calor. Son contenedores de tela de algodón rellenos de gel de silicato que se hierven en agua, se dejan enfriar un poco y se colocan sobre la piel. Algunas son elaboradas con hule resistente y se les introduce agua caliente.
  • Baños de parafina. Consiste en calentar cera a 49ºC. y, luego de ello, se sumerge la parte dañada. También se puede aplicar directamente.
  • Hidroterapia. El agua caliente agitada estimula el flujo sanguíneo y ayuda a relajar músculos y a aliviar el dolor.
  • Diatermia por onda corta. Aplicación terapéutica de corrientes de alta frecuencia; utiliza campos electromagnéticos de radiofrecuencia para producir calentamiento terapéutico de los tejidos.
  • Diatermia por microondas. Proporciona calor en zonas profundas sin elevar en exceso la temperatura de la piel, ya que las microondas son absorbidas de manera selectiva por tejido que poseen contenido elevado de agua.
  • Ultrasonido. Emplea ondas sonoras de alta frecuencia para penetrar en la profundidad de los tejidos (4 a 10 cm), lo que produce efecto térmico, mecánico, químico y biológico.

“Con la aplicación de calor logramos que disminuya el dolor y que mejore la movilidad, lo que repercute en la calidad de vida de los pacientes. Recordemos que ellos padecen enfermedades crónicas que sólo pueden controlarse, y lo que pretende la Medicina Física es que las articulaciones sigan siendo útiles”, señala el reumatólogo.

Aplicación de frío. Permite controlar espasmo muscular, dolor traumático, lumbalgia e inflamación aguda, amén de inducir cierto grado de anestesia local. Suele aplicarse empleando bolsa de hielo u objeto frío.

Estimulación eléctrica. Ayuda a prevenir la atrofia (parálisis) por desuso y espasticidad muscular. Consiste en colocar electrodo grande en alguna parte distante del organismo, y otro pequeño sobre la zona que se va a tratar; esta técnica usa corriente de baja intensidad y es la más empleada.

“Cuando los pacientes confían en el trabajo del especialista y siguen las indicaciones, mejora la movilidad, disminuye el dolor y, si el tratamiento médico es adecuado y empieza a reducir la inflamación, logramos que las articulaciones tengan una recuperación importante”, advierte el Dr. Camargo Coronel.

Desde luego, lo anterior depende del grado de afectación a causa de la enfermedad pues, si ya se destruyó una coyuntura de forma importante, será poco lo que la rehabilitación pueda hacer. “Sin embargo, cuando la articulación no sufre daño tan grande, la fisioterapia beneficiará en gran medida al individuo”, señala el especialista.

Aprendizaje

En las sesiones de Medicina Física se le enseña al paciente cómo debe hacer cada ejercicio o medida; por su parte, el especialista del área se encarga de supervisar su evolución y, en el momento en que lo considere conveniente, le recomendará al afectado seguir con el programa de rehabilitación en casa.

Ahora bien, cuando el paciente ya tiene una o varias articulaciones destruidas y su condición lo permite, se le debe dar otro manejo, el cual consiste en la colocación de prótesis. Este instrumento ortopédico devuelve funcionalidad y movilidad a la coyuntura, brindándole a la persona la posibilidad de hacer vida normal, aunque es preciso que acuda a rehabilitación para que se adapte.

Por último, el Dr. Camargo Coronel aconseja que “es fundamental tratar temprana y adecuadamente a los pacientes con enfermedades reumatológicas, pues con todos los recursos terapéuticos será posible evitar que las articulaciones pierdan su movilidad de manera permanente”.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor y Fiebre

Guía para bajar la fiebre en niños


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore