Peligros de la anticoncepción de emergencia - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Peligros de la anticoncepción de emergencia

Martes 28 de marzo del 2017, 11:05 am, última actualización

A pesar de que vivimos en una era de mayor apertura hacia la sexualidad y con numerosas fuentes de información, gran porcentaje de la población ignora los riesgos del mal uso de la pastilla anticonceptiva de emergencia o “del día siguiente”. 

Peligros de la anticoncepción de emergencia

Este tipo de anticoncepción es definida por la Secretaría de Salud como “los métodos que la mujer puede usar como respaldo y en caso de emergencia, dentro de los primeros días posteriores a una relación sexual sin protección, con el objetivo de prevenir un embarazo no deseado”. Más aún, aclara el organismo, “no son adecuados para uso regular”, lo cual, por desgracia, muchas personas ignoran o creen que es de poca relevancia. 

Cabe señalar que las sustancias empleadas en estos productos son conocidas desde hace tiempo. Al menos en México, la Norma Oficial Mexicana 005-SSA2-1993 de los servicios de planificación familiar contempla como fármacos de anticoncepción de emergencia a las combinaciones de estrógenos y progestinas (régimen de Yuzpe) y a las progestinas solas (levonorgestrel), que son las mismas hormonas utilizadas desde hace más de tres décadas en las pastillas anticonceptivas comunes. En otras palabras, su empleo es seguro y ampliamente comprobado, pero no por ello se debe abusar. 

Para ser más claros, charlamos con el Dr. Samuel Santoyo Haro, especialista certificado por el Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia, quien comentó que este método debe utilizarse sólo en una emergencia, es decir, en los casos en que haya ocurrido relación sexual sin protección

Hay que ser puntuales, dice el médico egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, en el Distrito Federal), y enfatizar que no sólo hablamos de los adolescentes, sino de personas adultas que muchas veces no han programado encuentro íntimo de este tipo. 

Esta alternativa es igualmente legítima, abunda el entrevistado, “si existió relación en contra de la voluntad de la mujer (violencia marital o violación), o simplemente si a la paciente se le olvidó tomar la píldora o colocarse un inyectable, así como en los casos en que el preservativo o condón se rompió”. 

Ruleta rusa

El Dr. Santoyo Haro es enfático al asegurar que es un grave error que la llamada “pastilla del día siguiente” se utilice como método de control de uso regular. “Hemos observado cómo, entre los adolescentes, la utilizan 2 y hasta 3 veces a la semana”, apunta quien realizó su especialidad médica en el Hospital de Ginecobstetricia Luis Castelazo Ayala del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS, en el Distrito Federal). 

Los anticonceptivos habituales, como orales, inyectables, parche, anillo vaginal e implante (se coloca debajo de la piel), poseen efectividad de casi 100%; en cambio, “la eficacia del método de emergencia es de hasta 87% cuando se toma inmediatamente después de la relación sexual no protegida, y 75% si se administra a los tres días”. 

Muchas de las personas que usan esta segunda opción desconocen que toman dosis altas de hormonas (progesterona), y que ello repercutirá en su salud, ya que sentirán náuseas, mareo o vómito. 

Aclara el también catedrático de la UNAM: “La eficacia de este método no se relaciona con la cantidad que se ingiere. Esto significa que tomar 10 tabletas del fármaco no resulta más efectivo, ya que lo único que promoverá será un desajuste del ciclo menstrual, causando que la mujer deje de sangrar con regularidad, se angustie y piense que está embarazada; además, habrá retención de líquidos, inflamación de las piernas y manos, así como episodios de cefalea (dolor de cabeza), entre otros efectos adversos”. 

Al respecto, señala el Dr. Santoyo Haro, es aconsejable que la mujer cuente con información fidedigna y clara sobre su sexualidad desde temprana edad, a fin de evitar el mal uso de éste y otros métodos de planificación. “Sería ideal que se consulte al ginecólogo en cuanto aparezca la primera menstruación, y de hecho que las niñas ya tengan antecedentes al respecto; hay que hablar con la verdad y explicarles de frente y con sencillez lo que rodea a la genitalidad; mencionar por su nombre al pene y la vagina, y no decir que nos trajo la cigüeña”. 

Así, los padres deben informarse y luchar contra los tabúes para educar a sus hijos, “porque muchas personas creen, por ejemplo, que no pasa nada en la primera relación íntima, como si fuera ‘de mentiritas’ y hubiera un escudo protector; esto es falso, ya que sí puede haber embarazo o contagio de una infección de transmisión sexual”, concluye. 

Investigación elocuente

El Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana (UIA, en la Ciudad de México) realizó investigación entre su población para conocer a fondo “el uso y el riesgo que puede conllevar la mala utilización y/o abuso de la píldora de las 72 horas”, popularmente llamada “píldora del día siguiente”. 

Las autoras del estudio, Montserrat Betancourt, María Teresa Roa e Ingrid Schroeder, señalan que las encuestadas no tienen información suficiente acerca de los diferentes anticonceptivos y en específico sobre esta opción, lo cual deriva en su uso incorrecto. 

Muchas mujeres, especialmente adolescentes, “utilizan la píldora de las 72 horas como un método anticonceptivo más, es decir, no se previenen habitualmente y si tienen una relación sexual desprotegida, recurren a la contracepción de emergencia. Por ello, es muy común que muchas estudiantes utilicen la píldora del día después con frecuencia y que sometan a su organismo a dosis hormonales muy fuertes”. 

El estudio se realizó en 400 mujeres de nivel socioeconómico alto, con rango de edad entre 19 y 26 años. Las voluntarias respondieron a un cuestionario de 34 preguntas que sirvió para explorar las actitudes que se tienen acerca del uso de la píldora de emergencia.

Contrario a lo que planteaba la hipótesis inicial, la investigación reveló que las mujeres sí tienen información respecto a la anticoncepción de emergencia; “sin embargo, la postura hacia ella es frecuentemente de rechazo, ya que en las escalas de percepción se arrojaron resultados que lo sustentan”. 

Se considera que una de las principales razones para ello es la influencia de factores sociales, en particular de la religión. En México, gran parte de la población es católica, conservadora, y esta doctrina se ha pronunciado en contra de la anticoncepción de emergencia, ya que la considera abortiva. 

También se observó que por el tipo de contexto donde se realizó la investigación (universidad privada y religiosa), los participantes se encuentran influidos por estos dogmas, lo cual determina que no hablen mucho sobre este asunto. 

Curiosamente, “las mujeres más receptivas a este método anticonceptivo fueron practicantes del budismo, y las que más lo rechazaron fueron testigos de Jehová. Sin embargo, la percepción general de las participantes sigue siendo negativa, y en general no existe la apertura deseada respecto a los temas sexuales, ya que esto se cree que pone en riesgo a adolescentes y jóvenes”.

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor Menstrual

Ultrasonido


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore