Múltiples quistes en ovarios, principalmente en mujeres jóvenes - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Múltiples quistes en ovarios, principalmente en mujeres jóvenes

Martes 28 de marzo del 2017, 09:26 am, última actualización

Los ovarios poliquísticos suelen causar periodos menstruales irregulares y/o dolorosos, vello facial y corporal anormal, y en ciertos casos imposibilidad de embarazo; ¿a qué de deben?, sigue leyendo, sobre todo si te encuentras entre los 15 y 30 años, ya que es el rango de edad en la que resultan más comunes.

Quistes ovarios

Para entender en qué consiste este problema ginecológico es importante recordar que un quiste es un saco o pequeña bolsa llena de líquido, en este caso dentro de un ovario. No puede decirse que resulte normal que todas las mujeres los produzcan como efecto de la ovulación, pero la verdad es que no son raros y en unas cuantas semanas desaparecen tal como surgieron.

Si después de tres meses el llamado quiste funcional no se desintegra, el médico puede sugerir que la afectada tome fármacos para que se detenga el proceso de ovulación y que el problema termine.

Ahora bien, algunas mujeres presentan variaciones en la producción de hormonas con la consecuente alteración del ciclo menstrual y, en ocasiones, llegan a manifestar varios quistes al mismo tiempo, lo que reconoce como ovario poliquístico. Es muy importante destacar que en esta misma denominación se ubica a la generación de gran número de folículos que no alcanzan su total maduración para llegar a ser óvulos normales y que se manifiesten en estado de reposo en los ovarios, pero que no son expulsados en el sangrado menstrual.

Un ovario poliquístico tiene entre 2 y 5 veces mayor tamaño que el llamado normal, y presenta una cubierta externa blanca, gruesa y muy resistente. Esta alteración también recibe el nombre enfermedad de Stein-Leventhal, y resulta común en mujeres en edad de reproducción, quienes generalmente ven alterados sus periodos menstruales, pudiendo suspenderlos por varios meses.

Múltiples quistes, múltiples problemas

En ciertos casos el problema pasa desapercibido, pues no siempre manifiesta modificaciones en el periodo menstrual, pudiendo la afectada vivir con él por años y darse cuenta hasta notar la imposibilidad de un embarazo.

Algunas hipótesis sobre la causa de múltiples quistes en ovarios sugieren que puede deberse a mal funcionamiento del hipotálamo, glándula ubicada en el cerebro y que incide directamente en el mecanismo de ovulación; se explica de la siguiente manera: el hipotálamo genera la hormona que libera a la llamada gonadotropina (GnRH), misma que estimula a otra estructura del cerebro, la hipófisis, que produce las hormonas foliculoestimulante (FSH) y luteinizante (LH), siendo la finalidad de ambas colaborar en la maduración de los óvulos para que viajen hacia el útero. Es así que una variación en este complejo proceso lo alterará y, por efecto, impedirá la fertilización.

Bien, pero los inconstantes ciclos menstruales no es el único rasgo que distingue a múltiples quistes ováricos, ya que también suelen provocar incremento de peso y crecimiento exagerado del vello corporal, facial, tórax y muslos, por efecto del incremento en la producción de hormonas masculinas (hiperandrogenismo); tampoco es raro que las mujeres afectadas desarrollen diabetes, ya que tienen asociada una resistencia a la insulina.

Hirsutismo (vellosidad anormal) y sobrepeso suelen ser los motivos que llevan a cualquier chica —sin saberse afectada— a visitar al ginecólogo, quien ante la posibilidad de que se trate de poliquistosis realizará examen físico e historia clínica, ya que con frecuencia madre o alguna hermana ha presentado síntomas similares; sin embargo, no existe suficiente evidencia en la actualidad que compruebe que esta enfermedad tenga relación con algún factor genético.

Vale la pena mencionar que en alto porcentaje de casos quienes padecen poliquistosis cumplieron con ciclos menstruales regulares en la adolescencia, pero al iniciar la adultez se tornaron esporádicos, y volvieron a ser regulares al empezar la vida sexual.

Para abandonar o corroborar sospechas, el primer paso es emplear el ultrasonido, método con el que puede reconocerse la estructura de útero, ovarios y trompas de Falopio, mediante ondas sonoras que son vistas en un monitor. Esta técnica permite localizar uno o varios quistes, e incluso dimensionar su tamaño y consistencia, información de suma importancia, pues si se trata de un quiste su consistencia será blanda pero si es un tumor (con posibilidades de ser canceroso) se reconocerá sólido y el tratamiento será distinto.

Si se identifican quistes, el tratamiento es mediante hormonas que intenten deshacerlos al regular el ciclo menstrual; el lapso será de 2 a 3 meses, al cabo de los cuales, de no haber cambios, se prescribirá una laparoscopía, cirugía que se lleva a cabo con un instrumento parecido a un telescopio iluminado de tamaño muy reducido llamado laparoscopio. Éste se coloca dentro del abdomen a través de una pequeña incisión (cortada) ligeramente por encima o debajo del ombligo. El laparoscopio permite al médico ver los quistes y removerlos.

Sin embargo, si el o los quistes son demasiado grandes para removerse con laparoscopio, o si se ve sospechoso por su consistencia dura, el ginecólogo probablemente hará una laparotomía, es decir, incisión más grande para remover el quiste. Esta cirugía requiere anestesia general y se prescribirá cuando las sospechas de cáncer sean altas, ya que es posible que el médico al abrir encuentre daños que posibiliten extirpar todo el ovario, útero o más tejidos adyacentes; el mismo especialista deberá hablar con la afectada antes de la intervención y advertirle sobre los riesgos del problema, de la cirugía, así como del tiempo de hospitalización y recuperación.

Afortunadamente, los quistes en mujeres entre 15 y 30 años casi siempre son benignos, es decir, no son cáncer, y responden muy favorablemente a la medicación; son muy raros los casos que requieren cirugía. Cuando se presenta resistencia a la insulina, los tratamientos actuales contemplan medicamentos insulinosensibilizantes para conseguir una ovulación eficaz; no obstante, el efecto de estos fármacos sobre la calidad de los óvulos está todavía en estudio.

Tras la operación los resultados son generalmente bastante buenos y puede restablecerse ovulación y fertilidad en unos cuantos meses. En caso de que esta última se complique, existe la opción de la fertilización in vitro , siempre y cuando ovarios y útero se encuentren sanos. Esta técnica de inseminación asistida consiste en tomar varios óvulos sanos para fecundarlos mediante la inyección de espermas, todo en laboratorio; después se elige el mejor para llevarlo a la matriz para que termine su desarrollo; el embarazo no suele presentar problemas.

Cabe destacar que en algunos casos —poco frecuentes— los ovarios poliquísticos pueden llegar a producir óvulos de mala calidad, lo que puede diagnosticarse previamente y tomar las medidas preventivas necesarias en caso de que la mujer desee embarazarse.

Es claro entonces que si sus ciclos menstruales son irregulares, nota aumento de peso inexplicable o crecimiento de vello facial, debe acudir a revisión por parte de su ginecólogo, ya que son indicios de posible problema que debe recibir tratamiento para que no tome mayores dimensiones.

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor Menstrual

Ultrasonido


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore