Insomnio, también es dificultad para permanecer dormido

    SyM
Insomnio, también es dificultad para permanecer dormido

El insomnio es la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido. En esta categoría también se incluye la alteración del sueño que consiste en la sensación de no haber descansado lo suficiente.

Tipos de insomnio

  • Insomnio transitorio. Dura pocos días y se presenta en personas que regularmente concilian el sueño sin problemas.
  • Insomnio de corta duración. Puede prolongarse de una semana a un mes, y se presentan cansancio, descenso de la atención y falta de concentración.
  • Insomnio crónico. Dura más de dos meses continuos y se considera de gravedad, ya que trae consecuencias negativas en el rendimiento escolar o laboral.

Causas

  • Puede ser consecuencia de trastornos emocionales, como ansiedad, nerviosismo, depresión o temor.
  • Uso de estimulantes (cafeína y nicotina) o algunos medicamentos.
  • Cambios en el ambiente u horario de trabajo.
  • Uso de somníferos durante periodos prolongados.
  • A medida que las personas envejecen presentan alteraciones en el sueño. 

Síntomas

  • Dificultad para conciliar el sueño durante varios días.
  • Sensación de que no se descansó durante el sueño.
  • Despertarse en la madrugada y no poder dormir después.
  • Falta de energía, irritabilidad, bajo rendimiento y ojeras. 

Diagnóstico

  • El médico valorará el patrón de sueño de la persona y el uso que ésta haga de medicamentos y sustancias como cafeína, nicotina y alcohol.
  • Mediante el estilo de vida del paciente, el estrés al que está sometido y su historia clínica.
  • Su nivel de actividad física es importante para determinar si se trata de insomnio transitorio, de corta duración o crónico. 

Prevención

  • Establecer un horario para irse a dormir.
  • Evitar siestas por la tarde.
  • No deben practicarse rutinas de ejercicio agotadoras antes de dormir.
  • Se recomienda darse un baño dos horas antes de dormir.
  • La habitación en la que se duerma debe mantenerse fresca, ventilada y limpia para dar la sensación de comodidad.
  • Practicar ejercicios de relajación.
  • Evitar el estrés y situaciones tensas. 

Tratamiento

  • Las personas con insomnio pueden mejorar su estado si procuran estar tranquilas y relajadas.
  • Si la causa es estrés, puede recurrirse al uso de vitaminas o tranquilizantes naturales de venta libre.
  • Existen algunos productos naturales, como el té de tila, azahar u hojas de naranjo, que alivian el nerviosismo.
  • En caso de que los trastornos de sueño interfieran con las actividades diarias, es recomendable recurrir a medicamentos de libre venta para el insomnio. Si las molestias continúan, acude con tu médico.
  • A veces, un dolor de cabeza, muscular, dental o premenstrual nos impide dormir. Existen en el mercado analgésicos de venta libre que además de aliviar el dolor ayudan a conciliar el sueño. 

Consulta a tu médico

descarga este artículo en PDF