Toallas femeninas, para controlar el flujo menstrual - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Toallas femeninas

Viernes 16 de junio del 2017, 01:29 pm, última actualización

¿Cuántas de las mujeres que hoy tienen poco más de 60 años no olvidan los retazos de tela de algodón especialmente cortados para esos días especiales del ciclo menstrual, los cuales hasta 4 ó 5 veces al día tenían que ser lavados y hasta hervidos para desinfectarlos? Afortunadamente, en la actualidad la tecnología ha dado grandes avances para la higiene íntima femenina mediante las toallas femeninas.

Toallas femeninas

Los antecedentes de las toallas sanitarias se remontan a la Primera Guerra Mundial (1914-1919), cuando investigadores médicos inventaron un algodón extra absorbente para atender a los soldados heridos. Así, las enfermeras que trabajaban en hospitales militares empezaron a usar dicha fibra durante su periodo resultando mejor que todo lo que habían utilizado antes. Alguien tuvo entonces la idea de producirlo comercialmente y en exclusiva para la menstruación, lo cual tuvo éxito porque proporcionó a las mujeres vida más activa y cómoda que antes.

En 1921 ocurrió auténtica revolución cuando la firma estadounidense Kimberly-Clark introdujo la primera “servilleta sanitaria” básica que poseía tiras en los extremos y requería el uso de cinturón elástico para mantenerla en su lugar. A su vez, en 1933 la Corporación Tampa (también de la Unión Americana) introdujo el primer tampón que vino a representar tranquilidad e innovación en la protección menstrual, obteniendo aceptación sobre todo entre aficionadas al deporte.

Durante largo tiempo las toallas femeninas, aunque desechables, fueron gruesas y en forma totalmente rectangular, con superficie que al tacto se percibía un tanto plástica. Así, en 1970 aparecieron modelos que se podían usar sin cinturón, ya que poseían tiras adhesivas para ajustarse al puente de la pantaleta. Desde entonces la carrera por mejorar dicho artículo se fue acelerando al punto que aparecieron variantes para los días en que no existe sangrado (llamados pantiprotectores).

Actualidad

En el presente se pueden encontrar en el mercado distintos productos para la higiene íntimas femenina cuyas características, en su totalidad, se basan en los medios de absorción utilizados, siendo éstos de dos tipos: internos y externos. En cuanto a los primeros (tampones) están formados por algodón muy compactado; son pequeños cilindros que al ser introducidos en la vagina permiten absorber el flujo menstrual evitando así humedecer los genitales externos y la aparición de “típico” y molesto olor. El modelo “mini” es ideal para los días en que el sangrado es poco abundante, mientras los tamaños más grandes son convenientes para los primeros días del periodo cuando el flujo es más intenso, por lo que también deben cambiarse cada 3 ó 4 horas (si el volumen es menor puede permanecer por 6 a 8 horas).

No se recomienda usar tampones de alta absorbencia durante los días más leves del periodo y procure cambiarlos constantemente, sobre todo cuando el fluido es muy abundante, de lo contrario se corre el riesgo de sufrir el síndrome de shock tóxico (SST), enfermedad poco común que provoca deficiencias en casi todos sistemas del cuerpo, la cual surge por consecuencia de infección provocada por la bacteria Staphylococcus aureus, que puede ser mortal, como lo afirma el ginecoobstetra Edgar Ruiz Ortiz, director de Sedna Hospital, en la Ciudad de México, quien agrega que lo más recomendable es alternar el uso de tampones con toallas sanitarias durante el periodo menstrual.

Asimismo, si sufres de cualquiera de los siguientes síntomas mientras utilizas tampones, contacta inmediatamente a tu médico:

  • Fiebre alta que aparece repentinamente.
  • Dolores musculares.
  • Diarrea.
  • Mareo o desmayos.
  • Sarpullido similar al que aparece por quemadura de Sol.
  • Dolor de garganta.
  • Enrojecimiento de ojos.
  • Alteración de la presión arterial, así como de frecuencia cardiaca y respiratoria.
  • En casos graves, pérdida de la conciencia.

Recomendaciones de uso:

  • Antes de quitar la envoltura del tampón lávate cuidadosamente las manos.
  • No lo utilices si existe infección genital, porque el contacto con los materiales del tampón y la retención del flujo menstrual por mucho tiempo puede agravar la situación.
  • Si en el intento de colocarlo el tampón cae al suelo, debe ser desechado.
  • Para comenzar, elige siempre el más pequeño. No intentes colocarlo sin menstruación, ya que si los genitales no están húmedos la sequedad del algodón puede provocar irritación.
  • El médico puede enseñarte a colocarlo, informándole a su vez sobre la forma y orientación de la vagina, lo cual hará más fácil el proceso.

Cabe añadir que todas las mujeres pueden usar tampones, incluso, desde sus primeras menstruaciones, ya que el himen (membrana que rodea la entrada de la vagina en la mujer que aún no ha tenido relaciones sexuales) es muy elástico y tiene una abertura natural más grande que el diámetro medio del artículo citado, por lo que no hay riesgo de que se rompa. Para saber si está bien colocado, dicho objeto no debe causar molestia mientras se está usando, de modo que si se siente, quiere decir que no está en el lugar preciso.

Respecto a los medios de protección externos, se trata de las toallas sanitarias propiamente dichas, las cuales se presentan en distinto espesor, longitud y anchura. La variedad de marcas que los fabricantes proporcionan a la consumidora incluyen amplia gama de modelos elaborados con diversos diseños y materiales a efecto de cubrir diferentes necesidades en cuanto a protección y comodidad.

Es así como hoy es posible encontrar productos con malla seca o cubierta suave; para flujo menstrual leve, moderado o abundante; con esencias e ingredientes naturales; con alas o sin ellas, así como para ropa interior tradicional o tanga. Sin duda, la lista de especificaciones para su uso es larga, pero las características más importantes de la toalla femenina están más que claras:

  • Debe tener rapidez de absorción, pues ante la descarga de flujo menstrual tiene que responder prontamente para evitar escurrimientos.
  • Ofrecer buena capacidad para mantener seca la superficie de la toalla, es decir, retener la cantidad de flujo que permanece dentro de la toalla femenina sin regresar a la superficie. Entre menor cantidad de fluido retorne, mayor será la comodidad.
  • Poseer buena adhesión, sin que las tiras dejen residuos de pegamento al desprender la toalla sanitaria, pues esto puede repercutir en daños a la prenda íntima.
  • Adaptarse perfectamente a la ropa interior, de esta manera se disminuye la posibilidad de accidentes al estar en movimiento. Para esto es especialmente necesario que el producto tenga alas flexibles.

Es importante indicar que las toallas nocturnas se han diseñado específicamente para usarlas durante la noche, pues cubren mayor área de la ropa interior gracias que son más largas en la parte posterior, en tanto que las alas, de mayor longitud y flexibilidad, también evitan que la toalla se mueva durante las horas de sueño, siendo adicionalmente recomendadas cuando hay flujo mayor.

Por su parte, las toallas ultrafinas proporcionan excelente protección y alta comodidad sobre todo durante la práctica de deportes muy activos, como  básquetbol o futbol; la única actividad en la que no se pueden usar es la natación, para la cual se recomiendan los tampones. La toalla sanitaria debe ser removida tan frecuentemente como sea necesario, a fin de evitar mal olor o alguna alergia.

En cuanto a los pantiprotectores, el Dr. Ruiz Ortiz señala que son excelente opción para los últimos días del periodo, pero no tanto para su utilización diaria, ya que pueden enmascarar infecciones o flujo anormal.

SyM - Sonia Robles

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dolor Menstrual

Ultrasonido


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore