Cómo funciona un banco de semen en México - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cómo funciona un banco de semen en México

Miércoles 22 de marzo del 2017, 09:18 am, última actualización

Se estima que en el mundo 14% de las parejas que buscan concebir un hijo no lo logran debido a infertilidad; en México, la tasa es de 15%, siendo en 33% de los casos un problema originado en el varón. Para él la oportunidad de tener un nuevo integrante en la familia no está cerrada, ya que el banco de semen es una opción a considerar.

Cómo funciona un banco de semen en México

Estadísticas en México indican que en el Distrito Federal 120 mil matrimonios tienen problemas para concebir un hijo, y además de que cada año se suman a este grupo más de 2 mil nuevas parejas; lo sorprendente del caso es que apenas 4 mil buscan solucionar su problema al consultar a un especialista médico.

En nuestros días los bancos de semen se han destacado como importante recurso cuando el problema de infertilidad se debe a deficiente calidad del esperma o, incluso, para mujeres que desean ser madres sin tener pareja. Surgidos a nivel mundial en la década de los setenta del siglo pasado, en México son apenas conocidos y pocos cuentan con el respaldo de la más importante entidad sanitaria a nivel gubernamental.

El primer banco de semen establecido en el país acorde a las características étnicas de nuestra población amparado por la Secretaría de Salud fue puesto en marcha en la Ciudad de México por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Integrante del mismo y responsable del laboratorio de Andrología, el biólogo José Juan Luna Martín del Campo comenta a saludymedicinas.com.mx que la institución cuenta en nuestros días con muestras de 60 donantes de esperma, 40 de ellos mexicanos y los restantes de otras nacionalidades.

“Tener muestras de diversos países permite que podamos acercarnos a lo que requieren las parejas que buscan nuestro servicio. Es por ello que ofrecemos tres opciones de semen que se asemejan a las características físcas (fenotípica) de alguno o ambos miembros de la pareja.”

El especialista refiere que el laboratorio también cuenta con equipo para congelar y conservar (criopreservación) esperma que será utilizado en su oportunidad. A esta opción recurren hombres que se someterán a radioterapia o quimioterapia (procedimientos médicos para combatir cáncer), vasectomía u otros procesos que afectan o destruyen las células germinales (maduran hasta transformarse en espermatozoides).

Unos cuantos los elegidos

Pese a su corta existencia, alrededor de los bancos de esperma se han generado ideas que no siempre corresponden a la realidad, de ahí la intención de saludymedicinas.com.mx por brindar información veraz al respecto. Por principio de cuentas es muy importante dejar claro que no cualquier hombre tiene la posibilidad de ser donador de semen, pues debe cumplir con una serie de obligaciones indispensables:

  • Tener entre 18 y 35 años.
  • Ser saludable física y mentalmente.
  • No contar con antecedentes familiares directos de trastornos genéticos mayores ni enfermedades hereditarias, como asma, diabetes, epilepsia o hipertensión arterial.
  • No ser portador o estar infectado por microorganismos responsables de hepatitis B o C, sida, chlamydia, herpes virus, sífilis, gonorrea o citomegalovirus.
  • Poseer semen de calidad que soporte adecuadamente el proceso de congelación y descongelación.

El donador es sometido a examen físico completo para conocer, entre otras cosas, sus características fenotípicas (talla, peso, tipo de sangre, color de piel, ojos y cabello); además, se realiza historia clínica en la que informará si ha sido sometido a intervenciones quirúrgicas y si en su familia hay antecedentes de problemas psiquiátricos y/o de consumo de drogas, alcohol o tabaco. Asimismo, se realizará entrevista personal para conocer grado de estudios, aficiones y preferencias sexuales.

El siguiente paso es someter a pruebas de laboratorio el semen del donador en tres muestras distintas, para lo cual se le pide tenga tres días de abstinencia sexual antes de cada una de las tomas. En microscopio se observará movilidad y cantidad de espermatozoides, teniendo como base el rango que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como normal: 20 millones a 250 millones por mililitro.

Con una cuarta muestra se realizará una prueba de congelación del semen a -196 grados centígrados; para mantener a los espermatozoides de esta manera se usa como refrigerante nitrógeno líquido, pudiendo permanecer en este estado durante varios años, aunque varias legislaciones a nivel mundial establecen cinco como tiempo máximo de aprovechamiento.

Posteriormente se descongelará y se observará una vez más movilidad y cantidad de espermatozoides. Si ésta fuera aceptable, se cita al aspirante para pruebas de sangre a fin de descartar la presencia de virus o bacterias, y luego a estudio citogenético o de cariotipo (análisis genético de los cromosomas). Si los resultados son aprobatorios en ambos casos, candidato y banco esperarán seis meses para realizar nuevos estudios que reafirmarán el buen estado de salud del individuo, que de ser así firmará documentos legales en los que cede su semen para ser donado.

El maestro en Ciencias Luna Martín del Campo enfatiza en que el Banco de Semen del IVI brinda una compensación al donante para sus gastos de transportación, pero de ninguna manera es una paga. “La  misma institución —cuya dirección general se localiza en Valencia, España— informa al donador desde la primera sesión sobre el anonimato en el que incurren sus muestras a partir de ese momento; en otras palabras, toda la información personal que proporcione será de utilidad para el laboratorio, pero en ningún momento se le facilitará a quien se muestre interesado en hacer uso del semen; asimismo, el involucrado renunciará a conocer el destino de su esperma”, indica el entrevistado.

Asimismo, Juan José Luna menciona que el laboratorio de Andrología cuenta con avances tecnológicos que permiten “limpiar” el plasma seminal del virus de inmunodeficiencia humana (VIH, causante del sida), de manera que si ese fuera el único problema de la muestra, ésta puede ser usada sin impedimento alguno una vez que se somete a dicha técnica. “Donantes y receptores deben tener plena confianza en todos los procedimientos que se llevan a cabo en el IVI, pues cada uno de ellos se efectúa bajo las más altas normas de calidad tecnológica y seguridad, además de que la confidencialidad es absoluta en el manejo de la información por parte del Banco”.

Es importante mencionar que el citado Banco del IVI cobra una cuota anual por mantenimiento a quien solicita la criopreservación.

México, al igual que muchos otros países, tiene enormes huecos en materia legislativa para temas relacionados con reproducción asistida, y en particular en la regulación del funcionamiento de un banco de semen. Sin embargo, el administrado por el IVI sigue los lineamientos establecidos por la Ley General de Salud en Materia de Uso y Disposición de Células Germinales, al igual que por la misma institución en España, donde los criterios al respecto son verdaderamente estrictos.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Signos de alarma en el embarazo


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore