Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cuándo es legal el aborto

Miércoles 17 de septiembre del 2014, 09:44 am, última actualización.

En México, cada año se suscitan entre 6,500 y 13,000 embarazos como resultado de violaciones.

Aborto legal

En el mundo, se estima que cada año 46 millones de mujeres recurren al aborto inducido para terminar con un embarazo no deseado; en México, datos emitidos por la Secretaría de Salud refieren 220 mil casos en el mismo lapso, pero el Instituto Nacional de Perinatología calcula que podrían ser más de 850 mil; a lo anterior debemos agregar que una de cada 1,000 mujeres que acuden a esta opción muere debido a que la mayoría de los procedimientos se realizan en la clandestinidad y, frecuentemente, en condiciones peligrosas.

Un caso particular

En 1999, Paulina Ramírez —en ese momento de 13 años de edad—, denunció su embarazo producto de una violación ante las autoridades judiciales del gobierno de Baja California, mismas que le negaron la facultad de llevar a cabo un aborto legal al que tenía derecho según el código penal del estado. En 2006, la joven recibirá por parte de la entidad la reparación del daño que le provocó este hecho, la cual comprende los recursos necesarios para garantizarle a ella y a su hijo estabilidad económica hasta que éste llegue a la educación universitaria.

En México no existe el derecho al aborto legal si antes no se denuncia la violación, pero “lamentablemente sólo 10% de las víctimas notifica el delito debido a la mala atención y mal trato en los ministerios públicos en toda la República”, afirmó en su oportunidad Kenneth Roth, director ejecutivo de la organización humanitaria Human Rights Watch-Américas (Observador de Derechos Humanos).

En el país, los mayores avances en materia legislativa sobre las oportunidades de interrumpir un embarazo no deseado se registran en los códigos penales del Distrito Federal y de Baja California. Particularmente, el primero define al aborto —en su artículo 329— como la muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez (embarazo). Los capítulos siguientes hacen referencia a las sanciones que implica recurrir a dicho procedimiento:
Artículo 330. Se aplicarán de 1 a 3 años de prisión a quien hiciere abortar a una mujer, sea cual fuere el medio que empleare, siempre que lo haga con su consentimiento; cuando éste falte, la condena será de 3 a 6 años y si mediare violencia física o moral se impondrán al delincuente de 6 a 8 años de cárcel.

Artículo 331. Si el aborto lo causare un medico, cirujano, comadrón o partera, además de las sanciones que le correspondan conforme al artículo anterior, se le suspenderá de 2 a 5 años en el ejercicio de su profesión.

Artículo 332. Se impondrán de 6 meses a 1 año de prisión a la madre que voluntariamente procure su aborto, o consienta en que otro la haga abortar, si concurren estas tres circunstancias: 

I. Que no tenga mala fama. 
II. Que haya logrado ocultar su embarazo. 
III. Que la preñez sea fruto de una unión ilegitima.

Faltando alguna de las circunstancias mencionadas, se le aplicaran de 1 a 5 años de prisión.

Artículo 333. No es punible (sancionable) el aborto causado sólo por imprudencia de la mujer embarazada, o cuando la gestación sea resultado de una violación.

Artículo 334. No se aplicara sanción cuando de no provocarse el aborto la mujer embarazada o el producto corran peligro de muerte. El juicio debe ser emitido por dos médicos especialistas que coincidan en el diagnóstico de que el producto presenta alteraciones genéticas o congénitas, que éstas pueden dar como resultado daños físicos o mentales y/o que éstos puedan poner en riesgo su sobrevivencia.

El mismo apartado del código penal exige que debe existir consentimiento de la mujer embarazada, mismo que responda a una decisión libre y responsable, además de que debe tener como base información (que comprenda tanto los procedimientos, riesgos, consecuencias y efectos, como los apoyos y alternativas existentes) proporcionada por los médicos a cargo del caso.

A continuación destacaremos las siete circunstancias por las que el aborto es legal a nivel nacional: 

1. Cuando el embarazo es resultado de una violación; esta causal es válida en toda la República. 
2. Cuando el aborto es provocado “de manera imprudencial”, en otras palabras, cuando la mujer realiza una actividad que pone en peligro el embarazo; válido en 29 estados. 
3. Cuando, a juicio del médico, el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer; vigente en 27 estados. 
4. Cuando el producto tiene deformaciones congénitas o genéticas (llamadas “razones eugenésicas, malformaciones físicas y/o mentales”); con validez en 13 estados. 
5. Cuando el embarazo provoque daño a la salud de la mujer; por ejemplo, si ella tiene cáncer y continuar con el embarazo pone en riesgo su salud. Permitido en nueve estados.
6. Por inseminación artificial no consentida; legítimo en 10 estados. 
7. Por razones socioeconómicas y cuando la mujer es madre de 3 hijos; esto sólo es válido en el estado de Yucatán. (fuente: www.decidir.org.mx)

A nivel mundial

Los 46 millones de abortos anuales en todo el orbe han motivado a las autoridades legislativas de cada país a modificar sus estatutos a fin de que la mujer cuente con mayor número de herramientas para decidir si quiere o no un embarazo no deseado.

Actualmente, en 55 países el aborto inducido está permitido, mientras que en otros 54 está prohibido completamente o lo permiten sólo para salvar la vida de la mujer. ¿Cómo es la legislación sobre aborto en el mundo?; a continuación se muestra un panorama muy general: 

  • Prohibición total. Las leyes más restrictivas son aquellas que prohíben el aborto en cualquier situación por considerarlo delito, aplican sanciones al proveedor y, con frecuencia, a la mujer que se somete al mismo; ejemplos de países que contienen disposiciones en este sentido son Chile, El Salvador, Honduras, Filipinas, Haití, República Dominicana, Andorra y el Vaticano.
  • Para salvar la vida de la mujer. Legislación definitivamente más abierta es la que autoriza el aborto cuando médicamente la vida de la embarazada está en peligro, y eximen de castigo a los proveedores que lo realizan, siempre que se argumente como “estado de necesidad” en un juicio legal; algunos ejemplos son Panamá, Paraguay y Venezuela.
  • Por razones de salud física. Como sucede en el apartado anterior, se autoriza el aborto para salvar la vida de la embarazada si científicamente se comprueba que una lesión amenaza de forma grave o permanente su salud, pero además la legislación considera como factores de aprobación el hecho de que el producto sea resultado de violación, incesto o hubiera riesgo de malformaciones fetales. Argentina, Suiza, Tailandia y Uruguay son ejemplos de países que contienen disposiciones en este sentido.
  • Por razones de salud mental. Además de autorizar el aborto para proteger la integridad física de la mujer, las leyes lo permiten para cuidar la salud mental de la misma, principalmente por los efectos que el hecho deje en la mujer; desde la angustia hasta el trastorno nervioso o la depresión (arrepentimiento de abortar). Dentro de esta categoría se encuentran países como Australia, Botswana, España, Israel y Portugal, mismos que también autorizan el aborto en casos de violación, incesto o malformaciones fetales.
  • Por razones socioeconómicas. Además de autorizar el aborto para salvar la vida de la embarazada —para proteger su salud mental y física—, esta legislación toma en cuenta sus recursos económicos, edad, estado civil y el número de hijos vivos que tiene; asimismo, se consideran factores para autorizar un aborto legal el que la preñez sea consecuencia de violación o incesto y cuando existe alta probabilidad de malformaciones fetales serias. Algunos países que contienen disposiciones en este sentido son Finlandia, Gran Bretaña, India, Japón y Taiwán.
  • Aborto sin restricciones. En países como Canadá, Cuba, China, Estados Unidos, Francia, Hungría y Puerto Rico las leyes sobre aborto son menos restrictivas y lo permiten sin que exista ninguna condición relacionada con la causa del mismo; sin embargo, el proceso puede estar limitado por condiciones respecto al tiempo de gestación y/o a que terceras partes lo autoricen. Cabe señalar que aun en los países con las leyes más liberales sobre aborto, para que éste sea calificado como legal debe estar condicionado a la voluntad de la mujer y realizarse en hospitales y por un personal calificado.

Estadísticas a nivel mundial al respecto indican que el número de casos de aborto en países donde se permite no es más frecuente que en los que lo castigan; en realidad la cifra no varía mucho entre una categoría y la otra. Sin embargo, tal vez deba destacarse el caso de Holanda, país con la menor frecuencia de abortos del mundo (12,7% de los embarazos), a pesar de que el hecho es legal, pero donde además la educación sexual es masiva y existe amplio acceso a métodos anticonceptivos.

SyM

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Visita ya el Centro de Bebés
Hoy en Embarazo

Papá en el parto, de gran ayuda


Ver más...


Logo Comscore