Cómo usar decolorantes para cambiar de color el cabello - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

15 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Decolorantes del cabello

Miércoles 29 de junio del 2016, 08:52 am, última actualización

El hábito de teñirse el cabello se remonta a la época de los egipcios, ya que las mujeres de dicha civilización utilizaban extractos vegetales (como la henna) y algunas sales minerales (de plomo, por ejemplo) para cambiar su apariencia.

Tintes-Capilares-Decolorantes-Cabello

En la actualidad, se estima que entre 30% y 40% de la población femenina en los países industrializados emplea tintes capilares, y en gran medida lo hacen para tener una melena de color más claro que el que poseen de forma natural.

Empero, se debe mencionar que la posibilidad de que una cabellera oscura o castaña pueda lucir un tono rubio espectacular no sólo radica en el avance en materia de tinturas específicas, sino también en el uso de decolorantes, es decir, soluciones de aplicación directa que eliminan los pigmentos del cabello y sin que se altere su salud.

Aunque estos productos permiten suponer que cualquier persona pueda utilizarlos para obtener el tono capilar que siempre ha deseado, se aconseja no abusar de ellos. En efecto, algunas mujeres y hombres (recordemos que adolescentes y otros varones no tan jóvenes se han incorporado a esta moda) que se afanan en conseguir una melena rubia pueden decolorar su cabello sin poseer los conocimientos adecuados e ignorando los señalamientos del instructivo, de modo que sólo obtienen como resultado una cabellera áspera, opaca, con puntas abiertas y, en ocasiones, de textura chiclosa.

Por ello, es muy importante tomar en cuenta que si el cabello es natural o artificialmente muy oscuro, no será fácil aclarar su color. En tales casos, se recomienda acudir a un centro de belleza profesional para que un experto en coloración capilar o tinturista, gracias a sus conocimientos, lleve a cabo el proceso de la manera más amigable posible. Sin embargo, cabe mencionar que cuando hay evidencias de cabello reseco, maltratado y/o sometido a intenso proceso químico, incluso dicho especialista evitará la decoloración, por representar una agresión a la vitalidad capilar.

Acción profunda

Para explicar cómo funcionan los decolorantes debemos recordar que la estructura interna del cabello humano, vista al microscopio, es semejante a una hebra de lana, mientras que su superficie está cubierta por una serie de escamas diminutas (cutículas capilares), mismas que determinarán su tonalidad y que, cuando se encuentran alineadas y en buenas condiciones, se traducirán en brillo y sedosidad.

El tono de la cabellera se debe, ante todo, a la estructura externa de cada filamento, ya que es en las cutículas donde se deposita la mayor cantidad de melanina (sustancia encargada de dar color), y porque dependiendo del tipo de ésta será la apariencia de la persona:

  • Cuando es más abundante la eumelanina o pigmento granuloso, la cabellera irá del castaño medio al negro.
  • En caso de que la eomelanina o pigmento difuso se encuentre en mayor cantidad, la tonalidad será del castaño claro al rubio.

Es necesario saber que la melanina es resistente a los agentes oxidantes, es decir, aquellos que promueven la liberación de oxígeno y que, por ende, serían los indicados para aclarar el cabello. No obstante, hay una sustancia a la que dicho pigmento es sensible: el peróxido de hidrógeno, el cual está contenido en agua oxigenada (en concentración de 3%), así como en polvos, cremas y aceites fabricados por marcas de prestigio (al 6% o mayor).

Cuando la melena no es muy oscura o se encuentra sana, los decolorantes pueden aplicarse con confianza, previo uso de tratamientos hidratantes y protectores. Sin embargo, al actuar en cabellos maltratados, precisamente en los que las escamas o cutículas han sufrido daño y se encuentran desordenadas, abiertas o quebradas, el proceso de aclarado puede ser muy agresivo y afectar toda la estructura capilar.

La opción que un especialista puede ofrecer en caso de tener una cabellera con notable problema de resequedad, consiste en aplicar un tinte con un tono más claro que el original, sin recurrir al decolorante, y luego hacer algunos mechones o luces en rubio para generar el efecto deseado.

Por la salud capilar

Cuando el cabello haya sido sometido a un proceso de decoloración es fundamental tener en mente que requerirá atención especial para evitar que se torne reseco y sin vida, ya que se ha modificado la estructura de sus cutículas. Para tal fin, hay que procurar una serie de cuidados:

  • Usar shampoo y acondicionador para cabello teñido, ya que sus ingredientes reestructuran la superficie de las fibras capilares, mantienen la sedosidad y aportan brillo y color.
  • Evitar la acumulación de grasa en el cabello porque activa la proliferación microbiana, disminuye la oxigenación capilar y favorece la resequedad.
  • Aplicar una vez a la semana tratamientos humectantes e hidratantes específicos para cabellera procesada químicamente.
  • Disminuir o evitar el uso de secadora, tenazas, planchas alaciadoras, cepillo y tubos eléctricos.
  • Desenredar la melena con sumo cuidado, iniciando por las puntas, e impedir la realización de peinados o cepillados excesivamente fuertes o frecuentes para no afectar a la cutícula.
  • No frotar al cabello durante el secado.
  • Evitar el contacto con agua de piscinas o proteger la melena con una gorra especial, pues el cloro es uno de los grandes enemigos del cabello teñido.
  • Retocar con tinte sólo las raíces para evitar que el resto del cabello se reseque y maltrate.
  • No utilizar clips, pinzas y otros adornos que tiren en exceso de la raíz capilar. Tampoco es conveniente llevar todos los días el cabello sujeto con trenzas o recogedores que provocan un estiramiento del mismo.

Asimismo, es importante seguir aquellas medidas nutricionales que beneficien al cabello, pues no hay que olvidar que una dieta equilibrada provee los nutrientes requeridos para una buena salud capilar:

  • Bebe entre 2 y 3 litros de agua al día.
  • Consume importante cantidad y variedad de frutas, verduras y legumbres, pues son fuente importante de minerales y oligoelementos, los cuales desempeñan un papel fundamental en la formación del cabello.
  • Ingiere alimentos ricos en vitamina B5 (ácido pantoténico) y B6 (piridoxina), como hígado, pescado, queso, avena, huevo, aguacate, papa, vegetales de hoja verde y frutas frescas y secas, pues ambos nutrientes son indispensables para fortalecer la melena.
  • Evita el consumo de café, tabaco y alcohol, pues contraen los vasos sanguíneos del cuero cabelludo, disminuyen su aporte sanguíneo y, por tanto, su nutrición. En particular, el humo del cigarrillo también contribuye a la resequedad y el daño a las escamas del cabello.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Cáncer de cuello uterino


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore