Consecuencias de exceso de hierro en el organismo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

El exceso de hierro puede costarte la vida

Jueves 16 de marzo del 2017, 11:03 am, última actualización

Este mineral es indispensable para la vida humana por las funciones que desempeña, pero un exceso de hierro puede afectar la salud. Este hecho se suscita por frecuentes transfusiones de sangre, principalmente.

Hierro, Anemia

Entre las funciones que desempeña el hierro en el organismo se encuentran: es importante componente de proteínas que facilitan el transporte de oxígeno a través de la sangre a todos los órganos; en el cerebro, participa en la labor de los llamados neurotransmisores (como dopamina, norepinefrina y serotonina) responsables de “moldear” nuestro estado de ánimo; ayuda en la formación de enzimas que intervienen en reacciones químicas en todo el cuerpo y es indispensable en la correcta utilización de las vitaminas del grupo B. Sin olvidar que en las mujeres sus requerimientos aumentan durante la menstruación (debido a que dicho elemento se pierde con el sangrado), menopausia (en esta etapa hay deficiencia de nutrientes) y en los últimos meses del embarazo (ya que el feto lo requiere para su desarrollo).

El cuerpo humano absorbe el hierro que necesita de los alimentos y guarda una cantidad extra (cerca de 15%) para futuras necesidades, por ejemplo, cuando la ingestión en la dieta es insuficiente; los sitios de su almacenamiento son médula ósea (tejido de aspecto viscoso amarillento que se encuentra en el interior de los huesos), bazo (órgano cuyas funciones son eliminar materiales de desecho de la sangre y defender al organismo de agresiones externas) e hígado.

Dentro de las fuentes de hierro se encuentran: carnes, vísceras, pescado, aves, frijoles, lentejas, harinas, cereales, productos de granos, frutas secas, espárragos, vegetales de hojas verdes, fresas, nueces, harina de maíz, yema de huevo, cerezas, peras, perejil, papa y col, principalmente.

Todo con medida

Pese a que el cuerpo tiene sofisticados mecanismos para absorber una cantidad normal de hierro, carece de otros para desechar el que se acumula en exceso. Cuando lo anterior sucede, el mineral irá invadiendo tejidos y órganos vitales, como hígado, glándulas endocrinas y el corazón, a los que dañará mediante el desarrollo de padecimientos como:

  • Cirrosis hepática. Las células del hígado mueren poco a poco y se transforman en tejido de aspecto fibroso, con numerosas cicatrices y nudos que afectarán su funcionalidad; en casos extremos puede acelerar el desarrollo de cáncer.
  • Crecimiento deficiente en niños. Además de generar desarrollo anormal de tejidos, huesos y dientes en infantes, si el hierro es depositado en la glándula pituitaria (se encuentra en la base del cerebro) puede ocasionar alteraciones, especialmente de maduración sexual.
  • Diabetes mellitus. Incapacidad de regular los niveles de azúcar en sangre debido a la escasa —en ocasiones nula— producción de insulina, hormona esencial para la realización del proceso metabólico.
  • Hipotiroidismo. Disminución en el desempeño de la glándula tiroides, que coordina numerosos mecanismos en el organismo.
  • Insuficiencia cardiaca. Incapacidad del corazón para bombear sangre adecuadamente, lo que ocasiona acumulación de líquidos en pulmones y sistema circulatorio.

Ahora bien, ¿por qué algunas personas almacenan hierro y otras no? Quienes tienen mayor riesgo de desarrollar sobrecarga del mineral son aquellos que para sobrevivir dependen de las transfusiones sanguíneas por un período prolongado; en otras palabras, la sobrecarga ocurre en pacientes que reciben 10 o más unidades (bolsas) de sangre de manera frecuente, o también en quienes que se transfunden esporádicamente durante episodios agudos de alguna enfermedad. Para algunas personas la sobrecarga de hierro no tiene una explicación concreta.

Debemos destacar como los principales padecimientos que requieren suministros sanguíneos constantes a los siguientes:

Anemia de células falciformes o drepanocitosis

La hemoglobina es una proteína (cuya figura semeja un disco) que se encuentra en los glóbulos rojos y transporta oxígeno desde los pulmones a todo el cuerpo a través de venas y arterias, utilizando a la sangre como vehículo de transporte; cuando sus niveles disminuyen se desarrolla anemia.

Esta afección se llama de células falciformes cuando la estructura de la hemoglobina sufre una alteración en su forma normal, debido a que la cantidad de oxígeno en la sangre se reduce (por la razón que sea), propiciando que los glóbulos rojos que la contienen también modifiquen su estructura y adopten la de una hoz o guadaña. Lo anterior interfiere en el flujo normal del vital líquido, ya que los vasos sanguíneos pequeños se obstruyen.

Aunque este tipo de anemia se presenta en algunos niños al nacer, suele hacerse notoria a los seis meses de edad mediante inflamación del abdomen, manos y pies, así como color amarillo en piel y ojos; con el paso del tiempo la deficiente oxigenación dará pie a crecimiento del corazón, úlceras en las piernas, infecciones respiratorias frecuentes, alteraciones en las encías e, incluso, puede retrasar la madurez sexual en la adolescencia. En la edad adulta habrá fatiga crónica, dolor abdominal y en articulaciones, irritabilidad, ceguera en los últimos años de la vida y, en los hombres, priapismo (erecciones prolongadas y dolorosas sobre las que no se tiene control).

¿Por qué sucede? Se presenta cuando ambos padres heredan un gen (de los 30 mil que conforman a los 46 cromosomas con que contamos al momento de nacer) defectuoso. Las opciones médicas ante este problema son el empleo de fármacos para incrementar los niveles de hemoglobina o el trasplante de médula ósea, aunque este último se indica en una minoría de pacientes.

Entonces, el tratamiento más común son transfusiones regulares, ya que permiten sustituir los glóbulos rojos que contienen hemoglobina defectuosa por sanos, lo cual eleva el nivel de oxigenación de la sangre para prevenir la aparición de complicaciones, como el daño a órganos vitales.

Síndromes mielodisplásicos

También llamada mielodisplasia, es una enfermedad que se caracteriza por una anomalía en la médula ósea, en la cual se desarrollan y maduran estructuras llamadas blastos, los cuales, a su vez, forman diferentes tipos de células de sangre: glóbulos rojos (transportan oxígeno), glóbulos blancos (luchan contra microorganismos que pueden propiciar infecciones) y plaquetas (impiden las hemorragias espontáneas y la formación de moretones). Cuando los blastos no maduran, su funcionamiento será deficiente y no se llevarán a cabo las funciones mencionadas e, incluso, puede dar pie al desarrollo de cáncer en la sangre (leucemia).

Las aproximadamente 160 mil personas en el mundo que padecen este problema no encontrarán solución nunca, y aspiran a tener una sobrevida de cinco años. Sin embargo, las transfusiones sanguíneas se orientan a aliviar las complicaciones relacionadas con la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Talasemia

Se trata de otra anomalía genética en la hemoglobina. Para explicarla, tengamos en cuenta que la mencionada proteína de la sangre contiene dos cadenas llamadas de globina, alfa y beta, las cuales deben mantener equilibrio para que enfrentar las bajas cantidades de oxígeno; no obstante, por causas desconocidas en el proceso hereditario pueden suscitarse problemas que originen un desequilibrio y con él empezarán las afecciones.

El tratamiento más común contempla frecuentes transfusiones de sangre, las cuales ayudan a mejorar la situación del enfermo. Cabe mencionar que sin este recurso médico los pacientes con talasemia mueren cerca de la primera década de la vida, principalmente debido a deficiencia cardiaca por sobredosis de hierro. Por fortuna, esta afección suscita muy pocos casos en México.

¿Qué hacer?

Si bien los suministros de sangre representan una oportunidad de vida importante en quienes sufren problemas como los descritos, los afectados incurren en el riesgo de que se incrementen sus niveles normales de hierro. Se estima que los pacientes que han recibido más de 10 transfusiones a lo largo de su vida, ya registran sobrecarga del mineral.

Así, para eliminar el exceso de hierro del cuerpo humano se emplea la llamada terapia de quelación, y con ella se previene que órganos vitales se dañen. La palabra que da nombre al tratamiento significa en griego “tenaza de cangrejo”, pues esa es la forma en que el fármaco empleado va atrapando, a nivel molecular, cada fragmento del mineral y lo elimina a través de heces y orina.

El agente quelante (deferoxamina) ingresa al organismo del paciente vía intravenosa, a través de una bomba de infusión a la que deberá conectarse por casi 12 horas diarias, durante 5 días a la semana. Aunque efectiva, la terapia es muy incómoda y molesta en niños con sobrecarga de hierro, lo cual, en ocasiones, es causa de interrupción del tratamiento.

No obstante, existe importante opción para los pacientes que requieren terapia de quelación de hierro; se trata de innovador fármaco, deferasirox, que se administra vía oral, una vez al día, en forma de comprimido dispersable que se disuelve en agua o jugos de naranja o manzana.

Este tratamiento permite a los pacientes una forma mucho más cómoda de eliminación del hierro acumulado en el organismo, además de que representa la oportunidad de mejorar su calidad de vida.

Pese a que la ciencia nos sorprende con medicamentos como el mencionado, la mejor manera de cuidar la salud es previniendo los problemas; ¿cómo?, realizando chequeos médicos por lo menos una vez al año, cuidando nuestra alimentación y practicando ejercicio. 

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Signos de alarma en el embarazo


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore