Sífilis, enfermedad de transmisión sexual - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

12 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

El regreso de la sífilis

Martes 08 de noviembre del 2016, 05:10 pm, última actualización.

Cuando parecía una enfermedad de transmisión sexual erradicada, la sífilis da muestras de vida en el continente europeo, lo cual enciende las luces de alerta en todo el mundo; ¿qué puede hacerse al respecto?

El regreso de la sífilis
El regreso de la sífilis

En febrero de 2004 una revista científica francesa dio a conocer la presencia de nuevos casos de sífilis en París, lo cual fue difundido a nivel masivo por prestigiado periódico de esa nacionalidad, llamando con ello la atención no solo en ese país, sino en el mundo entero. La publicación señala que la primera alerta sanitaria se lanzó en 2001 pero que llevó algún tiempo confirmarla, ya que muchos médicos jóvenes no conocían los síntomas de sífilis.

Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es que de los casos registrados, 8 de cada 10 se han presentado en hombres homosexuales, de los cuales más de la mitad padecen VIH (virus causante del sida). Al parecer, según lo que indican los epidemiólogos —investigadores de las enfermedades que se propagan y afectan al mismo tiempo a gran número de personas— involucrados en el estudio, el aumento de sífilis viene de la mano de la relajación de la conducta sexual y del abandono de las llamadas prácticas sexuales seguras, es decir, el uso de barreras plásticas, como condón.

¿De qué estamos hablando?

La sífilis es una infección producida por el microorganismo Treponema pallidum, altamente contagioso, que se transmite a través de cualquier contacto sexual, incluso oral o anal. La primera señal es una úlcera llamada chancro, que no es dolorosa y en el varón heterosexual suele localizarse en el pene , en tanto que en el homosexual en ano y/o recto, dentro de la boca o en los genitales externos; en la mujer las áreas más frecuentes son cuello uterino y labios genitales mayores o menores.

La lesión puede desaparecer por sí misma en un plazo de 1 a 5 semanas, en ocasiones sin tratamiento, pero ello no quiere decir que la enfermedad haya terminado, ya que la bacteria permanece en el cuerpo, se reproduce y tendrá episodios de manifestación y otros de inactividad a lo largo de los siguientes 2 a 20 años.

La etapa secundaria de la sífilis comienza siete semanas, aproximadamente, después de que la primera úlcera aparece, siendo el síntoma más común una erupción en todo el cuerpo, lo cual suele acompañarse de cansancio, fiebre, dolor de garganta y cabeza, ronquera y pérdida de apetito.

Si la infección no recibe tratamiento en ninguna de estas dos etapas, pese a que las molestias hayan desaparecido, se entra a la llamada “etapa tardía”, cuando la enfermedad inflama al mismo tiempo huesos y cartílagos (osteocondritis), además de afectar a piel, mucosas, músculos y/o corazón, y puede acarrear ceguera, sordera, parálisis, daño cerebral y, finalmente, la muerte.

Los grupos más expuestos, como en las demás enfermedades de transmisión sexual, son los jóvenes adultos, emigrantes (quien se traslada de su país a otro, generalmente con el fin de mejorar su condición), marinos, homosexuales y prostitutas. Cabe destacar que el Treponema pallidum es muy frágil y muere a temperatura de 38° C o superiores, y se reconoce entre los microorganismos más sensibles a la penicilina, por lo que el tratamiento de sífilis deberá ser a base de este antibiótico.

Ahora bien, una mujer embarazada portadora del microbio puede trasmitirlo al producto, pero si no recibe tratamiento el feto puede morir dentro del útero o al momento de nacer (se le reconoce como prenatal) y el que sobreviva desarrollará sífilis tardía siendo aun bebé. Si se detecta en la gestante se debe administrar el mismo medicamento, pero de ser alérgica se preferirá eritromicina .

Etapa... ¿creativa?

Tal como se mencionó, la sífilis es una enfermedad que para las nuevas generaciones resulta rara, pero en otro tiempo fue muy común, y así lo refiere la historia universal. El nombre de esta infección data del siglo XV y se le adjudica al italiano Gerolamo Fracastoro , quien se refiere a ella en un poema inspirado en una historia de Ovidio (poeta de la antigua Grecia) en donde aparece el nombre Sipylus.

Algunos historiadores de la Medicina señalan a Cristóbal Colón como el primer europeo sifilítico y quien llevó la bacteria al “viejo continente” desde la naciente América. Se dice que el navegante se contagió al tener relaciones con las nativas de isla La Española, al igual que parte de su tripulación, llevando consigo al Treponema pallidum como “polizón” en su organismo.

Igualmente se ha difundido la idea de que durante su tercer viaje Colón se sintió aquejado de dolores corporales terribles, fiebre e insomnio, y que como parte de sus delirios afirmaba que escuchaba voces en sueños y que se sentía el enviado de Dios. Esta leyenda sobre el descubridor de América aun es motivo de investigación, de manera que no debe considerarse fidedigna.

Lo cierto es que durante los siglos XV y XVI una epidemia de sífilis arrasó con Europa, dejando como resultado miles de muertos, pues no había el conocimiento médico para hacerle frente; recordemos que la penicilina fue descubierta por el biólogo inglés Alexander Fleming hacia finales de la década de los 20 del siglo pasado, lo que redujo considerablemente el número de casos hasta nuestros días.

Como se ha mencionado, en la última fase de la sífilis —que puede durar décadas—, la bacteria provoca problemas mentales o ceguera, siendo muy comunes episodios de depresión, ira y paranoia (trastorno que se caracteriza por el desarrollo gradual de ideas delirantes, como ser perseguido, envenenado, engañado o amado sin fundamento) que se alternan con momentos de euforia, felicidad y gran creatividad.

Esto último requiere peculiar atención, ya que es el rasgo común de algunos intelectuales que a lo largo de la historia padecieron esta infección, entre los que pueden mencionarse los escritores Guy de Maupassant , Charles Baudelaire y Arturo Rimbaud (franceses), Lord Byron (inglés), Oscar Wilde y James Joyce (irlandeses), el filósofo Federico Nietszche (alemán), los pintores Vincent van Gogh (holandés), Paul Gauguin (francés) y Francisco de Goya (español), y para complementar la lista los estadistas Benito Mussolini (italiano) y Adolfo Hitler (nacido en Austria y quien llegó a ser canciller alemán).

En tanto se tienen más noticias sobre la sífilis, debemos extremar precauciones en nuestras relaciones sexuales, principalmente si no se tiene pareja estable (hetero u homosexual) o se practican con integrantes de los grupos de riesgo mencionados anteriormente. La utilización de condón masculino es una de las medidas de protección más seguras ante posibles contagios, además de ser anticonceptivo, y del cual es importante considerar:

  • Su uso en todas las relaciones sexuales.
  • Que cumpla las normas de seguridad y observar su fecha de caducidad.
  • No utilizarlo si se ha guardado por periodos prolongados en el bolsillo o la guantera del coche.
  • Conservarlo lejos de fuentes de luz y calor.
  • Si deseas usar lubricantes debes elegir aquellos que están elaborados a base de agua, nunca con aceite, ya que dañan el látex.
  • Su eficacia anticonceptiva se incrementa al usarlo con crema espermicida (anula el efecto de los espermatozoides).

Finalmente, vale la pena también tener en cuenta al condón femenino, que consiste en fina funda de poliuretano (plástico) que se ajusta a las paredes de la vagina, posee un anillo interior que permite que sea colocado con facilidad y otro exterior (de mayor tamaño) que evita que haya contacto entre semen y vulva. A diferencia de los masculinos, son más grandes y pueden colocarse hasta ocho horas antes del acto sexual, pero son menos cómodos.

Si la sífilis llega a extenderse, como se sospecha, que no nos tome desprevenidos.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Cáncer de cuello uterino


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore