Endometriosis, causa de infertilidad en las mujeres - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Endometriosis, causa de infertilidad

Jueves 23 de marzo del 2017, 01:42 pm, última actualización.

Se estima que la endometriosis (trastorno que ocasiona que el recubrimiento interno del útero crezca fuera de él) causa 30% de los casos de esterilidad femenina, pues dicho tejido puede implantarse en ovarios y trompas de Falopio, bloqueando el camino del óvulo.

Endometriosis, causa de infertilidad
Endometriosis, causa de infertilidad

Este padecimiento generalmente daña al revestimiento de la cavidad abdominal (peritoneo), así como a ovarios, trompas de Falopio y ligamentos que sostienen al útero; en menor medida perjudica a intestinos delgado y grueso, uréteres (conductos que van desde los riñones hasta la vejiga urinaria), vejiga, vagina y tejido que cubre la pared torácica, y en muy raras ocasiones a los pulmones.

Ahora bien, es importante saber que el endometrio o tejido interno del útero que se implanta fuera de este órgano responde de la misma manera al ciclo menstrual que el que se sitúa dentro, es decir, se torna denso, se rompe y genera sangrado, pero la diferencia es que no puede expulsarse a través de la vagina durante la menstruación. En consecuencia, se forman acumulaciones de sangre que, conforme continúan los ciclos hormonales, crecen y se reproducen; aunque no son cancerígenas pueden desarrollarse hasta el grado de dar lugar a adherencias (tejido cicatricial parecido a una telaraña) que se incrustan en los órganos cercanos causando dolor y calambres abdominales, irritación e inflamación, además de obstruir o interferir con el funcionamiento de los órganos afectados.

De cerca

Los síntomas de endometriosis llegan a ser tan intensos y molestos que incapacitan a la paciente; a continuación se describen:

  • Dolor pélvico exagerado. Aparece en el momento en que se presenta la menstruación y suele incrementarse en los siguientes días, pero eso no es todo, ya que también se sufre dolor en las zonas donde se tienen implantes endometriales (trompas, ovarios, tejidos que dan sostén al útero, intestino, peritoneo, recto, y vejiga) debido a que durante la regla también sangran y ocasionan irritación.
  • Hemorragias. Aproximadamente 25% de las mujeres con endometriosis manifiestan sangrado menstrual abundante.
  • Dispareunia. El dolor durante las relaciones sexuales es común en las pacientes con endometriosis.
  • Adherencias o tejidos cicatriciales. Durante la menstruación, los implantes de endometrio sangran de la misma manera en que lo hacen las paredes uterinas, lo que se debe a que también reaccionan ante las hormonas. Sin embargo, a diferencia de las paredes de la matriz, la materia creada por el tejido endometrial que se encuentra fuera de la matriz no tiene forma de salir del cuerpo y causa irritación, ante la cual el organismo genera cicatrices (adherencias) que ocasionan intenso dolor y, con frecuencia, obstrucción de ovarios y trompas de Falopio.
  • Otros. Las pacientes también llegan a presentar diarrea, inflamación en vientre, náuseas, mareo, dolor en ano y parte baja del abdomen al defecar y/o orinar, respectivamente.

Cabe destacar que todavía no se han podido establecer las causas de la endometriosis; no obstante, se han formulado teorías que pretenden proporcionar una explicación al respecto, mismas que a continuación se describen:

  • Menstruación retrógrada. Establece que fragmentos de endometrio desprendidos durante la regla retroceden hacia trompas de Falopio en dirección a los ovarios hasta ingresar a la cavidad abdominal en lugar de salir con el flujo menstrual a través de la vagina.
  • Células embrionarias. Sugiere que el recubrimiento peritoneal de algunas mujeres contiene elementos fetales que permanecen inactivos durante muchos años; no obstante, al llegar la adolescencia o vida adulta se transforman en células endometriales debido a la producción de hormonas sexuales (estrógenos y progesterona).

Búsqueda y tratamiento

El ginecólogo puede sospechar de endometriosis cuando una mujer presenta los síntomas antes citados, así como infertilidad inexplicada; ante ello, dicho especialista procede a exploración física mediante palpación de abdomen y tacto (introducción de los dedos índice y cordial a través de la vagina que tiene como fin percibir el estado del útero y zonas contiguas).

Para confirmar el diagnóstico es necesario visualizar los implantes endometriales, para lo que se recurre a laparoscopía, método que consiste en introducir un tubo (que en uno de sus extremos tiene diminuta cámara) a través de pequeña incisión debajo del ombligo; en algunos casos no es fácil reconocer dicho tejido, por lo que durante el mismo procedimiento se extrae pequeña muestra de células que posteriormente se analiza. Lo anterior se puede apoyar con ultrasonido, aunque su utilidad diagnóstica es limitada.

Posterior a la laparoscopía, el especialista en salud femenina determina el grado de endometriosis en la paciente, por lo que toma en cuenta la localización del tejido endometrial, si está en la superficie o en el interior de algún órgano y en su grosor; tras considerar todos estos factores, puede indicar si es el problema es mínimo, leve, moderado o grave.

Con base en lo anterior, además de considerar la edad de la paciente y si ésta tiene o no interés en ser madre, el facultativo recomienda el tratamiento de endometriosis a seguir, el cual puede incluir alguna de las siguientes opciones:

  • Medicamentos. Suprimen la actividad de los ovarios (producción de óvulos y hormonas) y retardan el crecimiento de tejido endometrial, pero su administración no debe prolongarse por largos periodos, pues al no producirse estrógenos se puede presentar debilitamiento óseo, bochornos, sudoración, cansancio y resequedad vaginal, entre otros problemas.
  • Cirugía no radical. Consiste en extirpar el tejido endometrial que se encuentra fuera de la cavidad uterina, especialmente cuando los implantes miden más de 4.5 cm de diámetro, si obstruyen una o ambas trompas de Falopio y ovarios, así como para controlar el dolor en la parte inferior del abdomen que no es posible aliviar con medicamentos.
  • Cirugía radical. Se recurre a ella en casos graves de endometriosis (cuando los implantes son tan grandes que incapacitan a la paciente), generalmente en mujeres que no han respondido a ningún tratamiento y que no desean tener hijos; dicha intervención quirúrgica consiste en extirpar ambos ovarios y útero, lo que genera menopausia precoz (cese del ciclo hormonal). En estos casos es indispensable que la afectada reciba terapia de reemplazo hormonal (administración de estrógenos).

Como puedes ver, es muy importante estar pendiente de cualquier alteración que se presente en el ciclo menstrual, pues si se llegaran a presentar síntomas de endometriosis pueden ser controlados antes de que la enfermedad se torne grave y afecte seriamente la calidad de vida.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Signos de alarma en el embarazo


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore