Vaginitis, infección vaginal que tiene tratamiento - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Vaginitis, no respeta edades

Martes 20 de junio del 2017, 11:49 am, última actualización.

La mayoría de las mujeres han sufrido, en algún momento de su vida, vaginitis, padecimiento que se caracteriza por inflamación en la vagina debido a infecciones, reacciones alérgicas y cambios hormonales. De acuerdo con especialistas en salud femenina es un problema que puede manifestarse a cualquier edad.

Vaginitis, no respeta edades
Vaginitis, no respeta edades

El medio ambiente de la vagina está protegido por la flora, que es un grupo de microorganismos llamados lactobacilos, los cuales se encargan de mantener el nivel adecuado de acidez y prevenir el crecimiento de hongos, bacterias y virus causantes de diversas enfermedades. Ahora bien, es importante saber que esta defensa natural del organismo puede sufrir alguna alteración y dar lugar a infecciones vaginales e inflamación de la vagina cuando existe deficiente o excesiva higiene íntima, al administrar antibióticos agresivos y anticonceptivos, por cambios hormonales o al tener contacto sexual.

La molestia que se manifiesta con más frecuencia a causa de lo anterior es lo que se conoce como vaginitis, cuyos síntomas incluyen inflamación, dolor, sensibilidad, comezón, ardor y secreciones de mal olor. Cabe destacar que estas manifestaciones varían de una mujer a otra, lo que depende en gran medida del desarrollo o no de infección, tipo de microbio invasor y gravedad del padecimiento.

Aunque en términos generales la vaginitis se refiere a la inflamación de la vagina, los ginecólogos, tomando en cuenta los factores que la desencadenan, la han asociado con seis tipos de padecimientos; a continuación se describe cada uno de ellos.

Vaginitis no infecciosa

Es ocasionada por reacción alérgica o irritación, malestares que se presentan cuando se recurre a lavados vaginales muy frecuentes, uso de desodorantes íntimos, jabones perfumados y contacto con ropa interior confeccionada con materiales sintéticos o expuesta a productos suavizantes. Esta categoría también incluye la llamada "vaginitis atrófica", afección que se presenta como consecuencia de la disminución de hormonas durante la menopausia, extirpación quirúrgica de los ovarios, terapia de radiación o después del parto, pues la falta de estrógenos reseca y adelgaza los tejidos vaginales.

Los síntomas de vaginitis no infecciosa más comunes son:

  • Comezón.
  • Ardor.
  • Flujo.
  • Dolor vaginal, especialmente durante el coito (penetración).

Para el tratamiento de vaginitis no infecciosa generalmente se recomienda aplicación de cremas y administración de tabletas, ambas con estrógenos, ya que ayudan a restaurar la lubricación y disminuyen dolor e irritación.

Vaginitis por hongos

La mayoría de las ocasiones este tipo de infección por hongos es causada por una de las múltiples especies de Candida, los cuales normalmente viven dentro de la vagina en cantidad moderada; sin embargo, cuando cambia el nivel de acidez de esta zona comienzan a reproducirse y dan lugar a infección. Este desequilibrio puede tener su origen en la administración de antibióticos potentes, embarazo y diabetes, e incluye los siguientes síntomas:

  • Secreción de flujo espeso, blanco y aguado.
  • Comezón.
  • Enrojecimiento en vulva y vagina.

Ante la aparición de estas molestias es necesario confirmar el diagnóstico mediante historia médica completa y análisis de las secreciones vaginales; posteriormente, el ginecólogo determinará el tratamiento a seguir, que generalmente incluye diversos tipos de antimicóticos (medicamentos que matan a los hongos), por ejemplo, cremas y supositorios vaginales, así como tabletas que se administran vía oral.

Vaginitis bacteriana

Se le considera el tipo más común de vaginitis que afecta a las mujeres en edad reproductiva, y se presenta cuando las bacterias normales de la vagina crecen sin control y causan inflamación; la causa de esta anormalidad se desconoce, pero la infección regularmente se manifiesta mediante las siguientes afecciones:

  • Secreción de flujo lechoso o aguado de color gris.
  • Mal olor vaginal (se describe como similar al del pescado).

Debido a que estos síntomas de vaginitis bacteriana pueden ser parecidos a los de otras infecciones en vagina, es preciso someterse a evaluación médica y análisis de laboratorio para identificar al microorganismo agresor y proporcionar tratamiento con antibióticos.

Vaginitis por Tricomonas vaginalis

Estos microorganismos, formados por una sola célula, infectan la vagina mediante el contacto sexual, lo que da lugar a enfermedad llamada tricomoniasis, que afecta al hombre al convertirlo en portador (la mayoría de las veces) y a la mujer de manera más agresiva, ya que ella normalmente desarrolla síntomas de tricomoniasis, como:

  • Secreción de flujo con espuma, de color amarillo verdoso y fétido.
  • Comezón en y alrededor de vagina y vulva.
  • Ardor al orinar.
  • Incomodidad en la parte baja del abdomen.
  • Dolor durante el coito.

Además de tomar en cuenta los síntomas antes citados, el ginecólogo solicita análisis de las secreciones para confirmar el diagnóstico y, posteriormente, indicar antibióticos orales específicos.

Vaginitis por Clamidia

Se introduce al organismo cuando se tiene contacto sexual con personas infectadas ocasionando infección, la cual se diagnostica con mayor frecuencia en mujeres jóvenes (entre 18 y 35 años de edad); se afirma que este padecimiento aumenta el riesgo de padecer infertilidad y embarazos ectópicos (fuera de la cavidad uterina o matriz).

Lamentablemente, muchas mujeres no presentan síntomas, lo que retrasa el tratamiento (el cual es a base de antibióticos) y favorece la propagación de la enfermedad; no obstante, cuando ocasiona molestias éstas incluyen:

  • Aumento en el flujo vaginal.
  • Sangrado leve, especialmente después del coito.
  • Dolor en la parte baja del abdomen.
  • Ardor al orinar.
  • Pus en la orina.
  • Enrojecimiento e hinchazón de uretra y labios genitales.

Vaginitis por virus

Estos microorganismos con frecuencia causan vaginitis y son transmitidos por vía sexual, entre ellos se encuentra herpes simple, el cual ocasiona dolor en el área genital asociado con lesiones y llagas, afecciones que generalmente son visibles en vulva, pero ocasionalmente están dentro de la vagina. Comúnmente, estrés o situaciones emocionales pueden ser factores que predisponen a la erupción de dicho germen.

Otra fuente de vaginitis es el papilomavirus humano, virus que también se transmite a través del contacto sexual; causa la formación de verrugas genitales dolorosas en vagina, recto, vulva e ingles. En ambos casos se prescriben antivirales y aplicación de cremas que mitigan las molestias, pero en el segundo caso también llegan a ser útiles la crioterapia (congelamiento), electrocauterización (quema las lesiones) y láser (exposición con haz de luz de gran intensidad).

Más vale prevenir

Es importante resaltar que, ante todo, se deben procurar medidas preventivas, entre las que destacan:

  • Evitar el uso de ropa interior sintética; es preferible adquirir prendas de algodón.
  • Moderar las duchas vaginales y el empleo de desodorantes íntimos.
  • El aseo de vulva debe efectuarse sólo con agua y jabón neutro.
  • Nunca vestir por periodos prolongados el traje de baño mojado, ya que la humedad es fuente de reproducción de hongos.
  • Usar condón durante las relaciones sexuales, especialmente si no se tiene la certeza de que la pareja se encuentra en perfecto estado de salud.
  • No lavar la ropa interior con detergentes agresivos, ni aplicar suavizantes de telas ni cloro.
  • Utilizar papel higiénico de color blanco y sin perfume, así se puede evitar que se presente irritación.
  • Las mujeres que se encuentran en el climaterio podrían seguir terapia con medicamentos hormonales si se los recomienda su ginecólogo.

Toma en cuenta que toda mujer presenta secreciones vaginales, las cuales son blancas o transparentes, sin olor, no causan molestias y fungen como mecanismo de limpieza y lubricación. Por ello, en cuanto percibas algún cambio acude de inmediato al ginecólogo para que evalúe tu estado e indique el tratamiento más adecuado.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Signos de alarma en el embarazo


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore