Episiotomía, complicaciones del desgarre del perineo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Episiotomía, para ayudar al bebé en el parto

Cuando está por salir la cabeza del bebé durante el parto, puede ocurrir desgarre del perineo, que es un tejido ubicado entre vagina y ano. Este riesgo puede eliminarse al practicar la episiotomía, que consiste en realizar pequeño corte en la zona que se extendió.

Episiotomía, para ayudar al bebé en el parto

No son pocas las mujeres que aluden las molestias que les ocasionan los puntos de sutura como consecuencia de la episiotomía días después del parto, ya que les dificulta sentarse, realizar ciertas actividades e, incluso, volver a tener relaciones sexuales con normalidad. Sin embargo, pese al malestar que puede derivar de ello, hay que tomar en cuenta que cuando este tipo de incisión se realiza en el momento preciso (coincide con el momento en que empieza a asomar la cabeza el bebé) y con la técnica adecuada, elimina las posibles complicaciones del desgarre del perineo, por ejemplo, daño a los músculos de la vagina.

Lo anterior lo determina el ginecólogo al observar que el perineo se torna tenso, blanco e, incluso, comienza a abrirse, lo cual sucede con mayor frecuencia cuando la cabeza del bebé es muy grande y si se trata del primer parto.

En el momento preciso

La episiotomía ha sido muy criticada y satanizada, al grado que muchas mujeres la rechazan porque les han dicho que es muy dolorosa, se lesionan tejidos cercanos y que las relaciones sexuales ya no vuelven a ser las mismas. Parte de estos argumentos tienen cierta justificación, pues hay que reconocer que algunos médicos no la realizan de manera adecuada, ya que cortan el tejido antes de tiempo o lo hacen sin la técnica adecuada.

Para entender lo anterior, es importante mencionar que cuando el perineo está completamente estirado se requiere pequeña incisión que no trae mayores problemas, de lo contrario el corte es más grande, lo cual deriva en lesiones musculares y abundante sangrado.

Cabe destacar que el momento de expulsión durante el parto natural no en todos los casos es sinónimo de episiotomía, porque si la mujer ya ha dado a luz en forma natural su abertura vaginal es más amplia y el perineo más elástico, o bien, si el bebé no es muy grande es posible que el paso de la cabeza se lleve a cabo sin problemas.

Un aspecto muy importante que se debe tomar en cuenta al momento de hablar con el ginecólogo sobre la necesidad de practicar la episiotomía, se refiere a la manera en que puede ser realizada. Básicamente existen la denominada central, que se hace en la parte media del perineo en línea recta, y la llamada lateral, que se realiza en forma diagonal.

La central es la que suele ocasionar menos molestias porque no corta ningún músculo, sino la parte que los une y, al tratarse de una zona fibrosa y con pocas venas, la herida es menos dolorosa; pero sólo puede practicarse en mujeres que tienen perineo largo y amplio. En cambio, la lateral requiere corte muscular, lo que suele acompañarse de mayores molestias.

Otro punto destacable para que dicho procedimiento no ocasione contrariedades es la forma en que la incisión se sutura; los expertos apuestan por la "costura" primaria en dos tiempos: primero, uniendo la zona vaginal y después la del perineo. Además, si el ginecólogo es de los que aplican una sutura intradérmica (entre las capas de la piel), se tendrá absoluta seguridad de que no se sentirán molestias, a no ser que aparezcan complicaciones, por ejemplo, infecciones e inflamación, pues pueden abrir la herida.

Por otra parte, en algunas mujeres la formación de tejido cicatricial puede dar lugar a que la horquilla vulvar (área debajo de la abertura vaginal donde los labios menores se unen) quede un poco más elevada de lo normal, lo que ocasiona molestias en la penetración cuando las relaciones sexuales se reanudan. Este problema se soluciona con una intervención quirúrgica mínima, en la cual se necesita anestesia local y se hace pequeño corte a lo largo del perineo que se sutura de manera horizontal tratando de que los puntos no estén muy apretados.

Como puedes ver, la episiotomía no tiene por qué causar temor, pues si la realiza un ginecólogo altamente calificado, los resultados después del parto serán buenos y evitará poner en riesgo otras estructuras genitales.

SyM - Lorena Rodríguez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Signos de alarma en el embarazo


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore