Hipertensión gestacional, peligros del embarazo adolescente - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Hipertensión gestacional, otro peligro del embarazo adolescente

Martes 10 de octubre del 2017, 09:25 am, última actualización

Ser madre en la adolescencia supone enfrentar serias responsabilidades y grandes riesgos, como el de sufrir presión arterial elevada inducida por el embarazo. ¿Cómo se trata la hipertensión gestacional y por qué es tan peligrosa?

Hipertensión gestacional, peligro en embarazo adolescente
Revisiones médicas periódicas ayudan a prevenir complicaciones en el embarazo.

Hipertensión inducida por el embarazo

El embarazo en la adolescencia (precoz) se considera de alto riesgo porque la mujer no está preparada ni física ni mentalmente para la maternidad. De hecho, en esta etapa crece el peligro de enfrentar:

  • Carencia de nutrientes para ayudar al desarrollo del bebé.
  • Mayor posibilidad de aborto espontáneo.
  • Parto prematuro.
  • Tener bebés que nacen con bajo peso, problemas de salud, trastornos del desarrollo o malformaciones.

Al mismo tiempo, aparece otra amenaza: hipertensión gestacional, condición en la que se registra presión arterial elevada (superior a 140/90 mm/Hg) en una mujer que antes de la semana 20 del embarazo tenía cifras normales y no manifiesta proteinuria (exceso de proteína en la orina).

Otro tipo de alteración de la presión arterial durante el embarazo es la hipertensión crónica, es decir, elevada presión en las arterias que se registra previamente a la gestación o que se manifiesta antes de las 20 semanas de embarazo y no desaparece una vez que el bebé nace.

Riesgos de hipertensión gestacional para la mujer

Si la presión arterial es elevada, se registra aumento de la resistencia de los vasos sanguíneos, lo que puede perjudicar el flujo de la sangre en muchos sistemas de órganos de la embarazada, entre ellos, hígado, riñones y cerebro.

Los riesgos también afectan directamente al bebé, ya que la placenta se desprende del útero en forma prematura; además, pueden ocurrir problemas en el feto, desde retraso del crecimiento intrauterino (crecimiento fetal deficiente) hasta parto de feto muerto.

Incluso, en algunos casos (entre 15 y 25%), la hipertensión gestacional es antesala de preeclampsia, trastorno en el que la embarazada, además de presión arterial alta, tiene aumento de proteínas en la orina, problemas en el funcionamiento de hígado o riñones, fuertes dolores de cabeza y alteraciones visuales, entre otros signos.

Debido a que la preeclampsia pueda ser grave (si afecta la función cerebral y causa convulsiones o coma, se le llama eclampsia), es indispensable que toda mujer gestante se someta a revisiones prenatales periódicamente, a fin de identificar cualquier problema y recibir el tratamiento médico adecuado.

Factores de riesgo

Aunque la corta edad de una embarazada supone serio peligro para su salud, los factores que aumentan el riesgo de hipertensión gestacional también incluyen:

  • Embarazo múltiple.
  • Antecedentes familiares de preeclampsia.
  • Presión arterial elevada crónica o enfermedad renal antes del embarazo.
  • Obesidad.
  • Edad menor a 20 años o mayor a 35.

Síntomas de hipertensión gestacional

Si bien la hipertensión inducida por el embarazo generalmente desaparece después del parto, es importante conocer los síntomas que provoca para acudir al médico una vez identificados:

  • Aumento de presión arterial.
  • Ausencia o presencia de proteínas en la orina.
  • Hinchazón.
  • Aumento de peso repentino.
  • Cambios en la visión, por ejemplo, visión borrosa o doble.
  • Náusea y vómito.
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o alrededor del estómago.
  • Orina en pequeñas cantidades.
  • Cambios en los valores de análisis de las funciones del hígado y riñones.

Una vez que confirma el diagnostico de hipertensión gestacional mediante la medición de presión arterial, exámenes de orina, coagulación sanguínea y funciones del hígado y riñones, además de control periódico del peso, el médico determina el tratamiento específico para la embarazada.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento médico es evitar que la presión arterial elevada empeore y provoque otra complicación. Para ello, generalmente se sugiere:

  • Reposo (ya sea en el hogar u hospital).
  • Administración de medicamentos para la presión arterial.
  • Vigilancia del feto (para evaluar su salud).
  • Exámenes de laboratorio de orina y sangre periódicos.
  • Llevar dieta sana (evitar alimentos con mucha sal, que pueden aumentar las cifras de presión arterial).
  • Mantenerse activa: hacer actividad física por 30 minutos cada día puede ayudar a la embarazada a controlar su peso, reducir el estrés y prevenir problemas como preeclampsia.
  • No fumar, ni beber alcohol.

La detección temprana en mujeres con riesgo de sufrir hipertensión gestacional puede ayudarlas a evitar las complicaciones de la enfermedad.

Hoy más que nunca debemos resaltar la importancia de que los jóvenes reciban información sexual adecuada que les permita prevenir embarazos no deseados, además de infecciones de transmisión sexual. Esto porque México ocupa el primer lugar de embarazos adolescentes entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Idealmente, la adolescencia debería ser una etapa de formación y aprendizaje que se desarrolle rodeada de amigos y compañeros, no en medio de pañales, biberones, visitas al pediatra y mayores responsabilidades. Por tanto, ¡infórmate!

SyM - Cecilia Jiménez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Cáncer de cuello uterino


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore