Papá en el parto, de gran ayuda para mamá - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

28 Junio 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Papá en el parto, de gran ayuda

Jueves 15 de junio del 2017, 11:56 am, última actualización

Convertirse en padre es una experiencia única y extraordinaria que no puede compararse con nada. Si vas a ser papá considera la opción de asistir al parto ¡y comprobarás que esa sensación es inigualable!

Papá en el parto

Pueden presentarse infinidad de emociones en la pareja al enterarse de la llegada de un hijo, sobre todo si es el primogénito, se haya planeado o no el embarazo. A ese primer momento de sorpresa y felicidad sobrevendrá después la preocupación por la responsabilidad adquirida, así como diferentes etapas de estrés durante la gestación.

Como papá, puedes sentirte un tanto extraño en este periodo, ya que la llegada del bebé implica cambios en la relación de pareja, y supones que tu libertad terminará o que todo se estropeará. Sin embargo, es cuestión de tiempo para que empieces a pensar como padre y sepas que es necesario apoyar a tu pareja en todo lo que se pueda.

El parto empieza nueve meses antes

Antes, los hombres se sentían papás hasta el momento en que podían cargar al recién nacido. Actualmente, se involucran desde el instante en que se les comunica la noticia del embarazo, o al observar cómo late el corazón de su hijo a través del ultrasonido.

Por ello, es recomendable que los futuros padres tomen en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Ayudar a la pareja en los trabajos domésticos y evitar que realice actividades peligrosas.
  • Acudir con ella a las consultas ginecológicas.
  • Apoyar y consentir a la futura mamá. El embarazo es un periodo lleno de emociones, y no todas son positivas. En los momentos de cansancio o soledad, puede tener pensamientos negativos, como miedo a que el bebé no nazca sano, o incluso sentirse incapaz de soportar el dolor del parto.
  • No minimizar a la mujer embarazada, porque podría incrementar su estado de angustia.
  • Escucharla, ayudarla a relajarse e infundirle confianza y optimismo.
  • Papá debe asegurar a mamá que estará cerca de ella en todo momento.

¡Miedo a ser papá!

El futuro padre no está exento de sentir miedo a la paternidad o a posibles complicaciones, pero es recomendable sobreponerse a tal sentimiento, para no añadir más preocupaciones a su pareja.

Es entonces cuando su pareja debe entrar en acción y asegurarle que posee todas las habilidades que necesita para cuidar de su hij@, y que sólo necesita aprender a aplicarlas, pero ambos estarán en el mismo proceso.

También se aconseja a la pareja leer libros, páginas y revistas especializados que puedan dar respuesta a sus dudas sobre la paternidad.

Momento de la verdad

Muchos hombres acuden al nacimiento de su hijo llenos de emoción y nerviosismo. Regularmente se limitan a observar el trabajo de parto o grabarlo en video, mas no significa que no apoyen a su mujer o que sean indiferentes a las sensaciones de ella.

Para vivir esta experiencia de forma integral se sugiere un curso psicoprofiláctico, el cual ayuda a la pareja a estar consciente de este proceso y a superar el temor que se genera por los aspectos que se ignoran al respecto.

Este método proporciona conocimientos teóricos elementales sobre anatomía y fisiología del embarazo y parto. En las sesiones se describen los órganos sexuales, y se explica a detalle el ciclo menstrual, la fecundación y el desarrollo del ser humano. Se instruye la forma en la que se vive un parto y el manejo de los síntomas que implica, como contracciones, dilatación y expulsión. La finalidad es que la mujer esté preparada, confíe en las habilidades de su cuerpo, tenga precisión de lo que va a pasar y domine las técnicas para manejar toda la situación.

La tarea del "copiloto"

Evidentemente, el hombre no puede tener las mismas sensaciones que la mujer, pero su labor será de vital importancia en cuanto empiecen las contracciones, será el indicado para calmar el nerviosismo de su pareja, le recordará la manera correcta de respirar y, ya en el hospital, estará atento a los ejercicios que se requieren para facilitar la labor de dilatación de la vagina.

Cuando la mujer haya concluido este proceso, se le trasladará a la sala de expulsión, donde el médico obstetra la guiará con la finalidad de repetir su entrenamiento maternal, para lo cual debe contar con la ayuda del padre, quien deberá estabilizar la emoción del momento para reforzar las indicaciones médicas.

Una vez que el doctor haya recibido al bebé y lo asista, el padre podrá cortar el cordón umbilical, donde culminará su participación en el parto. El pediatra evaluará al instante la condición y salud del recién nacido y lo entregará a los padres.

Sin duda, ser testigo del nacimiento de un hijo es un acontecimiento único e irrepetible que no tiene palabras para explicarse.

Atención posparto

Es fundamental que los cuidados que se tuvieron durante la gestación se prolonguen después del nacimiento del bebé, ya que es común que se presente una crisis depresiva (o depresión postparto) en la mujer. Las causas de este estado de ánimo son muy diversas, pero sirvan de referencia las siguientes:

  • Una vez que nace el bebé, la atención que gozaba la mamá durante el embarazo se enfoca ahora en él. Este cambio puede afectar a muchas mujeres, sobre todo en este momento en que se encuentran especialmente sensibles.
  • La responsabilidad que implica la maternidad, agregada a las ya asumidas en su vida personal.
  • Es posible que dado a los eventos que conlleva la maternidad, resulte complicado mantener un ritmo constante, y el cansancio prevalezca.
  • La mamá puede deprimirse debido a su nuevo aspecto, ya que es normal que la figura se deteriore y no resulte sencillo recuperarla.

El nuevo padre debe percatarse de la actitud de su pareja y prestar atención en sus cambios de humor, para considerar esperar pacientemente a que todo vuelva a la tranquilidad.

Poco a poco las piezas se irán colocando en su lugar y la madre percibirá que la relación en pareja es tan importante como entregarse al cuidado de su bebé. Ambos padres deben involucrarse en esta tarea y no olvidarse de retomar su vida amorosa.

SyM - Fernando González G.

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Hoy en Embarazo

Embarazo durante la menstruación, ¿es posible?


Ver más...

En la actualidad, 30% de la población mundial está expuesta a sufrir calor potencialmente mortal durante 20 días al año o más, según advierten expertos.




Comscore