Sexo, método natural para inducir el parto - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

10 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Sexo para inducir el parto, ¡utilízalo a tu favor!

Lunes 13 de noviembre del 2017, 04:28 pm, última actualización

Fatiga, dolor de espalda, hinchazón de pies y desesperación por conocer al nuevo miembro de la familia es lo que generalmente siente una mujer durante sus últimas semanas de gestación. Superar esta etapa es un reto y hay quienes buscan cómo inducir el parto en forma natural. En estos casos, tener relaciones sexuales en el embarazo se convierte en uno de los recursos más populares para lograrlo, ¿sabes por qué?

Sexo para inducir el parto, Métodos naturales para inducir el parto, Formas de inducir el parto
Tener relaciones sexuales ayuda a inducir el parto.

Adelantar el parto de manera natural

La mayoría de las embarazadas entran en trabajo de parto entre las semanas 37 y 42 de gestación. Si madre e hijo están en condiciones de salud favorables pasadas las 40 semanas, pero el bebé simplemente no da señales de querer llegar al mundo, es probable que el médico sugiera la inducción del parto.

En la práctica médica se utilizan formas de inducir el parto que suelen ser invasivas y dolorosas (como romper la fuente o bolsa amniótica introduciendo los dedos del médico o un pequeño instrumento de plástico).

Para evitar estas técnicas, desde épocas pasadas, madres y abuelas han optado por métodos naturales para inducir el parto y, de esta forma, apresurar las molestas últimas semanas de embarazo.

Un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, señala que tener relaciones en las últimas semanas de embarazo, realizar caminatas, estimular los senos o masturbarse, así como ingerir determinadas infusiones son los recursos más utilizados por las gestantes para adelantar el parto de manera natural.

Si estás en esta etapa y quieres aplicarlos, consulta primero con tu ginecólogo para comprobar que no existan factores que arriesguen tu salud o la de tu bebé.

Sexo para inducir el parto

Existe la teoría de que las relaciones sexuales inducen el parto por las siguientes razones:

  • Tanto el sexo en pareja como la masturbación estimulan la producción de oxitocina, hormona que aumenta la frecuencia de las contracciones que modifican el cuello del útero para la llegada del nuevo ser. Los orgasmos también provocan contracciones que pueden servir como “entrenamiento” para el trabajo de parto.
  • Años atrás, la estimulación del pezón a veces se usaba como forma de inducir el parto en hospitales, ya que también produce secreción de oxitocina. Esta acción debe realizarse cuidadosamente para no provocar dolor.
  • El semen contiene sustancias llamadas prostaglandinas, las cuales ayudan a dilatar el cuello del útero. De hecho, estas hormonas se utilizan en forma sintética para la inducción del parto.

El médico puede desaconsejar el sexo para inducir el parto en casos de sangrado, placenta previa, riesgo de parto prematuro, o si existe rompimiento de la fuente, pues las relaciones sexuales aumentarían el riesgo de infecciones en el útero o en el bebé.

Otros métodos naturales para inducir el parto

Tener relaciones en las últimas semanas de embarazo no es la única forma de adelantar el parto de manera natural, tradicionalmente hay otros recursos como:

  • Infusiones de hierbas. Este es un método poco recomendable, sobre todo si se desconocen los efectos de estas plantas, así como su forma de interactuar con otros medicamentos que posiblemente estés ingiriendo durante la gestación. Antes de tomar cualquier tipo de remedio casero, consulta con tu médico y evita repercusiones en tu salud y la de tu bebé.
  • Caminar. Cuando el bebé no se ha colocado en la posición adecuada para salir del vientre materno o todavía no ha descendido lo suficiente dentro del útero, las caminatas maternas pueden ayudarle a acomodarse y aumentar las posibilidades de que el trabajo de parto comience por sí solo.
  • Relajación. En situaciones de nervios y estrés, el cuerpo segrega adrenalina, hormona inhibidora de la oxitocina que, como se mencionó anteriormente, es la encargada de comenzar las contracciones del parto. Respira profundamente, baila, ríe, toma clases de yoga prenatal o alguna actividad desestresante y disfruta de tus últimos días de embarazo. Verás que cuando menos lo esperes, darás a luz.

Si el embarazo sobrepasa las 40 semanas, los médicos especialistas verificarán el bienestar de madre y bebé para valorar otras formas de inducir el parto.

Si no existen causas médicas justificadas, deja que la naturaleza decida el momento adecuado para romper la fuente y traer un nuevo ser al mundo, ¡no desesperes!

SyM - Jenny Ramírez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

10 mitos y realidades sobre los anticonceptivos


Ver más...

Los niños que conviven con mascotas desde pequeños desarrollan un sistema inmune más fuerte, reduciendo el riesgo de padecer alergias y obesidad.




Comscore