Grasa corporal

Grasa corporal

 

El organismo humano requiere grasa corporal para mantenerse saludable, ya que le ayuda a regular su temperatura corporal, aportar energía, proteger a los órganos y producir hormonas.

El exceso de esta sustancia causa sobrepeso y obesidad, las cuales a su vez pueden provocar desgaste articular (artrosis), cifras elevadas de colesterol y triglicéridos (dislipidemias), aterosclerosis (obstrucción de las arterias), diabetes (alta concentración de azúcar en la sangre) e infartos.

El médico general o nutriólogo puede determinar el porcentaje de grasa corporal a través de distintos métodos, como la medición de pliegues con un calífero (en la imagen) o de la circunferencia de la cintura con cinta métrica, así como con instrumentos electrónicos.