Minerales en el embarazo

Minerales en el embarazo

Los minerales participan en diversas funciones para la composición y mantenimiento del organismo, por lo que durante el embarazo es muy importante procurar ingesta adecuada de estos nutrientes, a fin de conservar la salud y asegurar el buen desarrollo del bebé.

 

MineralEn el embarazo ayuda a…Puedo obtenerlo de…

Calcio

Mamá:

  • Mantener la masa ósea.
  • Tener menos calambres musculares.
  • Prevenir osteoporosis.
  • Disminuir  riesgo de preeclampsia y depresión posparto.

Bebé:

  • Desarrollo adecuado de esqueleto y dientes.
  • Menor riesgo de raquitismo o crecimiento reducido en el primer año de vida.
  • Prevenir hipocalcemia y enfermedades cardiacas. 
Trabaja en conjunto con la vitamina D, que es la responsable de la fijación del calcio a los huesos, gracias a los rayos ultravioleta de la luz solar.
  Alimentos de origen animal: productos lácteos son las principales fuentes de este mineral, así como del mar, entre ellos sardina, salmón y ostras.

 

Alimentos de origen vegetal: soya, almendras, ajonjolí, espinacas, brócoli, cereales fortificados.


  Hierro   Mamá:
  • Prevenir anemia, pues es un mineral indispensable y parte de la composición sanguínea; forma parte de la molécula de hemoglobina, y es esencial para la formación de glóbulos rojos.
  • Desarrollo adecuado de la placenta.
  • Prevenir parto pre-término.
  • Evitar complicaciones en el trabajo de parto.
Bebé:
  • Evitar bajo peso al nacer.
  • Prevenir defectos congénitos, ya que ayuda al buen desarrollo del sistema nervioso.
  • Reducir riesgo de muerte perinatal.
  Alimentos de origen animal: carnes rojas, vísceras, huevo.
Alimentos de origen vegetal:  frijoles, lentejas, habas, garbanzos, betabel, col, brócoli, vegetales de hoja verde oscura, plátano, dátiles, higos secos, entre otros.
  Magnesio   Mamá:
  • Proteger contra hipertensión arterial y las contracciones extemporáneas del útero, debido a que relaja las arterias y la matriz a lo largo del embarazo.
  • Prevenir abortos.
  • También ayuda a prevenir calambres en las piernas, fatiga y somnolencia.
Bebé:
  • Desarrollo de huesos, cerebro, nervios y músculos.
  Alimentos de origen animal: carne, pescados, mariscos, leche. Alimentos de origen vegetal:  cereales integrales, soya, legumbres.
  Yodo   Mamá:
  • Prevenir abortos espontáneos.
  • Evitar muerte materna.
Bebé: Prevenir...
  • Malformaciones fetales.
  • Cretinismo neurológico, que se caracteriza por retardo mental, retardo del crecimiento corporal, rigidez muscular, convulsiones y sordomudez.
  • Hipotiroidismo.
  • Retraso en el crecimiento.
  • Deterioro intelectual.
  • Estrabismo, entre otros problemas oculares.
  • Sordera.
  • Muerte fetal tardía.

  Alimentos de origen animal: pescados, moluscos, crustáceos, huevo, leche. Alimentos de origen vegetal: ajo, remolacha, acelgas, champiñones, soya, habas, moras, piña, algas y en general vegetales cultivados en suelos ricos en este mineral. Sal yodada, aunque no se debe abusar de su consumo y tomar en cuenta que pierde sus propiedades con la fritura y la cocción.
  Zinc   Mamá:
  • Reforzar el sistema inmunitario.
  • Tonificar y fortalecer el útero para prepararlo para el parto, por lo que también contribuye a prevenir abortos espontáneos o partos prematuros.
  • Acelerar la recuperación interna después de dar a luz.
  • Menor posibilidad de estrías, ya que mantiene elasticidad de la piel, al estar implicado en la producción de colágeno.
  • Prevenir depresión posparto.
Bebé:
  • Desarrollo de todos los órganos, esqueleto, cerebro, ojos y los sistemas nervioso e inmunitario.

Prevenir…

  • Defectos del tubo neural.
  • Malformaciones congénitas.
  • Retardo en el crecimiento intrauterino.
  • Bajo peso al nacer.
 

Alimentos de origen animal: carne de vacuno, pollo, pescado, mariscos y productos lácteos.

 

 

Alimentos de origen vegetal: frutos secos, cacahuates y semillas de girasol; levadura de cerveza.


 

Realizar las revisiones médicas prenatales es importante para estar al tanto del desarrollo del bebé y del estado de salud general de la futura madre. De acuerdo con esta evaluación médica será posible determinar si es conveniente administrar multivitamínicos que complementen la dieta diaria, a fin de obtener la ingesta adecuada de nutrientes necesarios durante el embarazo.