Vitaminas en el embarazo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Vitaminas en el embarazo

Vitaminas en el embarazo

Durante el embarazo aumentan las necesidades de diferentes nutrientes, entre ellos, las vitaminas cuyo aporte adecuado a través de la alimentación ayudará al buen desarrollo del feto e, incluso, a prevenir algún defecto derivado de las deficiencias en la dieta diaria. El estado nutricional de la mujer embarazada incide directamente en la gestación, por tanto considera la siguiente guía para conocer los beneficios de ingerir determinados productos.

 

VitaminaEn el embarazo ayuda a prevenir…Puedo obtenerla de…

Vitamina A

(retinol o beta-caroteno)

Mamá:

  • Infecciones urinarias.
  • Riesgo de parto prematuro por preeclampsia y eclampsia.

 

Bebé:

  • Retraso en el crecimiento intrauterino.
  • Bajo peso al nacer.
  • Malformaciones fetales.
  • Riesgo de sufrir enfermedades o incluso la muerte antes del primer año de vida.

*Debe evitar excederse en la ingesta de vitamina A, sobre todo en las primeras semanas de gestación, ya que puede poner en riesgo al bebé de sufrir defectos cráneo-faciales, así como en el sistema nervioso central y en el corazón.

Alimentos de origen animal: hígado, yema de huevo, leche entera y sus derivados, aceite de hígado de bacalao, entre otros.

Alimentos de origen vegetal: zanahoria, calabaza, nabos, papaya, brócoli, melón, camote, espinacas y la mayoría de las hortalizas de hoja verde, así como en aceites vegetales.

 

Vitamina B1 (tiamina)

 

 

Mamá:

  • Calambres, ya que mejora la circulación y ayuda a la producción sanguínea.
  • Depresión, fatiga, inapetencia, por su papel fundamental en el metabolismo cerebral (ayuda a convertir en energía los carbohidratos).

 

Bebé:

  • Insuficiencia cardiaca.
  • Retardo en el crecimiento.
  • Alteraciones en el desarrollo cerebral, expresadas a través de fatiga, inestabilidad emocional, depresión, falta de apetito, constipación, entre otros síntomas.

Alimentos de origen animal: carne de cerdo, tocino, vísceras, huevo entero.

Alimentos de origen vegetal: granos integrales, germen y salvado de trigo, cacahuates, avena, castañas, avellanas, levadura de cerveza, tomate, espinacas, rábano, limón, naranja.

 

Vitamina B2

(riboflavina)

 

Mamá:

  • Deficiencia de glóbulos rojos, ya que facilita la absorción de hierro y vitamina B6.
  • Problemas oculares y cutáneos, como caída de cabello y caspa.
  • Malestares digestivos.

También ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, ya que contribuye a la producción de anticuerpos.

 

Bebé:

  • Bajo peso al nacimiento.
  • Defectos congénitos.
  • Muerte.
 

Alimentos de origen animal: productos lácteos, especialmente queso y requesón, además de vísceras, como hígado y riñones, también huevo.

 

Alimentos de origen vegetal: vegetales de hoja verde y avena.

 

Vitamina B3

(niacina)

 

Mamá:

  • Inapetencia, pues al intervenir en la absorción de los alimentos en el tubo digestivo, estimula el apetito.
  • Hiperlipemia e hipoglucemia, por su papel en el metabolismo de los carbohidratos y aminoácidos.
  • Problemas cutáneos, pues ayuda a mantener una apariencia lustrosa de la piel.
  • Depresión y ansiedad.

*Precaución: altas dosis de niacina pueden causar daño hepático, úlcera péptica, alteración en la función del miocardio y erupción cutánea.

 

Bebé:

  • Mal desarrollo del sistema nervioso y digestivo.
 

Alimentos de origen animal: carne magra (sin grasa), aves y pescado; leche, queso, huevo.

 

Alimentos de origen vegetal: legumbres, germen y harina de trigo integral, salvado, arroz, levadura de cerveza, almendras, cacahuates, papas, alcachofas, melocotón, durazno, maíz nixtamalizado, pimiento rojo, verduras de hoja verde, melón y mango, entre otros.

 

Vitamina B6

(piridoxina)

 

Mamá:

  • Anemia, ya que sin ella el organismo no puede fabricar anticuerpos ni glóbulos rojos y contribuye a la absorción de vitamina B12.
  • Malestares digestivos, porque ayuda a producir el ácido clorhídrico del estómago.
  • Enfermedades nerviosas y de la piel.

Ayuda también a la formación de vitamina B3 (niacina) y a reducir náuseas y vómitos durante el embarazo.

 

Bebé:

  • Anormalidades neurológicas y del comportamiento, ya que resulta fundamental en el desarrollo del sistema nervioso central.
 

Alimentos de origen animal: carne, hígado, pollo, bacalao, salmón, queso, huevo, productos lácteos.

 

Alimentos de origen vegetal: cereales integrales, avena, plátano, aguacate y papa.

 

Vitamina B9

(ácido fólico)

 

Mamá:

  • Pérdida prematura de la gestación por insuficiencia y desprendimiento de la placenta.
  • Malestares gastrointestinales.
  • Anemia megaloblástica, por una producción anormal de glóbulos rojos.
  • Debilidad, cansancio, irritabilidad e insomnio.
  • Aparición prematura de canas.

También estimula la producción de leche materna.

 

Bebé:

  • Defectos en la formación del tubo neural como: espina bífida y anencefalia.
  • Bajo peso al nacer.

Interviene en la formación del ADN.

 

Alimentos de origen animal: hígado de ternera, pollo, yema de huevo.
 

Alimentos de origen vegetal: arroz,  pan de trigo integral, cereales fortificados, vegetales de hoja verde, brócoli, cacahuates, nueces, espárragos, frijoles, naranjas, lentejas, soya, champiñones.

 

Vitamina B12

(cianocobalamina)

 

Mamá:

  • Abortos espontáneos.
  • Preeclampsia.
  • Anemia, ya que ayuda a mantener saludables a las células nerviosas y a los glóbulos rojos.

 

Bebé:

  • Previene importantes malformaciones fetales como defectos del tubo neural, por su papel en el proceso de almacenamiento del ácido fólico.
  • Retardo en el proceso de obtención de mielina de las fibras nerviosas, del sistema nervioso del feto.
 

Alimentos de origen animal: carne, productos lácteos, huevos, pescado, mariscos.

 

Alimentos de origen vegetal: algunos cereales fortificados.

 

También puede tomarse como suplemento individual o en multivitamínicos.

Vitamina C

 

Mamá:

  • Riesgo de aborto, ya que fortalece al organismo para resistir infecciones.
  • Desprendimiento prematuro de la placenta, al contribuir a la formación de una placenta fuerte.
  • Ruptura precoz de membranas, por su efecto cicatrizante.
  • Diabetes gestacional.
  • Preeclampsia.
  • Anemia, porque contribuye a la absorción del hierro.

 

Bebé:

  • Escorbuto en el recién nacido.
  • Retraso en el crecimiento óseo y dental.
  • Bajo peso al nacimiento.

Es importante antioxidante biológico del organismo que ayuda a fortalecer el sistema inmune.

 

Alimentos de origen vegetal:

Frutas cítricas como la naranja, toronja y limón, también en el arándano rojo y en vegetales tales como pimientos rojo y verde, coliflor y jitomate.

Vitamina D

 

Mamá:

  • Dolores musculares y articulares.
  • Disminución del apetito.
  • Debilidad, apatía y molestias en el estado general de salud durante el embarazo y la lactancia.

 

Bebé:

  • Raquitismo.
  • Carencia de calcio.
  • Enfermedades cardiacas.
  • Crecimiento reducido en el primer año de vida.
  • Trastornos en el desarrollo del esmalte dental.

La vitamina D está íntimamente relacionada con la absorción y metabolismo del calcio. Una baja ingesta de calcio puede ser empeorada por una ingesta baja de vitamina D.

 

Alimentos de origen animal: aceite de hígado de pescado, sardina, salmón, atún, hígado, leche, mantequilla y yema de huevo.

 

En la actualidad también se añade a diferentes alimentos. Sin embargo, con una adecuada exposición al sol, las fuentes dietéticas no son tan esenciales.

Vitamina E

 

Mamá:

  • Riesgo de aborto.
  • Desprendimiento prematuro de la placenta.
  • Ruptura precoz de membranas.
  • Diabetes gestacional.
  • Preeclampsia, ya que ayuda a disminuir la retención de líquidos y la presión arterial alta.

 

Bebé:

  • Anemia hemolítica del niño prematuro, pues la vitamina E también es importante en la formación de glóbulos rojos y ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K.
  • Displasia broncopulmonar.
  • Defectos oculares como la fibrosis retrolental (fibrosis detrás del ojo).

Junto con la vitamina C es importante antioxidante biológico del organismo, ayuda a combatir los radicales libres y previene el envejecimiento.

 

Alimentos de origen vegetal:

Aguacate, brócoli, ciruela, espinaca, espárrago, manzana, plátano,  zanahoria, aceites de maíz, soya, girasol, palma y también en el germen de trigo, almendras y avellanas.

 

 

Para complementar las necesidades de nutrientes en esta etapa, es recomendable tomar multivitamínicos antes, durante y después del embarazo. Consulta a tu médico para conocer la opción más indicada para ti y tu bebé.

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Hoy en Embarazo

Signos de alarma en el embarazo


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore