Medidas para prevenir riesgos durante el embarazo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Por un embarazo sin problemas

Jueves 20 de abril del 2017, 11:20 am, última actualización.

Se tiene la creencia de que la placenta mantiene protegido al bebé porque actúa como filtro de sustancias tóxicas a las que se expone la madre, pero dicha estructura es similar a una esponja que absorbe y transmite al producto todo con lo que su progenitora tiene contacto.

Por un embarazo sin problemas
Por un embarazo sin problemas

El embarazo es un período en el que deben procurarse cuidados especiales para que la madre viva esta etapa de manera confortable y tenga un bebé sano y fuerte. Por ejemplo, aunque la gestante ingiera mínima cantidad de alcohol, éste puede llegar al feto y existe alto riesgo de que sufra intoxicación, bajo peso al nacer y defectos en cabeza, corazón, extremidades y articulaciones.

Asimismo, quienes fuman durante la gestación incrementan las posibilidades de dar a luz a un bebé prematuro con peso menor al normal, ya que el cigarro reduce la cantidad de oxígeno que el pequeño recibe normalmente, lo cual inhibe su crecimiento.

La cafeína que se encuentra en café, té, bebidas gaseosas y chocolate entra con facilidad al torrente sanguíneo del feto y se acumula en su cerebro; como todavía no se sabe con seguridad cuáles podrían ser los efectos o consecuencias de esta sustancia es aconsejable limitar su consumo.

En cuanto a los medicamentos, aún hasta los más comunes y suaves no son seguros durante el embarazo, por ello debe evitarse la automedicación, y si llegaras a experimentar algún malestar recuerda que lo más indicado es consultar al ginecólogo.

Estrés, otro riesgo

Cuando se maneja adecuadamente, el estrés puede proporcionar fuerza necesaria para enfrentar nuevos retos; sin embargo, al alcanzar niveles elevados constituye un elemento dañino, ya que los efectos a corto plazo incluyen fatiga, sueño, ansiedad, pérdida o aumento del apetito, así como dolores de cabeza y espalda.

Pero eso no es todo, pues si el problema se prolonga puede provocar graves dificultades de salud, como menor resistencia a infecciones, alza de presión arterial y ciertas afecciones cardíacas, situaciones todas ellas que comprometen el embarazo, ya que es posible tener parto prematuro o aborto.

Cada mujer encinta debe identificar las causas de su estrés, tanto en su trabajo como en su vida personal y desarrollar estrategias para combatirlas, además de seguir dieta saludable y rutinas de ejercicios recomendadas por el médico, dormir bien y evitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas.

La edad también cuenta

No es aconsejable tener un embarazo durante la adolescencia, pues en esta etapa el sistema reproductor no está completamente desarrollado, lo cual sucederá algunos años después de que aparezca la primera menstruación.

A dicha dificultad se suma la obsesión por lucir aspecto de delgadez extrema, lo cual lleva a las chicas a tener malos hábitos alimenticios durante la gestación; ante ello, se hacen necesarios educación y estudios nutricionales para prevenir anemia y predisposición a adquirir infecciones.

Ahora bien, si una mujer queda encinta después de los 35 años corre alto riesgo de que se interrumpa la gestación o que se complique con una de las enfermedades propias de esta edad, como preeclampsia, la cual ocasiona aumento excesivo de peso, hinchazón, presión arterial elevada y, en casos más severos, desprendimiento precoz de placenta, lo que provoca que el parto se adelante.

Asimismo, la edad madura incrementa la posibilidad de que aparezca la llamada diabetes gestacional, padecimiento que afecta a 5 de cada 100 mujeres y que impide que la insulina almacene la glucosa en hígado y músculos.

Este problema, que generalmente desaparece después del parto, puede diagnosticarse mediante examen sanguíneo practicado entre las semanas 24 y 28 de embarazo; si se confirma la existencia del padecimiento es indispensable seguir dieta especial, pues de lo contrario el feto puede presentar malformaciones y alteración en su mecanismo de tolerancia al azúcar. A su vez, la madre tiene la posibilidad de padecer diabetes mellitus y enfermedades vasculares, con el consecuente peligro de sufrir trastornos cardiacos.

Como puedes ver, los riesgos durante la gestación son muchos, pero actualmente existen los medios para prevenirlos y vivir tu embarazo en forma plena.

SyM - Angélica Villanueva

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Bodybalance, equilibrio entre mente y cuerpo


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore