Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Salpingoclasia, piénselo dos veces

Martes 04 de febrero del 2014, 02:06 pm, última actualización.

La salpingoclasia es un método anticonceptivo permanente para la mujer que ya tiene el número de hijos deseado; sin embargo, la decisión de someterse a esta cirugía no debe tomarse a la ligera, ya que es prácticamente irreversible.

Salpingoclasia, piénselo dos veces

La ligadura de trompas, como también se denomina a la salpingonclasia, es una intervención quirúrgica mediante la cual se cortan y sellan las trompas uterinas, lo que tiene como fin evitar el encuentro de óvulo y espermatozoide para evitar la fecundación. La eficacia de esta técnica rebasa el 99% y no interfiere en absoluto con la producción hormonal, menstruación o menopausia; aunque en raras ocasiones, debido a errores por parte del cirujano, se ha observado que los conductos vuelven a unirse tras la intervención.

¿Cómo?

Existen dos técnicas para realizar la salpingoclasia: minilaparatomía y laparoscopía; la primera consiste en hacer pequeña incisión en abdomen para localizar las trompas, posteriormente se extrae una porción de ellas y se sellan sus extremos.

Para poner en práctica el segundo procedimiento, se requiere introducir dióxido de carbono o gas de óxido nitroso para crear un espacio entre intestinos y abdomen, después, se incorpora por debajo del ombligo fino aparato llamado laparoscopio, que es un tubo delgado (del tamaño de una pluma estilográfica) de acero inoxidable provisto de fibra óptica que ilumina la zona a tratar y proporciona al médico buena visión de los órganos pélvicos. Debajo de la primera incisión se practica otra del mismo tamaño para introducir instrumentos que cortan y coagulan las trompas mediante corriente eléctrica.

Cabe destacar que con los laparoscopios más recientes sólo se necesita hacer una incisión, la cual le permite al cirujano observar los órganos pélvicos y efectuar la intervención al mismo tiempo; además, como ventaja adicional el proceso es breve y prácticamente no deja cicatrices visibles.

Ahora bien, es importante saber que la ligadura de trompas posee índice de fracaso igual o menor a 1%, pues se ha visto que en ciertos casos se reestablece conexión de los conductos, lo que normalmente se debe a errores durante la cirugía o haber usado equipo médico defectuoso.

Por otra parte, no debemos pasar por alto otra cuestión que suele ser motivo de inquietud y duda entre las mujeres: la posibilidad de restaurar las trompas para volver a procrear. En estos casos puede efectuarse la llamada cirugía reversible, pero debe tenerse presente que la mayoría de las veces no devuelve la fertilidad.

Complicaciones

Aunque la salpingoclasia es considerada método seguro, la mayoría de las mujeres que se han sometido a esta cirugía se quejan de alteraciones en su ciclo menstrual, como aumento en el flujo sanguíneo, cólicos e irregularidad. No obstante, diversas investigaciones indican que dichas molestias pueden deberse al método anticonceptivo usado justo antes de la esterilización, por ejemplo, quienes se han administrado pastillas están acostumbradas a sangrado leve y notarán aumento cuando dejan de utilizarlas, así como cólicos.

Asimismo, hay que considerar los riesgos que implica el procedimiento quirúrgico como tal, especialmente cuando es efectuado por manos poco expertas. En el caso de la minilaparatomía es posible que se ocasionen daños a la vejiga y rompimiento de vasos sanguíneos importantes; en cuanto a la laparoscopía, la complicación más seria es la perforación del intestino, lo cual puede derivar en infecciones masivas en la cavidad abdominal.

Por otra parte, también deben tenerse presentes los peligros que implica la reversión de la salpingoclasia: el pequeño número de mujeres que consigue el regreso de la fertilidad mediante costosa cirugía y logra embarazarse, confronta alto riesgo de que el producto se instale en las trompas de Falopio, situación que puede ocasionar la muerte (de hecho, cuando se desea tener otro hijo es más seguro recurrir a métodos de fecundación in vitro).

Como puede ver, si ya tomó la decisión de practicarse la salpingoclasia vuelva a pensarlo y hable al respecto con su pareja porque, aunque hay quienes afirmen lo contrario, no es posible revertir sus efectos sin complicaciones.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading

Directorio de medicinas, Medicamentos de libre venta
Las mejores cartas de Carta a mi bebé de Splenda®
Hoy en Embarazo

Dieta para embarazadas vegetarianas, lo que tú debes saber


Ver más...

La bicicleta disminuye la presión arterial y reduce 50% el riesgo de infarto.

Logo Comscore