Sexo entre parientes, ¿hijos con anomalías genéticas? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

15 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Sexo entre parientes, ¿hijos con anomalías genéticas?

Martes 07 de noviembre del 2017, 01:23 pm, última actualización

Las relaciones sexuales entre parientes no siempre han sido vistas con tal censura como en la actualidad, sin embargo, nunca han estado libres de discusiones morales, religiosas e incluso, científicas. ¿Cuál es la verdad de lo que se dice?

Relaciones sexuales entre parientes, Enfermedades genéticas
La principal controversia respecto a las relaciones íntimas entre parientes se refiere a los riesgos al tener descendencia.

Incesto, entre el tabú y la realidad

El principal motivo de controversia respecto a las relaciones íntimas entre parientes (ya sea entre padres e hijos, entre hermanos o primos), se refiere a los riesgos al tener descendencia. Referente a esto, ha surgido gran cantidad de mitos, entre los que destacan que los hijos nacerían con deformidades, anomalías (como que los hijos de una relación entre primos "nacen con cola de cerdo") o síndrome de Down, e incluso se ha dicho que alguno de los enamorados se condena a morir joven.

Fundamentadas o no en bases científicas, estas afirmaciones generan temor en parejas consanguíneas (endogamia) que se atreven a defender el amor que se tienen a pesar del rechazo de su propia familia.

Todo surge a raíz de la definición de incesto que muchos consideran no sólo las relaciones entre padres, hijos y hermanos sino cualquier relación entre personas con parentesco.

El incesto no siempre ha sido un tabú generalizado a nivel mundial. En la Antigua Grecia las relaciones sexuales madre-hijo en la pubertad eran obligatorias para iniciarlo en la vida adulta; asimismo se cuenta que Carlomagno (emperador romano-germánico, vivido en entre 742 y 814) no permitió que se casara ninguna de sus hijas porque él fue amante de todas ellas.

Faraones egipcios y emperadores persas incluían en sus harenes (espacio en el que habitan sus mujeres) a la mayoría de sus hijas. Además, la misma Biblia señala que Abraham, padre de las grandes religiones monoteístas, era hermano de su esposa Sara.

Ya en nuestros días, aún existen tribus, sobre todo en África oriental donde se cree que la disfunción eréctil sólo se cura teniendo relaciones sexuales con la propia madre, mientras que en algunas regiones europeas, está permitido el matrimonio entre hermanos.

Genes y relaciones de consanguinidad

La principal objeción es que implica relaciones de consanguinidad, es decir, que parte del mismo tronco o raíz familiar.

Todo ser humano está formado de trillones de células, y cada una aloja 46 cromosomas, de los cuales 23 son aportados por espermatozoide y 23 por el óvulo. La combinación de genes que da origen a un nuevo ser, es infinita, aunque siempre habrán características de ambos padres.

Dichos genes pueden clasificarse en dominantes y recesivos, cuando una persona nace con algún padecimiento significa que fue trasmitido por un gen dominante, pero si sólo es portador y no presenta síntomas, se trata de uno recesivo.

Actualmente se conocen más de 7 mil 800 anomalías genéticas, por lo que podrían estar en cualquier persona y ser susceptibles a transmitirse a los hijos.

Genes que producen enfermedades

El riesgo de afecciones en hijos de parientes se multiplica cuando los padres son portadores del mismo gen que produce enfermedades, puesto que ellos lo heredaron de sus antecesores. El problema aumenta con los genes recesivos, ya que el hijo presenta 1 de 4 posibilidades de heredar dos copias de dicho gen, por lo que resultaría en anomalía o enfermedad.

Entre primos te veas

En una pareja de primos, 1 de cada 12 de sus genes son iguales, mientras que en dos personas sin lazos sanguíneos en común, 1 de cada 3 mil genes son idénticos, por lo tanto, la procreación entre parientes implica riesgo.

El Dr. Emilio José Yunis Turbay, médico colombiano, considerado pionero en el estudio de la genética humana en América Latina, indica que por tal razón, en una familia endogámica (matrimonio entre personas de ascendencia común) existe la posibilidad de que se presente una forma de retraso mental, sordera, ceguera y otra de carácter genético.

Riesgos de enfermedades genéticas a discusión

En 2009, un estudio en el Journal of Genetics Counseling despertó polémica, al asegurar que los hijos procreados entre primos hermanos tienen la misma probabilidad de nacer con problemas congénitos, retraso o enfermedades genéticas, que una pareja de padres no emparentados.

Uno de los casos más famosos de matrimonios entre parientes es el de Charles Darwin, quien se casó con su prima Emma Wedgwood y tuvieron 10 hijos completamente sanos.

Arno Motulsky, profesor emérito de Medicina y Ciencias de Genoma de la Universidad de Washington, y uno de los autores del estudio en mención, señala que el riesgo de trastornos genéticos se ubica entre el 3 y 4% y en caso de primos hermanos apenas llega al 7 u 8%, por lo que a la vez expresa que como consejeros genéticos, presentan todas las posibilidades y riesgos, y dejan que el público tome sus decisiones.

¿Es permitido el matrimonio entre parientes?

Los autores de la investigación sugieren que los datos obtenidos deben ser motivo de cambios en las leyes restrictivas para los matrimonios entre primos-hermanos, hecho que se presenta en 31 estados de Estados Unidos (en 24 está absolutamente prohibido y en siete es necesario someterse a un consejo genético antes del matrimonio).

En México, de acuerdo al artículo 156 del Código Civil Federal no pueden contraer matrimonio padres e hijos, abuelos (bisabuelos, etc.) y nietos, hermanos o medios hermanos, tíos y sobrinos; tampoco se permite el matrimonio con los parientes consanguíneos del otro cónyuge.

En Europa ningún país prohíbe tales enlaces, mientras en algunas partes del Oriente Medio, África y Asia se prefiere el matrimonio entre primos carnales; en América Latina no está prohibida la endogamia, aunque los tabúes sociales o religiosos lo restringen.

¿Cómo detectar los riesgos?

Mediante un examen genético (o de ADN) al que puede someterse la pareja antes de tomar la decisión de formar una familia. La toma de esta muestra sanguínea debe realizarse en laboratorios especializados que cuenten con la infraestructura necesaria.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Embarazo

Cáncer de cuello uterino


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore