Centro de Estreñimiento / Artículos Relacionados

Ostomía, cuestión de adaptación

Miedo, angustia y coraje son sensaciones de quien se somete a ostomía, procedimiento que se sigue para crear un conducto abdominal hacia el exterior para excretar heces y orina. Aunque parece desconcertante, esta cirugía permite llevar vida normal tras adecuada rehabilitación, ¿cómo se realiza?

Desconocimiento sobre ostomía

"¿Por qué a mí?", es interrogante que muchos nos hacernos ante el diagnóstico de grave enfermedad o aplicación de diversos tratamientos. Lo mismo se preguntó Jorge Vargas Morales, presidente de la Asociación de Ostomizados de Colima, México, cuando fue sometido a ostomía (1994), procedimiento considerado como el más indicado para resolver la colitis ulcerativa (enfermedad intestinal inflamatoria que afecta el intestino grueso y recto) que estaba disminuyendo severamente su calidad de vida.

Sin embargo, salió adelante y no sólo vive como cualquier otro individuo, además ayuda a personas en circunstancias semejantes a través de la citada agrupación creada en 2001 y con presencia en todo el país.

“El principal problema que enfrenta el candidato a este procedimiento o quien ya fue ostomizado es el desconocimiento que existe sobre el tema, lo que redunda en temor al rechazo social y familiar, así como vergüenza y coraje hacia la vida", refiere Vargas Morales.

¿Cómo se realiza la ostomía?

La apertura artificial que se crea en la pared abdominal, llamada estoma (de la voz griega stoma que significa "boca"), se lleva a cabo por medio de intervención quirúrgica en la que se realiza un orificio (incluyendo la piel) a través del cual se exterioriza el segmento del intestino por el cual defecará el paciente.

Otra técnica es la empleada en personas con cierto problema que impide la micción, por ejemplo, alguna lesión en el sistema nervioso o cáncer en la vejiga urinaria (bolsa que contiene la orina). En este caso, se unen los uréteres (conductos que transportan los desechos desde los riñones) a una vejiga elaborada con segmentos de intestino, misma que cuenta con conexión al exterior. A su vez, los desechos corporales se depositan en sistemas de recolección unidos al abdomen del paciente.

Tipos de ostomía

"La ostomía puede ser temporal o definitiva; la del primer tipo se deja entre 2 y 5 meses, dependiendo de la recuperación del paciente", explica Vargas Morales. Por ejemplo, en personas con cáncer que reciben radioterapia o quimioterapia postoperatoria, permanece durante el tiempo de recuperación del tratamiento.

Existen diversos tipos de ostomía, los cuales reciben denominación específica de acuerdo al órgano involucrado; los más comunes son:

¿Quién la necesita?

La ostomía resulta la mejor opción para evitar la muerte de pacientes a quienes se les extirpa un segmento de intestino, en los que no es prudente volver a unir este órgano, o porque algunas enfermedades impiden la utilización del ano para evacuar. Ejemplo del primer caso es la perforación del intestino secundaria a diverticulitis, cáncer intestinal o quienes sufren traumatismo abdominal, como en heridas causadas por algún arma.

Con frecuencia el abdomen está contaminado con heces o el paciente no está en condiciones para tolerar la realización de anastomosis, término usado para designar la unión de dos estructuras huecas (como el intestino).

En el segundo caso se ubica el cáncer rectal o anal que, por su cercanía al exterior, impiden cortar y volver a unir el intestino.

"El paciente también puede tener daño en intestinos (grueso y delgado) a causa de gastritis, colitis, estreñimiento y malos hábitos alimenticios. Si a ello le sumamos el estrés por carga excesiva de trabajo y estar pegado a la computadora sin acordarse siquiera de tomar agua, a la larga puede sufrir graves consecuencias que lo hagan candidato a ostomía", advierte Vargas Morales.

Cabe destacar que en el área urológica, las enfermedades más vinculadas al citado procedimiento son cáncer de vejiga urinaria, incontinencia urinaria y extrofia vesical (malformación de la vejiga, en la cual ésta se encuentra invertida —con el interior hacia afuera— y ubicada en la parte exterior del abdomen).

¿Cómo vive el paciente ostomizado?

De inicio, es demasiado preocupante, muchas personas piensan que el mundo se acabó y que ya no son útiles. Otras son relegadas por su familia y pareja, lo que deriva en divorcios y hasta suicidios.

Si bien el paciente ve la ostomía como amputación y pasa por etapas de duelo, es decir, experimenta fases de rechazo a la vida, disminuye su autoestima, siente ira contra sí mismo y su entorno, y tiende a aislarse de la familia, progresivamente se adapta hasta terminar aceptando el procedimiento.

Además, la persona ostomizada:

Cuidados para el paciente ostomizado

Es fundamental seguir al pie de la letra los cuidados para el paciente ostomizado que sugieren los expertos.

Por ejemplo, se debe mantener limpia la zona del estoma; para ello se recomienda lavar la piel cercana con agua tibia, jabón neutro y esponja natural, realizando movimientos circulares y secando a continuación, sin frotar, con toalla suave. Una vez seca la piel, se coloca el equipo de recolección.

Por otra parte, es fundamental que el paciente esté atento y, si observa cualquiera de los siguientes problemas, notifique al médico inmediatamente:

Ayuda a pacientes

Si deseas más información sobre este tema, comunícate con la Asociación Mexicana de Personas con Estomas de Eliminación, A.C., o bien con la Asociación de Ostomizados de Colima.