Disbiosis, alteración de la flora intestinal - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Junio 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Disbiosis intestinal, alteración de la flora

Martes 21 de marzo del 2017, 05:29 pm, última actualización

Para algunos es el estrés, otros culpan a ciertos medicamentos o al excesivo consumo de proteínas y azúcares; en cualquier caso, estos factores generarían disbiosis intestinal, es decir, podrían causar desequilibrio de las bacterias protectoras y patógenas del intestino y dañar la salud. ¿Sabes cuáles son las causas y tratamiento de este desequilibrio en la flora intestinal

Disbiosis intestinal síntomas, Desequilibrio flora intestinal

Bacterias intestinales

Conocemos a las bacterias desde que llegamos a este mundo (en el útero estamos libres de ellas), pues una vez que nacemos, la microbiota intestinal se extiende por nuestro tracto gastrointestinal y, a partir de ese momento, nuevos microorganismos se incorporarán poco a poco al sistema digestivo hasta que en la edad adulta todo el conjunto se estabiliza… o ¡descompone!

La razón de que algunas personas experimentan importante desequilibrio de la flora, es condición definida como disbiosis intestinal. Ésta puede tener diversas causas, desde el efecto de antibióticos y estrés, hasta el exceso de proteínas (sobre todo, de origen animal) y azúcares simples en la dieta o malos hábitos en la nutrición.

Estos cambios en la concentración de bacterias intestinales pueden contribuir al desarrollo o empeoramiento de muchos trastornos gastrointestinales y otras afecciones, como:

  • Hinchazón abdominal.
  • Estreñimiento.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (síndrome de colon irritable).
  • Migrañas.
  • Artritis reumatoide.

Dieta y disbiosis intestinal

Si pudiera definirse un solo tratamiento para superar la también llamada disbacteriosis, su principal componente sería la combinación de alimentos que consumimos a diario.

Estudios avanzados indican que una alimentación rica en fibra, en otras palabras, una dieta prebiótica, favorece el crecimiento de las bacterias intestinales útiles para la salud.

Por el contrario, un régimen alimenticio con abundancia de proteínas aumenta la producción de sustancias nocivas por parte de las bacterias intestinales. Según expertos, la proteína no digerida es transformada químicamente (fermentada) por las bacterias del colon con la consiguiente producción de tóxicos como amoniaco y aminas, por ejemplo.

Asimismo, las dietas ricas en azúcares simples (presentes en refrescos, mermeladas, comidas precocinadas, etc.) dentro de la alimentación habitual multiplica la actividad de microorganismos peligrosos (Clostridium difficile, E. coli, H. pylori, por ejemplo), dañando las bacterias beneficiosas.

Más que envejecimiento

Una de las consecuencias de la disbiosis intestinal que no se atiende es el envejecimiento natural acelerado, así como el debilitamiento de la salud; conforme avanzan en edad, muchas personas desarrollan inflamación intestinal con creciente frecuencia, entre otros problemas.

Cuando el intestino se inflama, no absorbe los nutrientes y aparecen trastornos como hinchazón intestinal y fatiga crónica, que la mayoría suponemos se deben "al paso de los años", sin pensar que el verdadero origen es la incapacidad del intestino de absorber con eficacia vitaminas y minerales.

Incluso, se ha descubierto que la microbiota intestinal puede influir en el cerebro de varias formas, por ejemplo, individuos con depresión, ansiedad, trastorno del espectro autista, síndrome de intestino irritable o enfermedad inflamatoria intestinal, a menudo tienen disbiosis intestinal.

Tips en materia de nutrición y salud intestinal

Si experimentas molestias digestivas con frecuencia, por ejemplo, dolor abdominal tras las comidas, mala digestión, estreñimiento o la migraña se ha vuelto tu compañera inseparable, es probable que el médico solicite un perfil de disbiosis.

Esta prueba incluye cultivos microbiológicos específicos que permiten identificar la concentración de cada una de las especies que conforman la flora intestinal, información con la cual el profesional de la salud puede establecer el tratamiento a seguir.

Microbiota intestinal, Disbacteriosis tratamiento

Es probable que el médico indique, al mismo tiempo, recomendaciones como:

  • Llevar alimentación rica en fibra. Las dietas ricas en fibra (con efecto prebiótico) ayudan a recuperar el equilibrio de la microbiota intestinal. Gracias a que las fibras llegan sin digerir al colon, pueden servir de alimento a las bacterias, por lo que mejoran las funciones intestinales.
  • Reducir el consumo de proteína animal. Sabiendo que tiene el mayor efecto en la alteración de la microbiota intestinal, conviene minimizar la presencia de proteína de origen animal en la dieta y sustituirla, por ejemplo, con frutos secos, soya, quinoa, arroz, legumbres (lentejas, frijoles, garbanzos, etc.), amaranto, semillas de chía o chícharos, alimentos que constituyen excelente fuente de proteína vegetal.
  • Disminuir la presencia de azúcares rápidos (refrescos, postres, etc.). Un exceso de estos componentes en la dieta favorece la proliferación de bacterias de fermentación, y dificulta al organismo obtener los nutrientes necesarios de los alimentos.
  • Mantener hábitos de vida saludable en familia. El medio ambiente es factor importante en la microbiota intestinal de cada persona. Se sabe, por ejemplo, que los miembros de la misma familia suelen tener comunidades bacterianas parecidas, por lo que si alguno presenta disbiosis, probablemente todos los habitantes de la casa corran el mismo riesgo y, por tanto, deban adoptar medidas de alimentación e higiene similares para evitar la transmisión de microorganismos peligrosos.
  • Aumentar consumo de probióticos después de usar antibióticos. Al recibir tratamiento con este tipo de medicamentos, es probable que tu flora intestinal se vea dañada, pues los antibióticos eliminan todas las bacterias, sin discriminar entre buenas o malas para nuestro cuerpo. Para que tu intestino no quede desprotegido frente a agresiones, consume más alimentos probióticos, como yogurt y lactobacilos, los cuales crearán un medio ácido que desagrada a la mayoría de bacterias patógenas e impide su multiplicación en el tracto gastrointestinal.

Aunque no es sencillo ni ocurrirá de un día al otro, modificar las miles de especies de bacterias en tu intestino puede lograrse si te decides a llevar una dieta variada, pero sobre todo si acudes al médico ante signos de algún trastorno gastrointestinal y evitas la automedicación, pues podrías estar "disfrazando" afecciones que requieran mayor atención de un profesional de la salud.

SyM - Laura Ruiz

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Hoy en Estreñimiento

Coprocultivo


Ver más...

Sabías que...

Existen mujeres con dos úteros. Uno de los casos más conocidos de didelfia es el de la inglesa Hanna Kersey, que dio a luz tres bebés en distinto útero al mismo tiempo.




Comscore