Beneficios de la zanahoria en la dieta diaria - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

15 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Zanahoria: pequeño gigante

Viernes 07 de julio del 2017, 01:22 pm, última actualización

Pastanaga en catalán, mohre en alemán, cenoura en portugués o carrot en inglés, todos estos nombres corresponden a la zanahoria, protagonista de ensaladas, jugos, pasteles y nutritivas botanas que previenen enfermedades y fortalecen al sistema inmunológico.

Propiedades de la zanahoria
Zanahoria: pequeño gigante

Anaranjada historia

La zanahoria fue conocida por romanos y griegos, y como prueba documental de ello se refiere la existencia de varias pinturas de la antigüedad en las que aparece junto a otras hortalizas; además, algunos libros de cocina romanos la mencionan como uno de los alimentos que se degustaban con especias y vino caliente.

Los griegos, por su parte, la consideraban un afrodisíaco, de allí la etimología Philon (amar) con la que la bautizaron.

A pesar de ello ninguna de las dos culturas milenarias la adoptó en su dieta diaria, y como no la consideraban saludable poco les importó darla a conocer en el resto de Europa. En realidad, la zanahoria es introducida por los árabes desde el Norte de Africa a España, y desde ahí pasa más tarde a Holanda y el resto de Europa. En esa época (Edad Media), se cultivaban las variedades morada, blanca y amarilla, y no fue sino hasta el siglo XVII que los horticultores de los Países Bajos, principalmente los de Holanda, empezaron a cultivar las zanahorias anaranjadas.

A pesar de su relativamente reciente incursión al cultivo, la zanahoria es actualmente una especie que se siembra en todo el mundo; China, Estados Unidos, Rusia, Polonia y el Reino Unido son los principales productores, sin olvidar que en México la tenemos al alcance todo el año, debido a la diversidad y riqueza de su tierra cultivable.

¿Qué hay de los nutrientes de la zanahoria, viejo?

Tradicionalmente, el consumo de zanahoria se asocia con una buena visión, lo cual se entiende al saber que contiene vitamina A (uno de los componentes del pigmento de la retina); el betacaroteno que posee esta legumbre, también llamado provitamina A, es asimilado por el organismo únicamente en combinación con grasas; por ello, las zanahorias deben aderezarse con aceite o mantequilla, asimismo, es importante considerar que el grado de aprovechamiento de los carotenos depende del tipo de preparación de los alimentos, por lo que las zanahorias deben cortarse y hervirse, ya que sólo de esta forma se abren las células vegetales.

La merecida fama restauradora de la zanahoria se debe a su alto poder nutritivo, ya que además de la A, es rica en vitaminas B y C, minerales, hierro, calcio, potasio y sodio que, en un coctel explosivo, la convierten en eficaz remedio para afecciones digestivas de diversa índole, cuadros de tuberculosis, neumonía o disentería (enfermedad provocada por la bacteria Shigela que se adquiere al consumir alimentos contaminados), además de ser buena ayuda para limpiar el hígado.

Pero eso no es todo, también sirve para la generación y conservación de la capa del tejido exterior de la piel y mucosas, y es indispensable para el crecimiento normal. Los investigadores opinan, además, que ayuda a disminuir el riesgo de contraer cáncer de pulmón, esófago y estómago, y gracias a su contenido en fibra, asegura la función reguladora del intestino.

La zanahoria es, con frecuencia, el primer alimento que se introduce en la dieta del bebé, y normalmente es bien aceptada por el pequeño dado su sabor ligeramente dulce.

Arsenal de virtudes

En 1960 los científicos descubrieron y aislaron en la zanahoria un principio activo, la daucarina, capaz de dilatar (ensanchar) los vasos sanguíneos y proteger contra enfermedades arteriales y cardiacas. También se comprobó que incrementa el número de glóbulos rojos, y parece que el betacaroteno inhibe el cáncer, sobre todo el relacionado con el consumo de tabaco. Además, cuenta con elementos antioxidantes (moléculas que retardan el envejecimiento de las células).

Algunas ventajas más:

  • Estimula el apetito.
  • Puede reducir flatulencia, infecciones intestinales y hemorroides.
  • Su efecto diurético colabora a disminuir la retención de líquidos y ayuda en el alivio de cistitis (inflamación de la vejiga), artritis (inflamación de una o varias articulaciones) y gota (inflamación de las articulaciones debido a acumulación de ácido úrico en sangre).
  • Previene la formación de cálculos (piedras) renales.
  • Su consumo diario puede rebajar el nivel de colesterol 10%.
  • En su uso externo, cruda o rallada, puede usarse como cataplasma (sustancia blanda que se aplica sobre la piel) antiséptica en curación de heridas, venas con várices, quemaduras y abscesos.
  • El agua donde se cuece es óptima para la cura de grietas en la piel, así como para calmar el picor por eccema (brote de ronchas rojas en mejillas, muñecas, rodillas y la parte interna de los codos, que provoca comezón intensa, irritación, úlceras diminutas y descamación).
  • En Rusia, el jugo crudo, mezclado con miel en un litro de agua, se utiliza como tratamiento diario en los procesos gripales como consecuencia del duro invierno.

Saludables consejos

Más allá de las cualidades nutritivas de la zanahoria, te ofrecemos a continuación algunos consejos que le serán de utilidad:

En la cocina

  • Para que el aceite comestible se mantenga limpio, coloca en él un trozo de zanahoria y con ello absorberá la suciedad.
  • Si se vierte una pizca de azúcar al agua de cocción de las zanahorias, estas quedarán mucho más sabrosas.
  • Para evitar que las zanahorias ralladas se ennegrezcan agrégales jugo de limón.

Belleza

  • Comer diariamente varias zanahorias te ayudará a broncearte y mantener la piel morena. Además, si tienes piel blanca, dos vasos con jugo de zanahoria al día te permitirán prevenir el enrojecimiento de la piel cuando te expongas al sol.
  • Para hidratar la piel es conveniente consumir jugo de zanahoria (250 g), junto con una cucharada de miel y un poco de jugo de limón.
  • Las zanahorias proporcionan bonita tez. Su riqueza en provitamina A aporta a la epidermis un reflejo anaranjado, pero su consumo excesivo puede hacer que la piel se torne amarilla.
  • Si deseas retardar el envejecimiento y mantener la elasticidad de tu piel, prepara sencilla mascarilla con jugo de zanahoria mezclado en la licuadora con una yema de huevo, varias gotas de aceite de oliva y una cucharada de miel. Aplica esta mascarilla sobre la cara o sobre la parte del cuerpo a tratar y deje actuar durante 20 minutos. Retire con esponja y agua tibia.
  • Para combatir las indeseables estrías hierve varias zanahorias, peladas y cortadas en rodajas muy finas, y aplícalas sobre las estrías; cúbrelas con una gasa fina durante 20 minutos, tiempo suficiente para que actué el betacaroteno de esta hortaliza y mejore el aspecto de las estrías borrando su desagradable color blanquecino.

Si acostumbras incluir en tu dieta habitual esta colorida legumbre, seguramente te sentirás satisfecho por los efectos benéficos que promueve en el organismo; si no es así y ha desdeñado su consumo hasta el día de hoy, sería conveniente que lo pensarás dos veces antes de volver a decir "no, gracias".

SyM - Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Estreñimiento

Colitis nerviosa, ¿qué comer y qué no?


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore