Adicción al tabaco causa diferentes tipos de cáncer - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cáncer y tabaquismo: asociación mortal

Jueves 22 de junio del 2017, 09:13 am, última actualización

A pesar de las enérgicas leyes e insistentes campañas informativas contra el tabaquismo, millones de mexicanos continúan fumando y en riesgo inminente de desarrollar varios tipos de cáncer, no solamente el de pulmón.

Tabaquismo, Cáncer, Nicotina

Durante el sigo XX y lo que va del presente ha persistido la idea de que el cáncer es una enfermedad incurable y que permanecerá junto al hombre por siempre. Sin embargo, no debemos pasar por alto que existen métodos y tratamientos farmacológicos para alargar la vida de muchos enfermos e, incluso, son capaces de detener el mal cuando se detecta a tiempo.

Un ejemplo es el cáncer de mama, cuya mortalidad ha disminuido notablemente en los últimos años gracias a las campañas que informan sobre métodos de detección temprana y, por supuesto, a que las instituciones de salud se han dotado de infraestructura para atender estos casos.

Sin embargo, hay una nota discordante en la batalla contra el cáncer: el tabaquismo, que desde hace mucho se sabe que guarda relación con la aparición de tumores o neoplasias y avanza entre la población mexicana.

En efecto, no pasa un día sin que se hable del daño que genera el humo del tabaco en los pulmones y las muertes que cobra en todo el mundo. Deberíamos asomarnos un poco más en este tema para vislumbrar otros efectos nocivos del cigarrillo que se relacionan con la aparición de cáncer en boca, laringe, esófago, vejiga, riñón, páncreas y cuello uterino.

Empecemos por el principio

A la mayoría se nos olvida que el cáncer relacionado con el tabaco es perfectamente prevenible y que, además, al dejar de fumar podemos evitar numerosos padecimientos, como afecciones pulmonares o del corazón y ataque cerebral, además de que se reduce el riesgo de tener bebés con bajo peso al nacer.

Es impresionante saber que el tabaquismo origina 87% de las defunciones por cáncer de pulmón en Estados Unidos, donde es la principal causa de muerte por tumores en hombres y mujeres. Además, los cigarrillos y puros son responsables también de la mayoría de las neoplasias de laringe, boca, esófago y vejiga, y tienen estrecha relación con el desarrollo de cáncer de riñón, páncreas y cuello uterino, con la consecuente muerte, según refiere el Instituto Nacional de Cáncer de aquella nación.

A esta circunstancia hay que agregar que los riesgos no se limitan a los fumadores, sino que se extienden a personas que conviven con un adicto al tabaco. Está claro el peligro: el humo de segunda mano combina la emanación que despide el cigarrillo al quemarse y el hollín que los fumadores despiden de sus pulmones.

De acuerdo con estadísticas de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades, también de Estados Unidos, la exposición al humo de segunda mano causa cerca de 3 mil muertes por cáncer de pulmón entre quienes no fuman. Se calcula, asimismo, que es responsable de infecciones del tracto respiratorio inferior (pulmones) en 300 mil niños cada año.

Más aún, fumar es un factor de riesgo para desarrollar tipos de cáncer considerados raros, y ello se debe, de acuerdo con la opinión de médicos e investigadores expertos, a la exposición total que se haya tenido en la vida al humo del cigarrillo.

Esto incluye el número de cigarros que la persona fuma diariamente, la intensidad con que lo hace (es decir, el tamaño y frecuencia de las bocanadas), la edad a que empezó este hábito, el número de años que ha fumado y su exposición al humo de tabaco de segunda mano.

Ahora bien, si crees que no hay solución y que de nada sirve dejar de fumar después de haberlo hecho durante 15 ó 20 años, los científicos te tienen una noticia: es un hecho que los fumadores que abandonan este vicio viven más tiempo que quienes se niegan a hacerlo.

Además, cuanto más pronto se deja de fumar, mayor es el beneficio para la salud, porque no sólo se reduce el riesgo de padecer cáncer, sino también el de padecimientos diversos que pueden ser mortales, como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC, que se distingue por generar notable dificultad para respirar).

Tenemos un dato más para reflexionar a fondo: la persona que deja de fumar antes de los 35 años reduce el riesgo de desarrollar una enfermedad relacionada con el tabaco en 90%.

Cáncer en todas partes

Como se ha determinado, el tabaco es un agente sumamente nocivo que ataca con fuerza a los pulmones; no obstante, se sabe que hay otras zonas del cuerpo donde se puede generar desequilibrio celular que terminé por formar un tumor.

En primera instancia podemos mencionar a los distintos tipos de cáncer que se originan en las vías aerodigestivas superiores (boca, garganta, cuerdas vocales y esófago), mismos que también se deben al contacto directo con el humo del cigarrillo.

Es importante mencionar que varias investigaciones han concluido que diversas sustancias derivadas del humo del tabaco (metabolitos activos) son absorbidas por los pulmones y se integran a la sangre. Una vez en el torrente, viajan por todo el organismo y afectan a órganos distantes. Por ejemplo, se sabe que en Argentina el hábito de fumar es responsable de 50% de los casos de cáncer de riñón y vejiga en hombres y de 30% en mujeres.

El citado cáncer de vejiga representa la cuarta forma más frecuente de tumoración maligna en hombres en España y, junto con el de laringe, la quinta forma de mortalidad por cáncer. Esas neoplasias surgen por la interacción de sustancias como las aminas aromáticas (la betanaftilamina, principalmente) que se encuentran en cantidades considerables en el humo del tabaco.

Por lo que respecta al cáncer renal y de uretra, la asociación con el tabaco es más débil, aunque es bien sabido que fumar aumenta el riesgo de adquirir tales padecimientos. Como ocurre casi siempre, el peligro es mayor según la intensidad y edad de inicio de la adicción, además de ser menor cuando transcurren algunos años de abstinencia.

En cuanto al cáncer de cuello uterino, expertos afirman que las aficionadas al tabaco tienen el doble de riesgo de desarrollarlo, lo cual se basa en diversas investigaciones que muestran la existencia de metabolitos de nicotina y otros constituyentes del tabaco en el moco cervical de fumadoras activas.

Asimismo, las neoplasias de vulva, pene y ano se han descrito con más frecuencia en fumadores, e incluso el cáncer de sangre se relaciona con presencia de bencenos, nitrosaminas y polonio, todas ellas sustancias presentes en los cigarrillos.

México, nebuloso futuro

Aunque se han aplicado fuertes medidas contra el tabaquismo en México (por ejemplo, se prohíbe fumar en lugares públicos), las repercusiones todavía están por verse. Al menos eso señala el Instituto Nacional de Salud Pública, organismo que se localiza en Cuernavaca (centro de México) y que ha difundido que “la epidemia del tabaquismo está en etapa temprana y el mayor efecto en la morbilidad y mortalidad está por observarse en las décadas por venir”.

Por desgracia, estudios muestran que la población mexicana se inicia en el tabaquismo a edad cada vez más temprana, lo que se ha fortalecido por una participación femenina cada vez más visible. Para avalar esta afirmación basta observar las conclusiones a que llegó una investigación publicada en 2007 por la Gaceta del Instituto Nacional de Salud Pública que se refiere a estadísticas obtenidas en la capital de México.

De acuerdo con esta investigación, 20.2% de los habitantes de la Ciudad de México son fumadores activos, aunque 52.9% de encuestados confesó haber fumado por lo menos una vez en su vida y 25.1% son no fumadores que podrían empezar a serlo. El estudio concluye que, por lo menos, existen 2 millones de fumadores en la capital mexicana.

Finalmente, vale la pena recordar que según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2006), la prevalencia de tabaquismo entre personas de 10 a 19 años de edad fue de 7.6%, población que se sumará a los millones de fumadores que tal vez, en un futuro no muy lejano, ocupen una cama de hospital cuyo costo será financiado por todos, los que fuman y los que no lo hacemos.

Cifras reveladoras

  • Las mujeres que fuman tienen 12% más riesgo de morir de cáncer de pulmón que las que no lo hacen y están propensas a padecer más ataques cardiacos, cáncer, problemas de salud oral y enfermedades pulmonares.
  • Las mujeres que consumen cigarrillos tienen tres veces más peligro de ser infértiles y pueden sufrir alteraciones menstruales, falta de ovulación y problemas en las trompas de Falopio.
  • El tabaquismo puede ocasionar menopausia temprana.
  • En México mueren 150 personas al día por padecimientos relacionados con el tabaquismo, como cáncer de pulmón, infarto del miocardio, hemorragia cerebral y enfermedades pulmonares.
  • Más de 14 millones de mexicanos, en su mayoría mayores de 12 años (27% de la población), consumen tabaco.
  • Del total de fumadores mexicanos, 64% consumen entre 1 y 5 cigarrillos al día, 28% de 6 a 15, y más de un millón 120 mil personas fuman más de 16 cigarros diarios.
  • En el mundo existen alrededor de 1,300 millones de fumadores. Sólo en China hay más de 300 millones de personas con esta adicción.
  • En pacientes diabéticos, el consumo de un cigarro equivale al incremento de hasta 10 mg de glucosa, además de que el humo contiene más de 4,000 sustancias que causan enfermedades severas.
  • De cada 100 personas con cáncer bucal, 93 también presentan tumoraciones en faringe, esófago, estómago, vejiga, cuello de la matriz, mama, colon y próstata. La causa de ello es el consumo de tabaco.

SyM - Gaby Matus

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Gastritis

Conoce tu microbiota intestinal


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore