Gastritis, más seria de lo que parece - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

26 Mayo 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Gastritis, más seria de lo que parece

Martes 22 de marzo del 2016, 12:30 pm, última actualización.

Muchas personas con estilo de vida estresante y que se alimentan en horarios irregulares padecen inflamación estomacal o gastritis, a la que le prestan poca atención. Empero, cuando esta afección evoluciona puede ocasionar úlcera o cáncer.

Gastritis, Helicobacter pylori, Inflamación estomacal

 

La gastritis es padecimiento muy frecuente en nuestros días y, desafortunadamente, muchas personas consideran que es condición inofensiva y hasta “normal” en quienes se someten a fuertes presiones y se alimentan con comida rápida o antojitos callejeros a deshoras, como es el caso de estudiantes, oficinistas y trabajadores en general.

No obstante, señala el Dr. Rolando Armenta, gastroenterólogo adscrito al Hospital Regional Ignacio Zaragoza del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE, en la Ciudad de México), “la situación es preocupante si consideramos que esta enfermedad se relaciona en más de 90% de los casos con infección por la bacteria Helicobacter pylori, la cual es factor de riesgo para desarrollar úlcera y cáncer de estómago”.

Más aún, el especialista señala que hasta 80% de la población en naciones en vías de desarrollo, como México, ha cursado al menos una vez un episodio de gastritis, lo que nos habla de la dimensión que puede alcanzar este problema si no comenzamos a enfrentarlo con mayor interés.

“En años recientes han aumentado los pacientes con gastritis en México, por lo que desde 2003 se incluyó este padecimiento entre los casos nuevos bajo vigilancia epidemiológica de registro obligatorio para instituciones públicas, ocupando el quinto lugar de frecuencia en este grupo de patologías”, puntualiza el experto.

Ataque al estómago

Si bien las estadísticas han mostrado que la gastritis es provocada en la mayoría de los casos por la bacteria Helicobacter pylori, el Dr. Armenta aclara que en su aparición también influye el abuso en el consumo de medicamentos, especialmente analgésicos empleados contra dolores musculares, de cabeza o menstruales.

Otros factores condicionantes que se observan con frecuencia son el consumo de bebidas alcohólicas y la excesiva ingesta de alimentos salados y ahumados, así como de condimentos e irritantes, como el picante. Mención aparte merecen el estrés y la ansiedad, que desencadenan mayor producción de ácidos gástricos.

“Básicamente, la gastritis ocurre por un desequilibrio entre los factores que agreden al estómago y sus sistemas de defensa. Asimismo, cuando se presenta esta afección hay algunas regiones del órgano digestivo que se sobreexponen a los jugos gástricos, y ello ocasiona destrucción de la mucosa (barrera protectora) que da lugar a inflamación y lesiones”, puntualiza el especialista.

Aunque cada caso se manifiesta de manera particular, los síntomas más comunes de gastritis son:

  •     Ardor y sensación de vacío en la boca del estómago.
  •     Dolor abdominal que puede empeorar al comer.
  •     Indigestión, agruras y falta de apetito.
  •     Heces con olor a amoníaco.
  •     Náuseas y vómito (a veces con sangre).

Debido a que la mayoría de los casos de gastritis se vincula con la infección por Helicobacter pylori, es importante saber que este microorganismo se encuentra en agua no potable y puede transmitirse con facilidad por la ingesta de bebidas o alimentos contaminados. Más aún, “parte de la complicación en el diagnóstico es que la bacteria se disemina con mucha facilidad y luego puede permanecer latente por varios años en sus huéspedes sin ocasionar síntoma alguno”.

Aunque el gastroenterólogo aclara que la inflamación estomacal puede ser padecimiento transitorio que aparece como consecuencia de exceso ocasional en el consumo de alimentos irritantes o bebidas alcohólicas, “es muy importante vigilar la recurrencia e intensidad con que se presenta, ya que cabe la posibilidad de que pase de ser una afección aguda (de corta duración) a una crónica (persistente)”.

Complicaciones y tratamiento

A decir del Dr. Rolando Armenta, la gastritis producida por Helicobacter pylori puede ocasionar complicaciones serias en cierto porcentaje de pacientes, luego de años de desarrollo del problema. Así, la falta de atención adecuada puede derivar en úlcera péptica, misma que se caracteriza por la generación de erosiones o “boquetes” en la pared del estómago (gástrica), la unión con el esófago (esofágica) o con el intestino delgado (duodenal).

También es sabido que, como resultado de su interferencia con la secreción de ácido por el estómago, el Helicobacter pylori es capaz de generar deficiencias en la absorción de alimentos, lo cual puede afectar gravemente el estado nutricional de los individuos afectados y vincularse con la aparición de padecimientos carenciales.

Por si fuera poco, diversas investigaciones han demostrado que la presencia de esta bacteria se vincula con todos los tipos de tumores gástricos. De hecho, las lesiones que genera pueden considerarse precancerosas en aquellas personas con predisposición genética a dicha enfermedad.

Por ello, explica el especialista, es aconsejable que aquellos individuos que presenten síntomas de gastritis, y más si tienen antecedentes familiares de cáncer, acudan a consulta con su médico familiar o gastroenterólogo para someterse a revisión y emprender el tratamiento que requieran.

El diagnóstico se realiza mediante la historia clínica del paciente, la descripción de las manifestaciones del problema y, de vez en cuando, estudios de imagen como endoscopía (observación del estómago con una sonda flexible que tiene pequeña cámara e ingresa por la boca), la cual es ideal no sólo porque muestra la severidad de las lesiones gástricas, sino porque ofrece la oportunidad de tomar una muestra del tejido dañado (biopsia) para su análisis en laboratorio.

En caso de que se compruebe la presencia de la enfermedad, es muy probable que el médico tratante sugiera cambios importantes en la alimentación, solicitando que no se cometan excesos dietéticos de ninguna especie y que se efectúen tres comidas al día en un horario fijo para evitar largos periodos durante el día sin consumir alimentos.

Además, es posible que el médico que lleve el caso aconseje la prescripción de algún medicamento antiácido (que anula el exceso de ácidos gástricos), un antagonista de los receptores H2 de histamina o un inhibidor de la bomba de protones (ambos reducen la producción de ácido en el jugo gástrico, aunque a través de mecanismos diferentes).

Finalmente, el Dr. Armenta recuerda que la infección producida por Helicobacter pylori se vincula con la ingestión de agua y comida contaminados, y que su desarrollo es favorecido por el consumo de ciertos medicamentos, alimentos irritantes o muy condimentados, ayunos prolongados y estrés, de modo que para prevenir su aparición es necesario mejorar los hábitos de higiene, regularizar los horarios de comida, reducir o suspender el uso de analgésicos y aprender a manejar la tensión o ansiedad.

SyM - Israel Cortés

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Hoy en Gastritis

Los niños y la gastritis


Ver más...

En algunos casos de implante de válvulas cardiacas se utilizan válvulas de vaca y oveja como reemplazo. La ventaja de estas válvulas biológicas es que los pacientes no necesitan tomar anticoagulantes de por vida.




Comscore