Helicobacter pylori, bacteria que ocasiona cáncer - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Helicobacter pylori, bacteria que ocasiona cáncer

Lunes 19 de junio del 2017, 09:50 am, última actualización

Este microorganismo es, desde años recientes, motivo de atención de la Medicina, pues su presencia se relaciona con gastritis, úlceras y cáncer gástricos; ¿hay algo que pueda hacerse para evitar tan graves problemas? Si, y a continuación te decimos qué.

Helicobacter pylori, Gastritis

Se trata de una bacteria que vive en cuerpos de agua contaminada, desde donde se propaga a la tierra y por medio de los alimentos se disemina a la población general, sobre todo en comunidades que tienen deficiente infraestructura de drenaje sanitario y/o carecen de agua potable. No es raro que un individuo infectado contamine a otros por inadecuada higiene personal, pero nunca transmitirá el germen por contacto sexual. 

Es importante destacar que una vez dentro del organismo humano, Helicobacter pylori coloniza en las paredes del estómago y permanece entre las células del revestimiento gástrico durante muchos años, y a veces toda su vida, sin producir síntomas en el infectado, quien permanentemente la expulsará a través de las heces fecales.

“La explicación de que H. pylori pueda sobrevivir por años a la alta acidez que caracteriza a la mucosa gástrica humana, es que produce una sustancia (enzima) que la hace resistente y le brinda protección —aclara en entrevista para saludymedicinas.com.mx el Dr. Francisco Reyes Pérez, gastroenterólogo adscrito al Instituto Mexicano del Seguro Social—; ninguna otra bacteria que se aloje en el estómago cuenta con esa cualidad”.

Pese a que puede permanecer durante años sin generar signos de su presencia, el microorganismo es capaz de producir inflamación en la mucosa que lo aloja y desarrollar la conocida gastritis, afección que se caracteriza por ardor, dolor e inflamación estomacal, agruras, indigestión, pérdida del apetito, eructos, hipo, náuseas y vómitos (en los casos más graves con sangre).

Este problema puede agravarse si los niveles de acidez estomacal aumentan, lo cual puede suceder si el afectado lleva dieta rica en grasas, condimentos e irritantes, además de consumir bebidas gaseosas, alcohol y tabaco.

Existe un agente igualmente importante y que causa el incremento de ácido (clorhídrico) gástrico: el estado emocional generado por estrés, angustia y/o ansiedad, ya que estos padecimientos provocan que a nivel cerebral se bloqueé la producción, liberación y secreción de diferentes sustancias (serotonina y adrenalina) que funcionan como transmisores nerviosos capaces de conseguir que aumenten o disminuyan la formación de moco y movimientos tanto del estómago como del intestino.

Cuando factores como los mencionados se conjugan se da pie a úlceras, lesiones que se generan en la mucosa del estómago o del duodeno (inicio del intestino), que se puede extender al resto de las capas de estos órganos y llegar a perforar sus paredes; de acuerdo a los especialistas en salud estomacal (gastroenterólogos), H. pylori es responsable de 80% de úlceras gástricas y más del 90% de las duodenales.

El daño no se detiene ahí

Ahora bien, en años recientes se ha reconocido en alto porcentaje de casos de cáncer de estómago la presencia de Helicobacter pylori , razón por la que la bacteria ha cobrado gran importancia a nivel internacional.

Al respecto, el Dr. Reyes Pérez, también catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México, señala: “Algunas personas que alojan la H. pylori desarrollan gastritis o úlceras, pero el cáncer depende de más factores adicionales, principalmente de que en la familia del enfermo haya antecedentes del padecimiento.

“En México la bacteria es motivo de alarma entre la comunidad médica, ya que su presencia ha ido en aumento; por ejemplo, en el estado de Chiapas se relaciona con 61% de las infecciones gástricas, y de no haber atención oportuna las consecuencias pueden ser de consideración”.

El especialista hace énfasis en la importancia de un diagnóstico certero y oportuno, para lo cual son indispensables estudios:

  • Coprocultivo. Se “siembran” pequeñas muestras de excremento (entre 1 y 2 g) en medios de cultivo especiales con la finalidad de establecer tipo y características de los microorganismos y saber a que medicamento son sensibles para su eliminación.
  • Prueba del aliento. Se administra vía oral una solución de urea (sustancia que sirve como alimento para la bacteria) marcada con carbono radiactivo. Después, el paciente sopla en una manguera conectada a un aparato llamado espectrómetro, el cual registra si hay liberación de CO2 (bióxido de carbono), hecho que demuestra que la mucosa gástrica está colonizada por el microbio.
  • Endoscopía. Por medio de una cámara de video introducida a través de la boca hacia el esófago, se visualiza directamente el estado del estómago y las posibles lesiones e, incluso, en algunas ocasiones se pueden bloquear hemorragias por cauterización o hacer toma de biopsias (muestras de tejido) para descartar la posibilidad de células cancerígenas en la región.

“Puede parecer curioso, pero investigaciones al respecto indican que las personas con el tipo de sangre O + (positivo) son más propensas a alojar al H. pylori ”, acota el gastroenterólogo.

Por otra parte, una vez detectada la presencia de la bacteria el tratamiento puede variar de un médico a otro. En otras palabras, no hay un consenso de cómo combatir al microorganismo, ya que el uso de antibióticos es amplio, de acuerdo a lo que indica el Dr. Reyes Pérez, quien reconoce otro problema que puede agravar la situación del enfermo: “en México es muy frecuente que el paciente suspenda el tratamiento en cuanto se siente bien, y no lo termina, de manera que lo que propicia es que el microbio permanezca y se haga más resistente a los medicamentos; nos corresponde a los médicos hacer conciencia al respecto en el enfermo”.

Es importante hacer mención de que H. pylori puede afectar por igual a hombres y mujeres de cualquier edad, pero es aún más drástico en menores de 10 años y quienes superan los 60. 

Ahora bien, cuando el tratamiento se ha llevado a término, el especialista puede solicitar al paciente examen de heces o aliento, después de 6 a 8 semanas de concluido, a fin de conocer la presencia de la bacteria. De persistir la infección se dará esquema distinto de tratamiento con diferentes fármacos, dosis y duración. No es raro que haya una reinfección si el afectado no ha modificado sus hábitos de higiene, al igual que los demás miembros de la familia, o si la comunidad mantiene las mismas condiciones de insalubridad.

¿Medidas preventivas?

No está de más hacer énfasis en las medidas higiénicas que deben llevarse a cabo si se vive en zonas rurales o de condición insalubre, como el hecho de cubrir con cal las heces si se defeca al aire libre, hervir el agua para beber y mantener las manos limpias antes de comer, al preparar alimentos y después de ir al baño.

Asimismo, deben seguirse medidas preventivas que evitarán mayores daños a los que pudiera causar H. pylori, como las siguientes:

  • No consumir agua ni alimentos de dudosa procedencia.
  • Aprender a controlar nerviosismo y estrés.
  • Reducir el consumo de café, bebidas gaseosas, alcohol y tabaco.
  • Evitar ayunos por periodos prolongados, ya que al no haber alimento en el estómago se incrementa la presencia de ácido clorhídrico (esencial en el proceso digestivo) que irritará la mucosa gástrica.
  • Desechar de la dieta diaria alimentos grasosos, irritantes y/o muy condimentados.
  • Comer tres veces al día, procurando hacerlo siempre a la misma hora.
  • Se recomienda incrementar la ingesta de frutas, verduras, cereales integrales (con cascarilla) y hortalizas, ya que mantienen en buenas condiciones al aparato digestivo.

En México se calcula que Helicobacter pylori está relacionado directamente con más de 4 mil 500 muertes anuales; la prevención está en nuestras manos.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Gastritis

Conoce tu microbiota intestinal


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore