¿Qué es Indigestión? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

11 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Indigestión

Miércoles 05 de abril del 2017, 05:49 pm, última actualización

Definición

Grupo de molestias gastrointestinales asociadas al consumo excesivo de alimentos ricos en grasas, picante y condimentos, escasez de ácido estomacal (encargado de procesar los alimentos ingeridos) y a masticación inadecuada durante las comidas. Entre dichos malestares se encuentran dispepsia, náuseas y vómitos, regurgitación, sensación de tener un bulto en la garganta (denominada "de globo") y mal aliento (halitosis). Por lo anterior, el estómago no logra realizar el proceso mediante el cual transforma a los comestibles en sustancias químicas para que sus nutrientes puedan ser aprovechados por el organismo (digestión).

Indigestión
Indigestión

Cuando se cursa episodio de indigestión es común que el afectado presente agruras, la cuales se manifiestan cuando los jugos digestivos del estómago ascienden al esófago y garganta, lo que ocasiona ardor y quemazón en estas estructuras.

  • Dispepsia. Dolor o malestar en la parte alta del abdomen o pecho que, regularmente, se describe como sensación de tener gases, de estar lleno o quemazón en estómago y garganta.
  • Náuseas y vómitos. La náusea es una molestia muy desagradable en garganta que en muchas ocasiones concluye con vómito, el cual es la expulsión violenta del contenido gástrico a través de la boca.
  • Regurgitación. Expulsión de alimentos desde el esófago o estómago hacia la boca sin sentir náuseas ni contracciones musculares violentas.
  • Sensación de Globo. Impresión de tener un bulto en la garganta (el cual no existe) de manera similar al sofoco que, en ocasiones, se desencadena por aprensión, ansiedad, enojo, felicidad o al comer de manera muy rápida.
  • Halitosis. Olor desagradable del aliento.

Causas

  • Consumo excesivo de alimentos ricos en grasas, picante y condimentos.
  • Comer gran cantidad de alimentos.
  • Intolerancia a la lactosa (incapacidad de digerir un azúcar contenido en los productos lácteos).
  • Ingesta frecuente de bebidas alcohólicas y con cafeína.
  • Escasez de ácido estomacal.
  • Fumar.
  • Ansiedad.
  • Estrés.
  • Administración de medicamentos que irritan la mucosa del estómago.
  • No masticar bien los alimentos, pues ello impide que una enzima contenida en la saliva (ptialina) actúe sobre ellos para convertirlos en pasta fácil de tragar.
  • Usar ropa ajustada que presiona la región abdominal.
  • La dispepsia es ocasionada por gastritis, úlceras y cáncer de estómago, afección que empeora al tener ansiedad debido a que esta alteración favorece la entrada de aire al aparato digestivo. Asimismo, se presenta al comer en exceso o demasiado rápido, por ingesta de alimentos irritantes o con alto contenido de grasas, administración de medicamentos agresivos, fumar y beber alcohol.
  • Las náuseas y el vaciado del contenido gástrico se manifiestan cuando se activa el centro del vómito (ubicado en el cerebro), lo cual se presenta cuando se consumen alimentos en mal estado o sustancias irritantes o tóxicas. También aparecen durante el embarazo (por el incremento de las hormonas) o cuando el organismo es sensible al movimiento de un barco, automóvil, tren o avión.
  • La regurgitación es generada por estrechamiento u obstrucción del esófago.
  • La sensación de globo puede ser consecuencia de sensibilidad o de actividad anormal del esófago, si se deglute con demasiada rapidez o por garganta reseca.
  • El mal aliento es causado por ciertas comidas o sustancias que se han ingerido o inhalado, por enfermedad dental o de encías, fermentación de residuos de alimento en la boca, por padecimientos en el hígado y diabetes mal controlada.

Síntomas

  • Dolor y ardor estomacal.
  • Inflamación abdominal.
  • Agruras.
  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Eructos.
  • Estreñimiento.
  • Dificultad para tragar.
  • Ruidos intestinales fuertes.
  • Falta de apetito.
  • Diarrea.
  • Flatulencia.
  • Cansancio debido a que los alimentos mal digeridos no son absorbidos por el torrente sanguíneo, por lo que los nutrientes no pueden ser transportados a las células para generar energía.
  • La dispepsia ocasiona dolor o malestar en la parte superior del abdomen o pecho y puede acompañarse de agruras, eructos, pérdida del apetito, náuseas y flatulencia.
  • Antes del comienzo de los vómitos suelen ocurrir arcadas (movimientos estomacales violentos) y considerable salivación.
  • La regurgitación se manifiesta mediante la expulsión de alimentos con sabor agrio o amargo acompañados de líquido o moco.
  • La sensación de globo incluye entre sus síntomas pérdida del apetito e impresión de tener un bulto en garganta.

Diagnóstico

  • Con base en los síntomas antes citados el médico realiza revisión física y recomienda estudios radiológicos de esófago, estómago o intestinos, así como análisis de sangre para descartar la presencia de alguna infección.
  • También se apoya con endoscopía, método que permite examinar el interior del aparato digestivo mediante la introducción oral de diminuta cámara que identifica cualquier tipo de daño.

Prevención

  • Moderar el consumo de alimentos con alto contenido de grasas, picante y condimentos.
  • Comer lentamente y masticar correctamente cada bocado, pues de esta manera la digestión se agiliza.
  • Evitar fumar, principalmente antes de las comidas.
  • No practicar ejercicio físico ni dormirse inmediatamente después de comer.
  • Ingerir menor cantidad de bebidas alcohólicas y gaseosas.
  • No usar ropa que presione al estómago.
  • Procurar, en la medida de lo posible, evitar situaciones que causen estrés, ansiedad y nerviosismo, pero cuando ésto es inevitable se puede recurrir a tranquilizantes naturales.
  • Mantener adecuada higiene bucal y disminuir el consumo de alimentos que produzcan mal aliento, como ajo o cebolla, lo cual puede apoyarse con enjuagues y antisépticos bucales.
  • Las náuseas ocasionadas por movimiento pueden evitarse si se administra previamente un antihemético, pero si son consecuencia del embarazo es posible prevenirlas al consumir alimentos secos, por ejemplo, galletas o cereal.
  • Es recomendable la administración de productos que mejoran el estado de la flora intestinal.

Tratamiento

  • Seguir dieta baja en grasas y evitar el consumo de picante y condimentos.
  • Puede recurrirse a medicamentos de libre venta que mejoran el proceso digestivo.
  • Algunos síntomas de indigestión pueden aliviarse con antiácidos.
  • Es conveniente mantenerse relajado, para lo cual puede recurrirse a tranquilizantes naturales, pero en caso de que la afección al sistema nervioso sea severa, será conveniente someterse a terapia psicológica o psiquiátrica.
  • Para refrescar el aliento deben cepillarse los dientes tres veces al día y usar enjuagues bucales.
  • Dejar de fumar, lo cual puede apoyarse con el uso de deshabituantes del tabaco.
  • Si la indigestión es severa será necesario seguir tratamiento intensivo que sólo el gastroenterólogo puede prescribir.

Consulta a tu médico.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Gastritis

Gastritis, más seria de lo que parece


Ver más...

Los niños que conviven con mascotas desde pequeños desarrollan un sistema inmune más fuerte, reduciendo el riesgo de padecer alergias y obesidad.




Comscore