Cuidado de las vías respiratorias en invierno

  • SyM - Alejandro Robles
Vías respiratorias, Enfermedades respiratorias

En la época invernal es común ver a infinidad de personas padecer los clásicos síntomas de enfermedades respiratorias: escurrimiento nasal, tos, dolor de garganta,  fiebre y malestar en general.

 “En invierno se presentan más casos de enfermedades en las vías respiratorias debido a los cambios bruscos de temperatura (particularmente si son extremos), los cuales disminuyen la inmunidad respiratoria, alterando la mucosidad de este conducto así como el movimiento ciliar (de los filamentos encargados de expulsar agentes extraños del tracto respiratorio), señala el Dr. René García Toral, especialista en Neumología y cirugía de Tórax. 

Los padecimientos respiratorios más frecuentes en época invernal son rinofaringitis (resfriado común), faringitis (inflamación de la faringe que causa molestias y dolor en la garganta) y bronquiolitis (enfermedad del tracto respiratorio que afecta los pulmones) y sus respectivas complicaciones, como otitis media o infección del oído, sinusitis (inflamación aguda o crónica de los senos nasales) e incluso neumonía, señala la neumóloga María Dolores Ochoa, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Protección

En cuanto a medidas para prevenir enfermedades respiratorias, los expertos recomiendan las siguientes:

  • Consumir frutas de temporada (naranja, guayaba, piña, lima, mandarina), pues su alto contenido en vitamina C y D ayuda a aumentar las defensas, mantener sano el sistema inmune y evitar que la mucosa del tracto respiratorio se inflame y dé paso a virus y bacterias. 
  • Beber suficiente agua (aproximadamente un litro y medio diario, según tus actividades). 
  • Recibir vacuna para influenza y neumococo, sobre todo menores de cinco y mayores de 65 años, así como quienes padecen las enfermedades antes mencionadas. 
  • Abrigarse al salir de casa para evitar los cambios bruscos de temperatura. De preferencia, cubrirse la garganta y la boca con una bufanda.
  • Estornudar sobre el antecodo, lavar periódicamente las manos con agua y jabón cada vez que se suene la nariz o utilizar gel antibacterial.
  • Evitar lugares muy concurridos.

Es común que la gente recurra a medicamentos de libre acceso para infecciones respiratorias; sin embargo, el Dr. García Toral recomienda acudir al médico ante la persistencia de síntomas durante más de tres días, como la falta de aire y fiebre. Además, exhorta “evitar sustancias volátiles, aceites o ungüentos que se aplican en el pecho porque pueden ocasionar neumonitis (inflamación de los pulmones) y no dar palmpercusión (palmadas), a menos de que exista mucha expectoración (tos).” 

descarga este artículo en PDF