Cómo tratar la gripe en bebés y niños pequeños - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Tips para evitar y tratar la gripe en bebés

Viernes 07 de abril del 2017, 12:02 pm, última actualización

Los bebés con gripe pueden presentar complicaciones fácilmente. Conoce cómo tratar la gripe en bebés y niños pequeños, y cuándo es necesario acudir al médico.

Cómo tratar la gripe en bebés y niños pequeños, Síntomas gripales en niños pequeños, Bebés con gripe
Tips para evitar y tratar la gripe en bebés

Gripe en bebés y niños pequeños

Durante los días fríos, la mayoría preferimos huir de lugares abiertos y permanecer en sitios cerrados, aunque este “abrigo” tiene sus desventajas, pues facilita la propagación de los virus de la gripe que viajan a través del aire y contagian a cualquier persona, sobre todo si las defensas de su cuerpo son débiles.

Además de personas de la tercera edad y mujeres embarazadas, uno de los grupos con mayor riesgo de enfermar y sufrir complicaciones por esta afección son los bebés, de ahí las numerosas preguntas sobre causas y tratamiento de gripe infantil que se escuchan a diario.

El problema reside en que los bebés tienen un sistema inmunológico menos maduro y más vulnerable a cualquier virus, pues sus defensas se encuentran aún en desarrollo, por lo que cualquier cuadro gripal puede agravarse si no se atiende adecuadamente.

¿Mi bebé tiene gripe o resfriado?

Desafortunadamente, para muchas mamás no es fácil saber si su hijo tiene gripe o está resfriado, cómo aliviar los malestares o, incluso, cuándo llevar al bebé al médico.

Si es tu caso, puedes guiarte tomando en cuenta los síntomas gripales en niños pequeños (menores de 2 años):

  • Falta de apetito: el bebé no se alimenta tan bien como de costumbre.
  • Aumento repentino de la temperatura corporal: la fiebre en bebés (38.3°C o más) es uno de los principales indicios de esta afección.
  • Goteo nasal y tos seca: si estos signos aparecen mucho antes que la fiebre, es probable que tu hijo experimente uno de sus primeros resfriados.
  • Cansancio y escalofríos.
  • El bebé se muestra demasiado irritable.

Igualmente, los bebés con gripe pueden presentar dolor de garganta y ganglios inflamados, así como dolor abdominal, diarrea y vómitos; esto explica un llanto difícil de calmar.

A diferencia de este cuadro, en caso de resfriado los signos generalmente son leves o distintos, por ejemplo, la tos en bebés resfriados es áspera, no seca, y es probable que no haya fiebre; además, suelen manifestarse en forma lenta y no alteran notablemente el ánimo del pequeño.

¡Necesito ayuda! ¿Cómo tratar la gripe en bebés y niños pequeños?

El mejor tratamiento para la gripe de un bebé (y de cualquier persona) es el descanso; procura mantenerlo limpio y fresco para que duerma tanto tiempo como sea posible. Pero eso no es todo, los médicos también aconsejan:

  • Ofrecerle abundantes líquidos, ya sea que tome leche materna o de fórmula, es importante que beba grandes cantidades. También puedes darle agua o jugos de frutas.
  • Si tiene fiebre, no lo cubras con mantas ni ropa adicional, por el contrario, abrígalo con prendas o cobijas ligeras para dormir; procura que su habitación sea fresca e, incluso, puedes darle un baño tibio o de esponja para ayudar a refrescarlo.
  • Seguramente el pediatra te sugerirá el uso de antipiréticos para bebés (paracetamol e ibuprofeno), en dosis que dependerán del peso de tu hijo. Nunca utilices ácido acetilsalicílico en un niño, a menos que el médico lo indique, pues podría provocarle el síndrome de Reye (enfermedad poco común que puede causar daño cerebral).
  • Los bebés con gripe toleran mejor los alimentos blandos, por ejemplo, cereales calientes, gelatinas o pastas elaboradas con harina blanca refinada. Con frecuencia tienen poco apetito, es mejor no obligarlos a comer porque aumentará el llanto y las molestias.
  • Para aliviar la congestión nasal, puedes usar gotas salinas (agua con sal) a fin de diluir la mucosidad, así como un aspirador nasal (pera de goma) para extraerla.
  • Humedece el aire: utiliza un humidificador o vaporizador de aire frío para refrescar su habitación. Otro tip: llévalo al baño, abre el agua caliente de la regadera, cierra la puerta y permanece sentada con tu bebé en brazos de 10 a 15 minutos en ese ambiente lleno de vapor.
  • Si el médico lo considera necesario, probablemente indicará el uso de medicamentos antivirales, los cuales funcionan mejor si se empiezan a administrar dentro de las 48 horas después del comienzo de los síntomas.

¿Cómo proteger a mi bebé de la gripe?

Las medidas preventivas incluyen aplicar la vacuna contra la gripe a bebés de 6 a 23 meses de edad. Para tu tranquilidad, la vacuna antigripal inyectable contiene virus muertos (inactivos), de manera que no es posible contraer la gripe a partir de este tipo de inmunización.

Si necesitas más ideas sobre cómo evitar la gripe en bebés, te sugerimos:

  • Evitar que el pequeño tenga contacto con personas que presenten síntomas gripales (no deben cuidarlo ni alimentarlo).
  • Extrema precauciones en la guardería. Las guarderías son un foco de contagio debido al contacto con otros niños; aquí un pequeño enfermo puede provocar varios casos de bebés con gripe en poco tiempo.
  • Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón (también puedes usar limpiadores de manos a base de alcohol), sobre todo después de toser o estornudar; sugiere esta medida a todos en casa.

¿Cuándo llevar al bebé al médico?

Por lo general, los síntomas gripales en niños pequeños mejoran en 3 a 5 días, sin embargo, hay ocasiones en que no sucede así. En cualquier caso, debes llamar al médico si observas alguno de los siguientes síntomas:

  • La fiebre ha durado más de 2 días. Fiebre en bebés que se prolonga más allá de 48 horas exige atención médica inmediata.
  • Su tos empeora, respira muy rápido (más de 60 inhalaciones por minuto) o con dificultad, o bien, con un sonido sibilante.
  • Llora al succionar el pecho o el biberón, o se jala la oreja y se la refriega.
  • Sus ojitos se pegan o están llorosos.
  • Excesiva irritabilidad o somnolencia poco usual, o cambios en sus hábitos alimenticios o de sueño.
  • El bebé se pone peor en lugar de mejorar después de 5 a 7 días, o los síntomas del resfriado duran más de 14 días.

Aunque estés familiarizada con las medidas para aliviar las molestias de esta afección por todos los episodios gripales que has vivido, recuerda que los síntomas de gripe en bebés son muy distintos a los que experimentan los adultos o incluso, sus hermanos mayores.

Así que antes de administrarle cualquier medicamento a tu hijo, consulta al médico.

SyM - Cecilia Jiménez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Gripe

Antigripales


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore