.
Centro de Gripe / Consejos Alimenticios

Antibióticos naturales, grandes aliados

Los progresos de la Medicina han llevado al ser humano a desarrollar sustancias que permiten preservar la salud, como los antibióticos que, bien prescritos, son muy útiles. Sin embargo, el abuso puede producir resistencia bacteriana, lo que nos recuerda que también existen alternativas naturales.

Desde que el ser humano apareció en la faz de la tierra fue susceptible al ataque de diferentes enemigos, de los cuales podríamos pensar que eran los animales gigantes que existían; no obstante, éstos no eran los más peligrosos, sino aquellos que causan enfermedades y que no pueden percibirse a simple vista. Es por ello que a través de los años se ha buscado la forma de destruirlos, labor que llevó a los científicos al descubrimiento de sustancias capaces de controlar y eliminar a los gérmenes, a las que se les denominó antibióticos (del griego anti "contra" y bios "vida").

Dichos medicamentos se elaboran a partir de seres vivos, como plantas, animales y hongos, o bien, composición química derivada de los mismos, y su clasificación incluye los siguientes grupos: penicilinas, cefalosporinas, aminoglucósidos, tetraciclinas, macrólidos y sulfamidas, entre otros. También se pueden dividir en los que son capaces de eliminar bacterias y los que bloquean su crecimiento y multiplicación.

En la actualidad se ha visto que algunos antibióticos ya no son tan efectivos, lo cual se debe a que ciertos microbios han evolucionado y se han hecho resistentes a la acción de los fármacos. Lo anterior responde al mal uso que se hecho de ellos, pues mucha gente suele autorrecetarse, ya sea por no invertir en consultas médicas, confiar ciegamente en el dependiente de farmacia o porque cree en sus conocimientos.

Pero hay que tener mucho cuidado al respecto, ya que no siempre se tiene información suficiente sobre las sustancias que contienen los antibióticos, su mecanismo de acción ni sus efectos secundarios. Además, quienes abusan de ellos tienden a sentir cansancio y son sensibles al ataque de otros gérmenes, por ejemplo, hongos, ya que dichos fármacos destruyen la flora que protege al organismo.

Es importante destacar que no por lo anterior a estos medicamentos se les debe poner la etiqueta de malos, sólo hay que tener presente que para que logren su cometido deben ser prescritos por el médico. Ahora bien, es importante tomar en cuenta que también contamos con alternativas naturales que nos pueden ayudar a prevenir y curar diversas enfermedades, una de ellas son los llamados antibióticos naturales, los cuales pueden encontrarse en gran variedad de frutas, hortalizas y plantas.

Totalmente natural

La Tierra produce a través de diversos procesos naturales en los que intervienen Sol, aire y lluvia infinidad de reinos vegetales que permiten el desarrollo de sustancias que proporcionan inmunidad frente a gérmenes causantes de infecciones. Podría afirmarse que este hallazgo indica que una nueva corriente de salud está llevándonos a redescubrir que otro suministrador de antibióticos son las frutas, plantas y hortalizas, comestibles que además permiten que se obtenga aporte de vitaminas y minerales. Debido a que estos productos son muy abundantes, a continuación le ofrecemos algunos ejemplos.

Para obtener los beneficios de los antibióticos provenientes de productos naturales sólo basta con seguir dieta balanceada, y ante cualquier sospecha de infección siempre hay que acudir al médico.